LOS CA­RA­CO­LES

DE VICKY PE­ÑA

La Vanguardia - ES - - SI FUEDES - Tex­to Cris­ti­na Sáez Fo­tos Da­vid Airob

Co­lec­cio­na pre­mios y per­so­na­jes. Es Blan­che Du­Bois, es la es­po­sa en ‘Fo­llies’, la pro­ta­go­nis­ta de ‘Ho­me­body/Ka­bul’ o de ‘La rei­na de la be­lle­za de Lee­na­ne’. Cues­ta es­co­ger No hay afi­cio­na­do al tea­tro que no la co­noz­ca. Y sin em­bar­go, Vicky Pe­ña (Bar­ce­lo­na, 1954) se mue­ve, pa­sea sin des­per­tar re­vue­lo. Con su boi­na de lana y su mochila de lu­na­res a la es­pal­da lle­ga ale­gre y dis­cre­ta al Lliu­re de Grà­cia, don­de ha­ce na­da ha can­ta­do a Kurt Weill. Pe­ña cre­ció en­tre bam­ba­li­nas, vien­do a sus pa­dres, los ac­to­res Fe­lip Pe­ña y Mon­tse­rrat Ca­ru­lla, so­bre el es­ce­na­rio. Y sin em­bar­go, a ella ni se le pa­só por la ca­be­za de ni­ña po­der­se de­di­car a aque­llo. Así que es­tu­dió En­fer­me­ría, aun­que la aven­tu­ra du­ró un sus­pi­ro, lo que tar­dó en dar­se cuen­ta de que a ella lo que de ver­dad le gus­ta­ba era el tea­tro. En­ton­ces ape­nas te­nía 21 años, y des­de aquel mo­men­to no ha de­ja­do de ha­cer ci­ne, te­le­vi­sión, do­bla­je. Y so­bre to­do, tea­tro, que es don­de ha con­se­gui­do to­dos los pre­mios y re­co­no­ci­mien­tos po­si­bles, des­de va­rios ga­lar­do­nes Max al pre­mio Na­cio­nal de Tea­tro o el re­cien­te pre­mio Ce­res. “Siem­pre in­ten­to apor­tar el má­xi­mo de mi sin­ce­ri­dad a los per­so­na­jes, por un la­do y por otro, in­ten­to ver qué tie­nen ellos a lo que yo me pue­da afe­rrar. Re­co­rro un do­ble ca­mino e in­ten­to en­con­trar­me en el me­dio. Y al fi­nal, el per­so­na­je aca­ba sien­do lo que soy yo”, ex­pli­ca. Es así co­mo Pe­ña se zam­bu­lle en re­per­to­rios com­pli­ca­dos, a ve­ces os­cu­ros, co­mo el de la mu­jer pro­ta­go­nis­ta de Ho­me­body/ Ka­bul, di­ri­gi­da por Ma­rio Gas. “Es una de esas obras de tea­tro en que sien­to que ex­pli­cas real­men­te al­go al pú­bli­co, no so­bre mí, sino so­bre el tiem­po en que nos ha to­ca­do vi­vir, so­bre có­mo pa­sa la vi­da, qué ha­ce­mos, qué no ha­ce­mos. Me sien­to muy im­pli­ca­da en es­ta pie­za, que tie­ne un tex­to mag­ní­fi­co y creo que des­con­cer­tan­te pa­ra el pú­bli­co, aun­que con­mo­ve­dor”. La ac­triz ha re­cu­pe­ra­do la pri­me­ra par­te de es­ta obra, un mo­nó­lo­go. El tex­to lo ha tra­du­ci­do ella del ori­gi­nal, al­go que ya hi­zo con La rei­na de la be­lle­za de Lee­na­ne, tam­bién di­ri­gi­da por Gas. “A ve­ces es­tás en­sa­yan­do un tex­to y hay una fra­se que no te en­tra o te cues­ta mu­cho de­cir­la. Yo soy de las que en­ton­ces va al ori­gi­nal a bus­car qué di­ce, y en­ton­ces pro­pon­go adap­ta­cio­nes por­que el per­so­na­je, al fi­nal, lo tie­nes que de­fen­der tú. Cuan­to me­jor te va­ya el ves­ti­do a me­di­da y me­jor te en­cuen­tres con él, me­jor po­drás in­ter­pre­tar tu pa­pel”, con­si­de­ra, y aña­de: “Pe­ro sí, lo re­co­noz­co, soy quis­qui­llo­sa con la len­gua”. A la ac­triz le fas­ci­nan las for­mas del ca­ra­col. “Cir­cu­lan, flu­yen, y a pe­sar de dar vuel­tas nun­ca pa­san por el mis­mo lu­gar. No son siem­pre igua­les, al­go que me re­sul­ta­ría as­fi­xian­te, sino que se mue­ven, en un sen­ti­do u otro, se abren o se cie­rran en fun­ción de la di­rec­ción de la espiral”, ex­pli­ca Pe­ña. Y en for­ma de ca­ra­col la ac­triz tie­ne des­de ani­llos has­ta pen­dien­tes, e in­clu­so un aga­rra­dor de mo­ños. “Me pa­re­cen una bue­na me­tá­fo­ra de la vi­da”.

ES­PI­RA­LES Pa­ra la ac­triz, las es­pi­ra­les son fi­gu­ras, eter­nas, gi­ra­to­rias, círcu­los que nun­ca se cie­rran, que son di­ná­mi­cos y que a ve­ces re­la­cio­na con al­gu­nos as­pec­tos de su vi­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.