Con­te­ni­dos

La Vanguardia - ES - - SÍPUEDES -

po­nes pa­ra de­di­car­le a es­ta for­ma­ción que quie­res em­pe­zar. No só­lo hay que te­ner en cuen­ta el tiem­po pre­sen­cial pa­ra asis­tir, sino des­pués pa­ra po­ner en prác­ti­ca en tu vi­da lo apren­di­do”. Es­ta ex­per­ta ex­pli­ca que sa­ber las co­sas y no apli­car­las es co­mo no sa­ber­las. El pro­ce­so de apren­di­za­je re­quie­re ener­gía y tra­ba­jo y mu­chas per­so­nas no es­tán dis­pues­tas a de­di­cár­se­lo. “Es ne­ce­sa­rio te­ner un al­to ni­vel de com­pro­mi­so. Desear­lo tan­to que es­te­mos dis­pues­tos a ha­cer to­do lo que sea ne­ce­sa­rio pa­ra po­der to­mar­lo y apro­ve­char­lo al cien por cien”. Es­ta ex­per­ta tam­bién se­ña­la que ade­más de va­lo­rar el tiem­po y el com­pro­mi­so dis­pues­to a in­ver­tir en la for­ma­ción, in­tro­du­ce dos fac­to­res más: la mo­ti­va­ción y la ilu­sión. “El cur­so que va­yas a ha­cer de­be mo­ti­var­te, ilu­sio­nar­te. Es­tos son in­di­ca­do­res de que es­tás en el buen ca­mino”. En cual­quier ca­so es ne­ce­sa­rio in­for­mar­se de los con­te­ni­dos por­que la ofer­ta es múl­ti­ple, aun­que tam­po­co hay que caer en la obsesión bus­can­do in­for­ma­ción, se­ña­la Verena Fried. “Más que bus­car hay que de­jar­se lla­mar la aten­ción. Y eso fun­cio­na des­de una cier­ta pa­cien­cia in­te­rior, sin an­sie­da­des”.

Sin du­da so­bra de­cir que es muy re­co­men­da­ble sa­ber de los con­te­ni­dos con­cre­tos del cur­so, ex­pli­ca Ro­sa Da­niel. No se tra­ta de creer que se iba a dar tal o cual ma­te­ria en el cur­so, sino de ha­ber­se in­for­ma­do pre­via­men­te pa­ra te­ner la cer­te­za que los con­te­ni­dos se adap­tan a los ob­je­ti­vos pre­via­men­te de­fi­ni­dos. Mag­da Galvez acon­se­ja ana­li­zar el te­ma­rio del cur­so y ver si real­men­te eso es lo que es­tás bus­can­do y com­pro­bar que coin­ci­de con el tí­tu­lo del cur­so, que es cohe­ren­te. En úl­ti­ma ins­tan­cia, Noe­mi Pérez, bió­lo­ga, ex­per­ta en me­di­ci­na chi­na y bio­ener­gé­ti­ca, cree que “por mu­cha in­for­ma­ción que ten­gas, vas a te­ner que ti­rar­te a la pis­ci­na, arries­gán­do­te, evi­den­te­men­te, a per­der tiem­po y di­ne­ro. Aun­que por otra par­te, quien no se arries­ga no ga­na, ¿no?”. A ve­ces no es tan fá­cil sa­ber si va­le la pe­na o no, in­clu­so aun­que se tra­te de cen­tros ofi­cia­les, por­que en de­fi­ni­ti­va tie­ne mu­cho que ver la idio­sin­cra­sia de ca­da uno. Co­mo pro­li­fe­ran tan­tos cur­sos es po­si­ble com­pa­rar­los, in­di­ca Ro­sa Da­niel. “Hay quien lo com­pa­ra só­lo por los pre­cios y otros só­lo por la can­ti­dad, por­que pa­re­ce que bus­can an­tes la eti­que­ta que el con­te­ni­do cua­li­ta­ti­vo. Exis­te una so­bre­do­sis de ofer­ta, aun­que tam­bién es cierto que hay de­man­da. Los cur­sos se es­tán po­nien­do muy de mo­da”. A quien va di­ri­gi­do el cur­so Ro­sa Da­niel re­cuer­da que hay cur­sos que es­tán pen­sa­dos pa­ra un pú­bli­co muy he­te­ro­gé­neo, muy am­plio, y otros son más es­pe­cia­li­za­dos. Hay ni­ve­les. Y de nue­vo es ne­ce­sa­rio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.