Abe­jas y avis­pas

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

O cual­quie­ra de los hi­me­nóp­te­ros, gru­po al que per­te­ne­cen las abe­jas, avis­pas, abe­jo­rros y hor­mi­gas (que muer­den y cu­yos efec­tos se pue­den com­ba­tir con amo­nía­co). Las abe­jas mue­ren tras la pi­ca­du­ra pues su agui­jón se que­da cla­va­do en la víc­ti­ma, lo que oca­sio­na su muer­te. Y las avis­pas (no mue­ren al pi­car) son las que cau­san más reac­cio­nes por pi­ca­du­ras. Sin em­bar­go las reac­cio­nes alér­gi­cas apa­re­cen con más fre­cuen­cia en los cui­da­do­res de abe­jas, so­bre to­do en el ca­so de los api­cul­to­res quie­nes, tras múl­ti­ples pi­ca­du­ras, lle­gan a sen­si­bi­li­zar­se. Si no so­mos alér­gi­cos y nos pica una abe­ja o avis­pa su­fri­re­mos un do­lo­ro­so pin­cha­zo que nor­mal­men­te nos pro­du­ci­rá una in­fla­ma­ción, ur­ti­ca­ria y ede­ma en la zo­na. “Hay que la­var la zo­na y ex­traer el agui­jón. Apli­car frío o in­clu­so una cre­ma de cor­ti­coi­des pa­ra que no se in­fec­te la zo­na. Si se com­pli­ca, no hay que dar­le más vuel­tas: rá­pi­da­men­te al mé­di­co”, ex­pli­ca Cris­ti­na Pla, der­ma­tó­lo­ga del hos­pi­tal Qui­rón Tek­non.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.