La Be­lla, la Bes­tia y Qua­si­mo­do

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - Álex Ro­drí­guez Di­rec­tor Es-

La Be­lla y la Bes­tia es un cuen­to de ha­das que se­gu­ra­men­te han leí­do to­dos los ni­ños del mun­do. Por ello aho­rra­re­mos a los lec­to­res la tra­ma pa­ra ir al desen­la­ce. La Bes­tia ago­ni­za de tris­te­za al sen­tir­se trai­cio­na­do por la Be­lla, que no re­gre­sa al cas­ti­llo don­de la te­nía en­ce­rra­da en la fe­cha pro­me­ti­da. El mons­truo ex­ha­la sus úl­ti­mos alien­tos cuan­do re­gre­sa la mu­cha­cha, que se arro­di­lla y, en­tre lá­gri­mas, le su­pli­ca que no muera, ya que le ama y quie­re ser su es­po­sa. Al es­cu­char es­tas pa­la­bras, el mons­truo, que ha­bía si­do em­bru­ja­do, re­cu­pe­ra su apues­ta fi­gu­ra de prín­ci­pe. Y cla­ro, aca­ban ca­sán­do­se. La his­to­ria de Qua­si­mo­do, per­so­na­je prin­ci­pal de la no­ve­la de Vic­tor Hu­go Nues­tra Se­ño­ra de Pa­rís e in­mor­ta­li­za­do por Dis­ney co­mo El jo­ro­ba­do de Nô­tre Da­me, tie­ne el ros­tro tan de­for­ma­do que só­lo pue­de uti­li­zar un ojo. Vi­ve en la to­rre de la ca­te­dral, des­de don­de ve có­mo asesinan a su ama­da Esmeralda y de­ci­de mo­rir jun­to a ella al no po­der sal­var­la. Vie­ne to­do es­to a cuen­to por­que ES des­ta­ca hoy la be­lle­za de la feal­dad de la mano de Luis Mui­ño. Si no se per­die­ron y les gus­ta­ron las historias de La Be­lla y la Bes­tia y de Qua­si­mo­do, lean Las ven­ta­jas de ser feo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.