TRU­COS PA­RA UN BUEN HE­LA­DO CA­SE­RO

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

Ela­bo­rar un he­la­do en ca­sa no pa­re­ce com­pli­ca­do si se es­cu­cha a ar­te­sa­nos del he­la­do co­mo Mas­si­mo Pig­na­ta ex­pli­car có­mo ha­cer­lo. Pa­ra el he­la­do de ave­lla­na, por ejem­plo, él cue­ce le­che, ave­lla­na y una mez­cla de azú­car y le­che en pol­vo y lo po­ne a en­friar. Aho­ra bien, ese en­fria­do lo rea­li­za en una má­qui­na que se en­car­ga de apor­tar el otro in­gre­dien­te bá­si­co de cual­quier he­la­do –el ai­re– a ba­se de ba­tir la mez­cla. Y ahí es­tri­ba la prin­ci­pal di­fi­cul­tad

pa­ra lo­grar un buen he­la­do ca­se­ro, có­mo in­tro­du­cir ai­re en la ma­sa pa­ra que el pro­duc­to fi­nal sea cre­mo­so y no una ma­sa com­pac­ta y du­ra. La for­ma más fá­cil es ad­qui­rir una he­la­de­ra. Las hay sen­ci­llas, a par­tir de unos 20 eu­ros, o con com­pre­sor, más po­ten­tes y más caras (des­de unos 200). Es­tas má­qui­nas mue­ven sin pa­rar la ma­sa mien­tras se en­fría pa­ra que los cris­ta­les de hie­lo que se for­men sean lo más pe­que­ños po­si­bles. Si no se dis­po­ne de he­la­de­ra, hay que rom­per los cris­ta­les ba­tien­do el he­la­do ca­da diez mi­nu­tos en la pri­me­ra ho­ra y lue­go ca­da trein­ta, acon­se­jan. Hay otros tru­cos que tam­bién ayu­dan a me­jo­rar la con­sis­ten­cia del he­la­do ca­se­ro. tes de ser­vir­lo por­que si se to­ma muy frío –“o muy dul­ce”, aña­de Pig­na­ta– se cie­rran las pa­pi­las gus­ta­ti­vas y se pier­de sa­bor. El he­la­de­ro acon­se­ja co­men­zar por algo sen­ci­llo, co­mo un he­la­do de yo­gur o de fru­ta tro­cea­da. A mo­do de ejem­plo acon­se­ja pro­bar con la mez­cla de “me­dio li­tro de le­che en­te­ra, una ye­ma de hue­vo, un yo­gur, azú­car y ca­fé o fru­ta tro­cea­da en fun­ción del gus­to que se quie­ra dar”. Una vez li­ga­da la mez­cla, se po­ne en la he­la­de­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.