TE­CLA­DOS, TE­CLA­DOS Y MÁS TE­CLA­DOS

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - Tex­to Gi­na To­sas

“Mis pa­dres di­cen que nun­ca acep­to las de­rro­tas y que siem­pre he si­do un to­zu­do”, con­fie­sa Gui­llem Cu­be­res. Y es que el pro­gra­ma­dor in­for­má­ti­co de 22 años ha de­mos­tra­do in­sis­ten­cia a lo lar­go de su cor­ta pe­ro nu­tri­da tra­yec­to­ria. En quin­to de pri­ma­ria ha­bía crea­do su pri­mer pro­gra­ma in­for­má­ti­co –una pe­que­ña cal­cu­la­do­ra– y, a los 13 años, pu­bli­có su pri­me­ra web. Con­fie­sa que siem­pre le ha gus­ta­do mon­tar y des­mon­tar co­sas y, en es­te sen­ti­do, el or­de­na­dor era el apa­ra­to que te­nía “más co­sas es­con­di­das y por des­cu­brir”. Pa­só la in­fan­cia pro­ban­do y es­tro­pean­do más de uno y, al­gu­na vez, fun­dió los plo­mos y to­do. In­ter­net fue su maes­tro: “Don­de apren­dí más fue en los fó­rums de Sof­to­nic”, te­nía 12 años y res­pon­día a du­das so­bre in­for­má­ti­ca. Cla­ro es­ta­ba que lo su­yo era la in­for­má­ti­ca por­que cuan­do em­pe­zó a es­tu­diar el gra­do su­pe­rior de Ad­mi­nis­tra­ción de Sis­te­mas In­for­má­ti­cos y Re­des y, des­pués, el de Desa­rro­llo de Apli­ca­cio­nes Web, que­da­ron atrás las ma­las no­tas del ins­ti­tu­to. “Siem­pre he si­do bas­tan­te va­go pa­ra to­do lo que no me apa­sio­na”, re­co­no­ce. Lo que sí, sin em­bar­go, atrae to­das sus aten­cio­nes es in­ter­net. Tras ga­nar el cam­peo­na­to ca­ta­lán de for­ma­ción pro­fe­sio­nal Cats­kills en desa­rro­llo web, se en­tre­nó du­ran­te un año pa­ra la mis­ma com­pe­ti­ción a ni­vel es­ta­tal en la que que­dó se­gun­do, algo que le cos­tó de di­ge­rir: “Pen­sé que po­dría ha­ber he­cho mu­cho más”, la­men­ta. “Me gus­ta te­ner plan B, C y D por to­do lo que ha­go”. Así, tras tra­ba­jar co­mo desa­rro­lla­dor web free­lan­ce, se ani­mó a crear su em­pre­sa, gra­cias a ha­ber co­no­ci­do a An­drés Man­so, el fun­da­dor del pro­gra­ma In­cu­bio, una in­cu­ba­do­ra es­pe­cia­li­za­da en pro­yec­tos re­la­cio­na­dos con el Big Da­ta. Des­de el 22@ de Bar­ce­lo­na, el em­pren­de­dor di­ri­ge Grou­piest, una he­rra­mien­ta de mar­ke­ting de con­te­ni­dos que, me­dian­te al­go­rit­mos, se­lec­cio­na la in­for­ma­ción más re­le­van­te pa­ra la au­dien­cia de la mar­ca y ana­li­za su re­per­cu­sión. So­bre el va­lor de su start-up, Cu­be­res afir­ma que es un “aho­rro de tiem­po pa­ra los res­pon­sa­bles de mar­ke­ting”. Su pla­ta­for­ma, pre­sen­ta­da ha­ce po­co en Es­pa­ña y EE.UU., au­to­ma­ti­za el tra­ba­jo de fil­trar la in­for­ma­ción que se publica en las re­des so­cia­les y el blog. Con to­do, des­de que se ha cen­tra­do más en el desa­rro­llo de su em­pre­sa, el jo­ven echa de me­nos la pro­gra­ma­ción, a la que de­di­ca su tiem­po li­bre co­mo una for­ma de re­la­jar­se.

Gui­llem Cu­be­res 22 años Fun­da­dor de Grou­piest

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.