Bueno pa­ra uno mis­mo y los de­más

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA - Álex Ro­drí­guez Di­rec­tor Es-

Siem­pre ha ha­bi­do de to­do. Por ello se re­pi­te has­ta la sa­cie­dad que so­bre gus­tos no hay na­da es­cri­to. Y los he­chos lo re­fren

dan. Vic­tor Hu­go de­cía que el in­fierno es­tá en la pa­la­bra so­le­dad. Al­go que pro­ba­ble­men­te no com­par­tía el es­cri­tor, poe­ta y fi­ló­so­fo es­ta­dou­ni­den­se Henry D. Tho­reau, quien nun­ca ha­lló un “com­pa­ñe­ro más so­cia­ble que la so­le­dad”. Stend­hal, el es­cri­tor fran­cés, qui­zá apun­tó una des­crip­ción de sín­te­sis en­tre la de Vic­tor Hu­go y Tho­reau al afir­mar: “Pa­ra go­zar ín­ti­ma­men­te y pa­ra amar se ne­ce­si­ta so­le­dad, mas pa­ra sa­lir ai­ro­so se pre­ci­sa vi­vir en el mun­do”. No sé qué pen­sa­rá so­bre es­tas má­xi­mas Ri­car­do, a quien le gus­ta es­tar so­lo, pe­ro no le re­sul­ta fá­cil. El por­qué, lo ex­pli­ca Mayte Rius en el reportaje cen­tral de es­te nú­me­ro de ES. Un ser­vi­dor, que no es na­die, y me­nos pa­ra pon­ti­fi­car en­tre tan­tos sa­bios, con­si­de­ra que uno nun­ca es­ta so­lo, aun­que es­té en so­le­dad. Es­tá con uno mis­mo, su me­jor ami­go, con el que más ha­bla y com­par­te. Y es­to, en las do­sis co­rrec­tas, es bueno pa­ra uno mis­mo y los de­más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.