PRO­YEC­TO REPU­TADO

La Vanguardia - ES - - CREAR - Tex­to Es­ta­nis Bañuelos

Juan Car­ta­ge­na, fun­da­dor de Traity e ingeniero de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, es­tá a pun­to de cam­biar Ma­drid por Nue­va York y San Fran­cis­co e ins­ta­lar­se en el país pio­ne­ro en start- ups. “Nues­tro centro de clien­tes es­tá en Es­ta­dos Uni­dos, por lo que re­quie­ren nues­tra pre­sen­cia allí. Nue­va York o San Fran­cis­co son ciu­da­des con mul­ti­tud de acon­te­ci­mien­tos que per­mi­ten co­no­cer a mu­cha gen­te”, cuen­ta. Des­pués de ter­mi­nar los dos úl­ti­mos años de ca­rre­ra en Ale­ma­nia y tra­ba­jar du­ran­te cin­co años co­mo je­fe es­tra­té­gi­co en una em­pre­sa de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes en Es­co- cia, de­ci­dió ha­cer un más­ter de Ad­mi­nis­tra­ción de Ne­go­cios en la Uni­ver­si­dad de Chica­go. Fue allí don­de na­ció su pro­yec­to Traity, el fu­tu­ro es­tán­dar de repu­tación on li­ne. “La idea sur­gió al co­no­cer a mi no­via por in­ter­net. Ella me bus­có en las re­des so­cia­les pe­ro aún así no sa­bía si fiar­se de mí. Yo no te­nía for­ma de de­mos­trar­le que era buen cha­val, así que me pre­gun­té el mo­ti­vo por el cual no po­de­mos con­fiar en la gen­te en el mun­do vir­tual. Traity in­ten­ta re­du­cir la fric­ción de in­ter­ac­tuar en­tre ex­tra­ños”, ex­pli­ca Car­ta­ge­na. Traity es un per­fil que en­glo­ba to­das las se­ña­les que en­vía el pro­pio ciu­da­dano di­gi­tal. Una vez el usua­rio se re­gis­tra, la he­rra­mien­ta pro­por­cio­na tres ver­tien­tes: la so­cio­me­tría, la cual reúne los da­tos de las re­des so­cia­les de for­ma au­to­má­ti­ca; un test de per­so­na­li­dad que com­ple­ta uno mis­mo y las per­so­nas de su al­re­de­dor; y las transac­cio­nes que ha he­cho el usua­rio en in­ter­net, lo que per­mi­te acu­mu­lar las es­tre­llas que ha­ya ob­te­ni­do en Ebay o en Airbnb. “Traity te di­ce qué ti­po de per­so­na eres de un sim­ple vistazo y ayu­da me­dian­te la in­for­ma­ción con­tex­tua­li­za­da a sa­ber que no eres un spam. La per­so­na­li­dad no es ni bue­na ni ma­la, sim­ple­men­te idó­nea pa­ra un ti­po de tra­ba­jo”, co­men­ta. Des­pués de con­se­guir seis pre­mios que ava­lan su pro­pues­ta, el ob­je­ti­vo de Car­ta­ge­na es cla­ro: “De mo­men­to es­ta­mos ge­ne­ran­do mu­cho va­lor in­trín­se­co, pe­ro el día que ga­ne­mos la par­ti­da se­rá cuan­do la gen­te di­ga que ha he­cho una transac­ción por­que ha con­fia­do en una per­so­na por su per­fil de Traity”. En cuan­to a él, se de­fi­ne co­mo lo ha­ce su mis­mo pro­yec­to: em­ba­ja­dor. “He con­se­gui­do que crean en mi idea 4 mi­llo­nes y me­dio de usua­rios, un equi­po fan­tás­ti­co e in­ver­so­res. Ese es mi tra­ba­jo, jun­tar gen­te y ha­cer­la fun­cio­nar”, con­clu­ye or­gu­llo­so.

Juan Car­ta­ge­na 31 años Ingeniero de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y ad­mi­nis­tra­dor de ne­go­cios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.