LE­GA­DO IN­CA

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

To­do es­tá in­ven­ta­do

Los in­cas mar­ca­ron el ca­mino que se­guir en mu­chos te­mas, in­clui­da la agri­cul­tu­ra. Ins­pi­rán­do­se en ellos, el pro­yec­to Sie­rra Ex­por­ta­do­ra que im­pul­sa el go­bierno pe­ruano des­de el 2007 pre­ten­de in­cre­men­tar la pro­duc­ción de grano au­tóc­tono co­mo la qui­noa y la ki­wi­cha, la pa­pri­ka y la pa­pa an­di­na, bien adap­ta­dos al te­rreno, nu­tri­ti­vos y con po­ten­cial pa­ra ser ex­por­ta­dos. Pa­ra in­cre­men­tar la pro­duc­ción y pa­liar la fal­ta de ali­men­tos en la zo­na, se em­plean las te­rra­zas o an­de­ne­rías di­se­ña­das por los pro­pios in­cas.

La fa­ma, pa­ra quien se la tra­ba­ja La pri­me­ra re­fe­ren­cia es­cri­ta a Cho­que­qui­rao se atri­bu­ye al his­to­ria­dor Cosme Bueno, au­tor de la Geo­gra­fía del Pe­rú Vi­rrei­nal (1768). En cam­bio, la glo­ria de su redescubrimiento se aso­cia con el ex­plo­ra­dor Hi­ram Bing­ham, el mis­mo que lo­ca­li­zó Machu Picchu en 1911 en una ex­pe­di­ción pa­ra la Na­tio­nal Geo­grap­hic So­ciety. Pe­ro lo cier­to es que ya en el si­glo XIX la ha­bía en­con­tra­do el di­plo­má­ti­co fran­cés Eugène de Sar­ti­gues y el vi­ce­cón­sul de Fran­cia, Léon­ce An­grand, quién di­bu­jó las rui­nas al car­bon­ci­llo.

Do­ble o na­da To­das las cons­truc­cio­nes in­cas si­guen un pa­trón dual, re­fle­jo de la or­ga­ni­za­ción es­pa­cial de es­te pue­blo, que siem­pre de­di­ca­ba un área al cul­to de los an­ces­tros y otra al sol, es de­cir, una zo­na más al­ta o Ha­nan y otra a sus pies o Hu­rin. Pa­ra los in­cas, el equi­li­brio de los opues­tos es lo que ha­ce que el mun­do no se des­tru­ya a sí mis­mo. La mis­ma idea se re­pre­sen­ta­ba en com­ba­tes ri­tua­les que los con­quis­ta­do­res es­pa­ño­les con­fun­die­ron con ver­da­de­ras gue­rras ci­vi­les.

Aún hay más Pa­ra quién Cho­que­qui­rao le pa­re­ce po­co o de­ma­sia­do, al no­res­te de la ciu­dad de Aban­cay se en­cuen­tra el con­jun­to ar­queo­ló­gi­co de Say­wi­te, de más fá­cil ac­ce­so. A pe­sar de no ser tan im­pre­sio­nan­te, des­ta­ca por el Mo­no­li­to de Say­wi­te de 2,5 me­tros de al­tu­ra, con gra­va­dos que re­pre­sen­tan la geo­gra­fía y el me­dio am­bien­te de la zo­na. En el mis­mo lu­gar hay otra co­lec­ción de mo­no­li­tos y un con­jun­to de nue­ve fuen­tes con las que es­tán vin­cu­la­dos se­gún las gra­va­dos. Tam­po­co fal­ta la In­tihua­ta­na, una puer­ta de pie­dra que tie­ne que ver con el cul­to al sol. A unos 40 km de Aban­cay.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.