nv­maoás

LLA­MA­DA AL LU­JO

La Vanguardia - ES - - EN CASA - TEX­TO ÁL­VA­RO SE­VI­LLA

Cuan­do Ba­rack Oba­ma en­cum­bró a la

Black­Berry co­mo el te­lé­fono idó­neo para las éli­tes, el sec­tor tec­no­ló­gi­co su­frió un seís­mo. Em­pre­sa­rios y po­lí­ti­cos de me­dio mundo se lan­za­ron ávi­dos a por uno, to­dos que­rían un pe­da­zo del lla­ma­do efec­to Oba­ma. A pe­sar del au­ge, la po­si­ción do­mi­nan­te que os­ten­ta­ba Black­Berry fue arre­ba­ta­da por Ap­ple. Fue el prin­ci­pio del fin, el iPho­ne se ex­pan­dió por me­dio mundo, eli­mi­nan­do así el con­cep­to de ex­clu­si­vi­dad que per­so­na­li­za­ban las Black­Berry. Con el ob­je­ti­vo de re­cu­pe­rar el gla­mur que de­fi­nió a los pri­me­ros smartp­ho­nes, la mar­ca in­gle­sa Ver­tu, es­pe­cia­li­za­da en pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos de lu­jo, ha lan­za­do su mo­de­lo Sig­na­tu­re Touch. Este mó­vil, en­sam­bla­do y pu­li­do a mano, es­tá con­si­de­ra­do por la pro­pia em­pre­sa co­mo su te­lé­fono cum­bre. Com­bi­na los ma­te­ria­les más lu­jo­sos del mer­ca­do, co­mo son el ti­ta­nio o el cue­ro de be­ce­rro, con las me­jo­res pres­ta­cio­nes tec­no­ló­gi­cas. En­sam­bla una pan­ta­lla de cris­tal de za­fi­ro y una cá­ma­ra cer­ti­fi­ca­da por la em­pre­sa sue­ca Has­sel­blad, ade­más de lo úl­ti­mo en so­ni­do con la tec­no­lo­gía Su­rround Vir­tual. Los 7.900 eu­ros que cues­ta el mo­de­lo le ase­gu­ran, por lo me­nos, la ex­clu­si­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.