CU­RIO­SI­DA­DES AÉ­REAS

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

La his­to­ria de la avia­ción co­mer­cial es bre­ve. El pri­mer vue­lo trans­o­ceá­ni­co des­pe­gó el 4 de oc­tu­bre de 1958. Ese día dos avio­nes co­mer­cia­les mo­de­lo DeHa­vi­lland Comet 4 (la pri­me­ra ae­ro­na­ve a reac­ción que reali­zó un via­je trans­atlán­ti­co con pa­sa­je­ros, pro­pie­dad de la com­pa­ñía Bri­tish Over­seas Air­ways Cor­po­ra­tion con ca­pa­ci­dad pa­ra 78 per­so­nas) par­tie­ron de Londres y Nue­va York, res­pec­ti­va­men­te, con des­tino a la otra ori­lla del océano Atlán­ti­co.

La ae­ro­lí­nea más gran­de del mun­do es Del­ta Air­li­nes. La com­pa­ñía es­ta­dou­ni­den­se, con ba­se en el ae­ro­puer­to in­ter­na­cio­nal de Har­ts­field-Jack­son en Atlan­ta (Geor­gia), cuen­ta con más de 75.000 em­plea­dos, 12.400 pi­lo­tos y una flo­ta de 745 avio­nes que dan co­ber­tu­ra a un to­tal de más de 4.900 vue­los dia­rios.

El me­jor ae­ro­puer­to del mun­do es Chan­gi, en Sin­ga­pur. Ga­lar­do­na­do por los World Air­port Awards –los pre­mios con­ce­di­dos anual­men­te en ba­se a la opi­nión de 12,85 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros de 110 na­cio­na­li­da­des– , es­te año 2014 el ae­ro­puer­to Chan­gi de Sin­ga­pur se ha vuel­to a po­si­cio­nar co­mo me­jor ae­ro­puer­to del mun­do, por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va. La cla­ve es­tá en los ser­vi­cios gra­tui­tos de ocio que ofre­ce, que van des­de ma­sa­jes en los pies pa­ra ali­viar la es­pe­ra has­ta un tour guia­do por la ciu­dad de Sin­ga­pur, una pe- lí­cu­la en su ci­ne, un ba­ño en su pis­ci­na o el po­der dis­fru­tar de su ex­tra­or­di­na­rio jar­dín de ma­ri­po­sas.

Paí­ses sin ae­ro­puer­tos: Liech­tens­tein, An­do­rra, Vaticano, San Ma­rino y Mó­na­co son los cin­co paí­ses del mun­do que no dis­po­nen de pis­tas de ate­rri­za­je pro­pias, por­que se en­cuen­tran muy cer­ca de los ae­ro­puer­tos de otros paí­ses ve­ci­nos. No obs­tan­te, to­dos ellos cuen­tan con he­li­puer­tos.

El ae­ro­puer­to más pe­li­gro­so del mun­do es­tá ubi­ca­do en Sa­ba. El ae­ro­puer­to de es­ta is­la –la más pe­que­ña de las An­ti­llas Neer­lan­de­sas–, de­no­mi­na­do Juan­cho E. Yraus­quin, dis­po­ne de tan só­lo 396 me­tros de pis­ta pa­ra des­pe­gues y ate­rri­za­jes. Allí nun­ca su­ce­dió nin­gu­na tra­ge­dia, pe­ro ha si­do ca­ta­lo­ga­do co­mo el ae­ro­puer­to más pe­li­gro­so del mun­do por sus lí­mi­tes con el mar y la mu­ra­lla na­tu­ral que lo ro­dea.

El pa­sa­je más ca­ro del mun­do: Sin­ga­po­re Air­li­nes Air­bus A380 en pri­me­ra cla­se. El pre­cio que se pa­gó por dos asien­tos en pri­me­ra cla­se al­can­zó la ci­fra de los 10.000 dó­la­res (ca­si 9.000 eu­ros) en el avión co­mer­cial más gran­de del pla­ne­ta en su día inau­gu­ral, el 27 de oc­tu­bre de 2007, des­tino a Sydney.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.