La nu­tri­ción

La Vanguardia - ES - - DG -

La nu­tri­ción de las plan­tas es im­por­tan­tí­si­ma. Si no es la ade­cua­da, tie­nen ca­ren­cias y se ex­po­nen a en­fer­me­da­des… co­mo los hu­ma­nos. Y tam­bién co­mo en el ca­so de las per­so­nas la so­lu­ción pa­sa por el su­mi­nis­tro de nu­trien­tes extra. “Hay di­fe­ren­tes ti­pos de adobe men­sua­les, se­ma­na­les, ca­da seis me­ses…”, re­cuer­da An­to­ni Prat, de la flo­ris­te­ría Prat de la pla­za de la Bo­na­no­va de Bar­ce­lo­na, don­de es el ex­po­nen­te de la cuar­ta ge­ne­ra­ción. Tam­bién en May­flo­wer con­si­de­ran ne­ce­sa­rio te­ner es­te de­ta­lle bien en cuen­ta. Cris­ti­na Cal­za­da, una de las her­ma­nas pro­pie­ta­rias, ex­pli­ca que “hay que po­ner el ti­po de ado­bo que se quie­ra pe­ro siem­pre si­guien­do la fre­cuen­cia mar­ca­da pa­ra ca­da ca­so”. En su opi­nión hay que di­fe­ren­ciar bien en­tre lo que pa­sa en una te­rra­za o en un bal­cón y lo que su­ce­de en un jar­dín. “En el ca­so de los jar­di­nes no hay que es­tar pen­dien­te de los ado­bos. Le lle­gan nu­trien­tes de di­fe­ren­tes ma­ne­ras, lom­bri­ces, com­pues­tos na­tu­ra­les… pe­ro la tie­rra en los ties­tos que­da prác­ti­ca­men­te iner­te cuan­do pa­san los años”. Tam­po­co es tan di­fí­cil. No se tra­ta de lle­var es­tiér­col a ca­sa ni mu­cho me­nos. “Hay so­bres de co­rrec­to­res de ca­ren­cias que son unos mi­cro­ele­men­tos pa­ra cuan­do las plan­tas es­tán mal nu­tri­das. Se po­nen ade­más del ado­bo nor­mal que ha­bría que usar por cos­tum­bre y son un gran re­vi­ta­li­za­dor”, di­ce Aí­da Cal­za­da. “Al­go así co­mo si una per­so­na se to­ma­ra un gin­seng”, aña­de su her­ma­na Cris­ti­na, que plan­tea “¿o es que só­lo be­be­mos agua? Las plan­tas tam­bién ne­ce­si­tan ma­te­ria or­gá­ni­ca”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.