CÓ­MO AHO­RRAR

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

¿Se ha pre­gun­ta­do si son con­ve­nien­tes y cohe­ren­tes con las ap­ti­tu­des de sus hi­jos? En to­do ca­so, con­si­de­re que exis­te una am­plia ofer­ta de cursos y co­lo­nias pú­bli­cas or­ga­ni­za­das por los ayun­ta­mien­tos a pre­cios más con­ve­nien­tes.

En el ca­so de que fue­ra po­si­ble, ama­man­tar el be­bé su­po­ne un gran aho­rro en le­ches ar­ti­fi­cia­les. No ol­vi­dar que exis­ten mar­cas de bajo cos­te y pro­mo­cio­nes co­mer­cia­les pe­rió­di­cas. Co­ci­nar pa­pi­lla en ca­sa no só­lo es más sano, sino tam­bién más eco­nó­mi­co.

Tam­bién se pue­de com­par­tir la mis­ma ni­ñe­ra en­tre pa­dres, ve­ci­nos y ami­gos. O mon­tar un centro de cui­da­do in­fan­til en el ho­gar, que sa­le más ba­ra­to que una guar­de­ría tra­di­cio­nal. Con­tra­tar una chi­ca au pair pue­de ser una op­ción con­ve­nien­te. ac­ti­vi­da­des que son gra­tis: pa­seos en par­ques, ex­cur­sio­nes al ai­re li­bre, in­clu­so al­gún mu­seo. Al­gu­nos es­pec­tácu­los cuen­tan con pro­mo­cio­nes al es­ti­lo del día del es­pec­ta­dor.

Mu­chas co­sas se pue­den re­uti­li­zar. El ma­te­rial del año an­te­rior tal vez es­té en bue­nas con­di­cio­nes: la mochila, el es­tu­che... Hay tam­bién mer­ca­dos de se­gun­da mano pa­ra li­bros y otros accesorios. Los ni­ños cam­bian de ta­lla a lo lar­go del curso: igual con­vie­ne es­pe­rar más allá de sep­tiem­bre pa­ra re­po­ner co­sas.

los ni­ños pe­que­ños, es más fá­cil: se re­ci­cla y se com­par­te en­tre her­ma­nos o se va de mer­ca­di­llos. Pe­ro in­clu­so pa­ra ado­les­cen­tes exis­te una am­plia ofer­ta de mar­cas blan­cas pa­ra cier­tos accesorios: co­mo po­los, ro­pa ín­ti­ma, et­cé­te­ra. Se pue­de guar­dar la de di­se­ño pa­ra oca­sio­nes es­pe­cia­les.

no ne­ce­si­ta ce­lu­lar has­ta que no cum­pla cier­ta edad. Ade­lan­tar la com­pra le lle­va­rá a asu­mir há­bi­tos de gas­tos. Pue­de ser útil li­mi­tar la po­si­bi­li­dad de co­nec­tar­se con nú­me­ros de al­to cos­te (ser­vi­cios aña­di­dos). Com­pa­re ta­ri­fas.

Ju­gar es gra­tis. Los ni­ños pue­den im­pro­vi­sar sus pro­pias for­mas de en­tre­te­ni­mien­tos. Di­cho eso, hay webs que ofre­cen ju­gue­tes de se­gun­da mano. Mu­chos se pue­den com­par­tir en­tre her­ma­nos, ami­gos o ve­ci­nos. Los de estreno, vin­cu­la­dos a una se­rie o un anun­cio pu­bli­ci­ta­rio, sa­len más ca­ros. Los ju­gue­tes tam­bién se pue­den fa­bri­car con bri­co­la­je ca­se­ro.

fal­ta que ca­da miem­bro de la fa­mi­lia ten­ga un equi­po pro­pio. Lo mis­mo se pue­de de­cir del apa­ra­to de te­le­vi­sión.

Exis­ten mo­chi­las por­ta­be­bés y cu­nas de via­je ple­ga­bles. No son lo mis­mo que un ca­rri­to con rue­das o una cu­na de ma­de­ra, pe­ro tam­bién va­len mu­cho me­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.