TRA­BA­JAR CO­MO EN CA­SA

La Vanguardia - ES - - NOVAMAS - TEX­TO ÁL­VA­RO PALOMO

El es­pa­cio de tra­ba­jo re­per­cu­te en los re­sul­ta­dos la­bo­ra­les y en el es­ta­do aními­co de las per­so­nas. Una ofi­ci­na inade­cua­da ac­ti­va la im­pro­duc­ti­vi­dad; en cam­bio, una más con­for­ta­ble re­du­ce las po­si­bi­li­da­des de es­trés. El en­torno no só­lo afec­ta en los des­pa­chos, sino tam­bién en los ho­ga­res. Por eso es im­por­tan­te cui­dar to­dos los de­ta­lles, ta­les co­mo el que ofre­ce Buc­ketlight, una lám­pa­ra de te­cho de alu­mi­nio fun­di­do con dos con­ca­vi­da­des a mo­do de se­mi­lle­ros des­de las que cre­cen sen­das plan­tas. El ma­te­rial es re­sis­ten­te al agua y un ca­ble eléc­tri­co re­for­za­do dis­tri­bu­ye la co­rrien­te. “Es­ta­ba di­se­ña­da pa­ra es­pa­cios de ofi­ci­nas, pe­ro la ven­de­mos más a ca­sas par­ti­cu­la­res”, ex­pli­ca su crea­dor, el ho­lan­dés Ro­de­rick Vos. “Y las ofi­ci­nas que la uti­li­zan se pa­re­cen más a es­pa­cios pri­va­dos”, aña­de. La ve­ge­ta­ción de Buc­ketlight con­vier­te es­pa­cios ári­dos en at­mós­fe­ras do­més­ti­cas pa­ra in­ci­dir be­ne­fi­cio­sa­men­te en el tra­ba­ja­dor. Tan­to es así que mu­chos la pre­fie­ren pa­ra en­ga­la­nar sus ca­sas e ilu­mi­nar­las con la luz de los leds. Un mis­mo ob­je­ti­vo en dos ám­bi­tos di­fe­ren­tes, que la es­tan­cia ayu­de a vi­vir me­jor. Los ma­ce­te­ros pue­den in­cor­po­rar to­mas de en­chu­fe que se co­nec­tan a apa­ra­tos elec­tró­ni­cos man­te­nien­do el or­den del lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.