ASUN­TOS EX­TE­RIO­RES

La Vanguardia - ES - - SI FUEDES - Tex­to Begoña Cor­zo

Las nue­vas ten­den­cias pa­ra la te­rra­za y el jar­dín se apun­tan a los co­lo­res vi­bran­tes y al uso de ma­te­ria­les na­tu­ra­les co­mo la ma­de­ra o la cuer­da, pe­ro con tra­ta­mien­tos tec­no­ló­gi­cos

En la sen­da de las ten­den­cias de verano de las pa­sa­re­las de mo­da, los co­lo­res vi­bran­tes tam­bién sa­len al jar­dín. No se tra­ta de re­de­co­rar de arri­ba aba­jo el ex­te­rior de la vi­vien­da, sino que so­bre una ba­se neu­tra –co­mo los blan­cos, tos­ta­dos o gri­ses, ga­mas que siem­pre pa­sa­rán la prue­ba de la ca­du­ci­dad de las ten­den­cias– se pue­de ju­gar con me­si­tas au­xi­lia­res, som­bri­llas y ele­men­tos de­co­ra­ti­vos de co­lo­res vi­bran­tes. Aten­ción es­te año a las pa­ja­re­ras, que es­tán de mo­da en su ver­sión re­tro con los más di­ver­sos aca­ba­dos. Una de las ma­ne­ras más eco­nó­mi­cas y vis­to­sas de se­guir la mo­da en el ex­te­rior es cam­biar los co­ji­nes se­gún las ten­den­cias. Tan­to si se op­ta por una trans­for­ma­ción ra­di­cal o por aña­dir nue­vas pie­zas, lo im­por­tan­te es que la te­rra­za o el jar­dín se trans­for­men en un lu­gar con­for­ta­ble, con una es­té­ti­ca equi­li­bra­da y un pun­to in­for­mal que no re­sul­ten es­tri­den­tes y que ayu­den a re­la­jar­se, que es, al fin y al ca­bo, lo que se bus­ca cuan­do el buen tiem­po in­vi­ta a ha­cer vi­da en el ex­te­rior. Lo me­jor es no re­car­gar, ele­gir los mue­bles jus­tos y lue­go, si ha­ce fal­ta, ir aña­dien­do. Sea cual sea el ta­ma­ño de la te­rra­za o el jar­dín, hay que te­ner pre­vis­to un rin­cón de som­bra, pa­ra pro­te­ger­se del sol. A par­tir de 2x2 m, ya hay es­pa­cio pa­ra un tol­do o un pa­ra­sol orien­ta­ble, y si se tie­ne mu­chos me­tros, una op­ción son las pér­go­las o los pa­be­llo­nes, que, ade­más ayu­dan a de­li­mi­tar am­bien­tes. Hoy en día las ten­den­cias en cuan­to a mo­bi­lia­rio son glo­ba­les, con in­fluen­cias de to­do el mun­do; sin em­bar­go, se pue­den se­ña­lar dos lí­neas ge­ne­ra­les que le­jos de co­rrer pa­ra­le­las mu­chas ve­ces se cru­zan y com­bi­nan. Una es la de re­pro­du­cir en el jar­dín o la te­rra­za el am­bien­te do­més­ti­co que se res­pi­ra puer­tas aden­tro. Así, en los úl­ti­mos años, la ten­den­cia es di­se­ñar pie­zas cá­li­das y có­mo­das que en po­co o na­da se di­fe­ren­cian de los mue­bles de in­te­rior, só­lo que es­tán he­chas con ma­te­ria­les que so­por­tan bien las in­cle­men­cias del tiem­po y pue­den la­var­se. Exis­ten pie­les que re­sis­ten el sol y la hu­me­dad, fi­bras na­tu­ra­les tra­ta­das pa­ra que no se de­gra­den, lo­nas náu­ti­cas y te­ji­dos de mez­clas sin­té­ti­cas con neopreno o te­flón que no des­en­to­na­rían en el sa­lón o el co­me­dor in­te­rior. Los nue­vos di­se­ños con­tem­po­rá­neos de mo­bi­lia­rio son li­ge­ros y lim­pios, na­da re­car­ga­dos, y hay un re­torno ha­cia los ma­te­ria­les na­tu­ra­les, co­mo la pie­dra, la ma­de­ra o la cuer­da.

DI­SE­ÑOS LI­GE­ROS, LIM­PIOS Y CON LA MI­RA­DA EN LO NA­TU­RAL

Otra lí­nea es la de di­fe­ren­ciar cla­ra­men­te el jar­dín del res­to de la ca­sa y crear un es­pa­cio que ofrez­ca una ilu­sión de vacaciones en la na­tu­ra­le­za. La te­ca, las fi­bras tren­za­das y de­ter­mi­na­dos co­lo­res o com­ple­men­tos que re­mi­tan a otros rin­co­nes del mun­do son re­cur­sos pa­ra con­se­guir­lo. Y aun­que los mue­bles va­yan a es­tar a la in­tem­pe­rie, no hay que es­ca­ti­mar con que sean bo­ni­tos y de bue­na ca­li­dad pa­ra que re­sis­tan las ho­ras de sol y la hu­me­dad y no te­ner que re­em­pla­zar­los ca­da dos o tres años. De acuer­do con el ob­ser­va­to­rio de ten­den­cias de jar­dín Gar­den trends re­port, el con­su­mi­dor em­pie­za a in­ver­tir más en pro­duc­tos res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te con una hue­lla de car­bono me­nor en su fa­bri­ca­ción y re­ci­cla­je. “No­so­tros es­ta­mos de­tec­tan­do una búsqueda por la ca­li­dad y la in­no­va­ción, e in­clu­so mu­chos com­pra­do­res pre­gun­tan dón­de se es­tá ma­nu­fac­tu­ran­do –ex­pli­can en la fir­ma Ket­tal–. Se em­pie­za a bus­car el pro­duc­to he­cho en Eu­ro­pa, ima­gi­na­mos que han ha­bi­do ma­las ex­pe­rien­cias y la cri­sis ha he­cho que la gen­te cam­bie”. Es­ta fir­ma es­pa­ño­la ha de­ja­do de pro­du­cir en Chi­na y ac­tual­men­te, to­dos los pro­duc­tos de su ca­tá­lo­go se di­se­ñan y se fa­bri­can en la

plan­ta que la mar­ca tie­ne en Bell­vei (Baix Pe­ne­dès), un pe­que­ño pue­blo cos­te­ro a 45 km de Bar­ce­lo­na, de mo­do que la pro­xi­mi­dad per­mi­te personalizar ca­da pro­duc­to se­gún las ne­ce­si­da­des del clien­te. Lo ideal en es­te sec­tor es en­con­trar mue­bles que ne­ce­si­ten el mí­ni­mo man­te­ni­mien­to, por eso se innova no só­lo en el di­se­ño sino tam­bién en nue­vos ma­te­ria­les pa­ra el ex­te­rior y nue­vos tra­ta­mien­tos de ma­te­ria­les clá­si­cos. La tec­no­lo­gía per­mi­te ha­cer mue­bles más li­ge­ros, más fuer­tes y más du­ra­de­ros. La fir­ma De­don, por ejem­plo, pro­pie­dad del ex­fut­bo­lis­ta del Genk, el Mu­nich 1860 y el Ba­yern Bobby Dekeyser, que des­de los no­ven­ta ela­bo­ra mue­bles de ex­te­rior con una fi­bra acrí­li­ca pro­pia que re­sis­te to­dos los cambios de tem­pe­ra­tu­ra y los agen­tes at­mos­fé­ri­cos, ha em­pe­za­do a uti­li­zar una nue­va fi­bra crea­da con en­va­ses ali­men­ta­rios re­ci­cla­dos y po­li­eti­leno re­ci­cla­ble. La pri­me­ra mues­tra es su co­lo­ris­ta co­lec­ción Da­la. Por su par­te, Gan­dia Blas­co ha desa­rro­lla­do No­wood, un ma­te­rial re­ci­cla­ble fa­bri­ca­do a par­tir de una mez­cla de fi­bras na­tu­ra­les y plás­ti­co que con­ju­ga las me­jo­res pro­pie­da­des de am­bos ma­te­ria­les y tie­ne la textura cá­li­da de la ma­de­ra.

1 Hi­lo de cuer­da

Asien­tos Ca­mar­gue, con es­truc­tu­ra de hie­rro gal­va­ni­za­do y cuer­da. Uno­più

1

Con cin­chas elás­ti­cas de po­li­pro­pi­leno y go­ma sin­té­ti­ca. Fran­ces­co Si­llit­ti pa­ra Gan­dia Blas­co

3 Do­ze­quin­ze

4 Bis­trò y Mo­gam­bo Som­bri­llas ple­ga­bles en ver­sión pla­na o con cú­pu­la. Pao­la Len­ti

4

2 Aram Ace­ro

inoxi­da­ble ter­mo­la­ca­do te­ji­do a mano so­bre metal. De Nen­do pa­ra Gan­dia Blas­co

3 LZ 100 Ta­pi­za­do

en acrí­li­co o te­la Stams­kin, re­sis­ten­te a los ra­yos UV. Ro­yal Bo­ta­nia

4 Khai­ma

Sofá de tres pla­zas con o sin cu­bier­ta. De Pa­trick Nor­guet. Dria­de

5 XQI 195

Tum­bo­na de ma­de­ra de te­ca y te­ji­do Baty­li­ne de PVC en va­rios co­lo­res. Ro­yal Bo­ta­nia

6 Da­la Lo­ve­seat

Co­jín de te­la Baty­li­ne y fi­bra acrí­li­ca tren­za­da eco­ló­gi­ca. De Step­hen Burks. De­don

6

1 Alu­mi­ni­um

Pa­be­llón con si­llas y me­sa de Pa­tri­cia Ur­quio­la y puf de Emiliana De­sign Stu­dio. Ket­tal

2 Me­nor­ca

Tum­bo­nas de alu­mi­nio api­la­bles. 79x200x47 cm. Green De­sign

8 Prêt-à-Por­ter

Lám­pa­ra de me­sa de po­li­eti­leno. Fun­cio­na con bom­bi­lla de bajo con­su­mo o leds. Sli­de

EN CA­SA

9 Mesh

Me­sa de Pa­tri­cia Ur­quio­la. Ma­lla de alu­mi­nio y ac­co­ya (ma­de­ra eu­ro­pea tra­ta­da pa­ra ex­te­rior). Ket­tal

10 Air­flo­wer

Si­llón in­fla­ble de PVC. En trans­pa­ren­te o na­ran­ja. De Fa­bri­ce Be­rrux. Ro­che Bo­bois

11 Tar­ta

Asien­to y me­si­ta de po­liu­re­tano rí­gi­do con pa­tas de ma­de­ra ma­ci­za. De Ro­ber­to Pao­li. Sli­de

7 Dar­ter Jau­la de­co­ra­ti­va de metal. 5,9x11,6 cm. Ha­bi­tat

11

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.