VI­SI­TAS

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

His­to­ria en pie­dra El pa­la­cio del Gran Maes­tre de Ro­das cons­ti­tu­ye una de las vi­si­tas inevi­ta­bles de la is­la. Con­ce­bi­do en el si­glo XIV, to­da­vía ex­hi­be to­do el po­de­río de su ar­qui­tec­tu­ra mi­li­tar. El lu­jo de már­mo­les que hay en su in­te­rior es un aña­di­do bas­tan­te re­cien­te. Allí se pue­den ad­mi­rar dos ex­po­si­cio­nes per­ma­nen­tes: la del pa­tio cen­tral, que mues­tra los ha­llaz­gos ar­queo­ló­gi­cos de la an­ti­güe­dad, y la que hay en la plan­ta no­ble, que re­pa­sa su his­to­ria des­de el si­glo IV has­ta la con­quis­ta tur­ca. Muy cer­ca es­tá el hos­pi­tal de los Ca­ba­lle­ros, que al­ber­ga el Mu­seo Ar­queo­ló­gi­co con su fa­mo­sa Afro­di­ta de Ro­das y las estelas de la ne­cró­po­lis de Ka­mi­ros. Ex­pe­ri­men­tos Du­ran­te la eta­pa mus­so­li­nia­na de la do­mi­na­ción ita­lia­na de Ro­das, se lle­vó a ca­bo la res­tau­ra­ción del pa­la­cio del Gran Maes­tre se­gún el gus­to del Du­ce y tam­bién al­gu­nas obras gran­di­lo­cuen­tes de la capital, si bien la ac­ción más espectacular fue la que se aco­me­tió en la ve­ci­na is­la de Le­ros. Si­tua­da al nor­te de Ro­das, en su cos­ta oes­te se cons­tru­yó la ciu­dad mo­de­lo de Por­to La­go, con­ce­bi­da to­da ella en es­ti­lo art dé­co. La uto­pía no lle­gó a atraer a los co­lo­nos co­mo se ha­bía pre­vis­to. Nu­bes de ma­ri­po­sas Uno de los as­pec­tos más ines­pe­ra­dos y es­pec­ta­cu­la­res de la is­la de Ro­das se en­cuen­tra en su in­te­rior, en el va­lle de Pe­ta­lou­des, to­ma­do por mi­les de ma­ri­po­sas en­tre ju­nio y sep­tiem­bre. Las ma­ri­po­sas aman es­te lu­gar por­qué en él abun­da el sto­rax o li­qui­dám­bar, un ár­bol que se em­plea en la fa­bri­ca­ción de in­cien­so. Des­pren­de un in­ten­so olor a vai­ni­lla, que apa­sio­na a las ar­tias ati­gra­das de Jer­sey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.