Crear

La Vanguardia - ES - - ED - Ilus­tra­ción

El mun­do edu­ca­ti­vo tie­ne que be­ber de otras fuen­tes pa­ra hi­dra­tar­se y re­no­var­se. Jo­sé An­to­nio Ma­ri­na sa­le a la pi­za­rra y ex­pli­ca por qué

En los años no­ven­ta, el ejér­ci­to ame­ri­cano acu­ñó la ex­pre­sión En­torno Vuca pa­ra de­sig­nar el mun­do pa­ra el que de­bían pre­pa­rar­se. Vuca es el acró­ni­mo de vo­la­ti­lity, un­cer­tainty, com­ple­xity, am­bi­guity. Las ca­rac­te­rís­ti­cas del fu­tu­ro. El mun­do cam­bia­rá con más ce­le­ri­dad, se­rá más im­pre­vi­si­ble, com­ple­jo y di­fí­cil de in­ter­pre­tar. El con­cep­to pa­só al ám­bi­to de la em­pre­sa, y es uti­li­za­do en las es­cue­las de ne­go­cios. No es el úni­co ca­so en que una idea del ejér­ci­to ame­ri­cano pa­sa al mun­do ci­vil. Ar­pa­net, pre­cur­so­ra de in­ter­net, fue crea­da por el de­par­ta­men­to de De­fen­sa de Es­ta­dos Uni­dos. Por ello, no me ex­tra­ñó leer en Har­vard Business Re­view que los ex­per­tos en ma­na­ge­ment de­bían apren­der tác­ti­cas mi­li­ta­res en con­di­cio­nes adap­ta­ti­vas ex­tre­mas.

Mi pre­ten­sión es tras­la­dar es­te con­cep­to al mun­do

EL MUN­DO EDU­CA­TI­VO TIE­NE QUE AFRON­TAR EL FU­TU­RO ADAP­TAN­DO PRO­CE­SOS DE OTROS ÁM­BI­TOS

de la edu­ca­ción, que es la preparación pa­ra el fu­tu­ro. Los edu­ca­do­res de­be­mos ser los que más se­pa­mos acer­ca del por­ve­nir. He­mos en­tra­do en la era del apren­di­za­je, y ne­ce­si­ta­mos ex­per­tos en edu­ca­ción de nue­vo cu­ño, es­pe­cia­lis­tas en de­tec­tar y ace­le­rar los pro­ce­sos emer­gen­tes, que son aque­llos que pro­du­cen un efec­to de or­den su­pe­rior a sus cau­sas y por eso imprevisibles. La vi­da emer­gió de la quí­mi­ca inorgánica. La con­cien­cia emer­gió de acon­te­ci­mien­tos neu­ro­na­les. La crea­ti­vi­dad emerge de la me­mo­ria. El ta­len­to emerge de la bio­lo­gía. Los fe­nó­me­nos so­cia­les emer­gen de las ac­ti­vi­da­des in­di­vi­dua­les. En to­das mis obras he in­ten­ta­do es­bo­zar una cien­cia de los pro­ce­sos emer­gen­tes de la in­te­li­gen­cia hu­ma­na, que la do­cen­cia de­be­ría po­ner en prác­ti­ca. La lla­ma­ré CPE. ¿Es po­si­ble esa su­per­cien­cia de la edu­ca­ción? Creo que sí, y eso es lo que quie­ro mos­trar en la re­vis­ta que di­ri­jo –Uni­ver­soup.es– a la que es­tán in­vi­ta­dos, por­que es gra­tui­ta. Pre­ten­de pro­pul­sar la apa­ri­ción de ex­per­tos en CPE, que se­rán los en­car­ga­dos de di­se­ñar la en­se­ñan­za pa­ra el en­torno Vuca. De­be­mos apren­der de lo que se es­tá co­cien­do en el mun­do real, por ejem­plo, en el eco­nó­mi­co. En una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da en la re­vis­ta For­bes, Keith Weed, di­rec­ti­vo de Uni­le­ver, ex­pli­ca­ba por qué su em­pre­sa ha­bía cam­bia­do su mo­de­lo de ne­go­cio: “Mi­ra­mos el mun­do a tra­vés de una len­te, que llamamos Vuca. Us­ted pue­de pen­sar: es un mun­do muy du­ro, o pue­de de­cir: es un mun­do que cam­bia rá­pi­da­men­te y po­de­mos ayu­dar a los con­su­mi­do­res a na­ve­gar por él. Dos mil qui­nien­tos mi­llo­nes de per­so­nas van a aña­dir­se a la po­bla­ción del pla­ne­ta des­de aho­ra has­ta el 2050, dos mil de ellos en paí­ses desa­rro­lla­dos. La re­vo­lu­ción di­gi­tal, el gi­ro en el gas­to de los con­su­mi­do­res, to­do in­di­ca a las com­pa­ñías que tie­nen que rein­ven­tar la ma­ne­ra de ha­cer ne­go­cios”. Las es­cue­las ten­drán que ha­cer lo mis­mo. Es­ta cien­cia de los pro­ce­sos emer­gen­tes no só­lo de­be es­tu­diar el cam­bio, sino tam­bién aque­llo que de­be per­ma­ne­cer en el en­torno Vuca. Se­ría desas­tro­so que el ser hu­mano desa­rro­lla­ra una fle­xi­bi­li­dad adap­ta­ti­va to­tal, una psi­co­lo­gía ame­boi­de, por­que hay ele­men­tos pro­du­ci­dos por la his­to­ria –co­mo los prin­ci­pios éti­cos- que no con­vie­nen que se con­vier­tan en vo­lá­ti­les, in­cier­tos y am­bi­guos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.