EL PLAN DE PA­REN­TA­LI­DAD

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Es el do­cu­men­to en el que se de­ta­llan to­dos los acuer­dos re­la­ti­vos a los hi­jos me­no­res o de­pen­dien­tes. El fis­cal no da el vis­to bueno al acuer­do de di­vor­cio si no es­tán bien ex­pli­ci­ta­dos los com­pro­mi­sos de ca­da par­te con el ob­je­ti­vo de re­du­cir con­flic­tos una vez di­vor­cia­dos. El plan pue­de in­cluir acuer­dos pa­ra re­cu­rrir a la me­dia­ción fa­mi­liar si hay di­fe­ren­cias de cri­te­rio a la

¿Tie­ne las mis­mas ga­ran­tías un di­vor­cio por in­ter­net? Sí, y quie­nes ofre­cen es­tos ser­vi­cios ase­gu­ran que si el pre­cio es mu­cho más ba­jo es por­que exi­ge me­nos tiem­po al abo­ga­do, re­du­ce ho­ras de vi­si­ta en el des­pa­cho, evi­ta acom­pa­ñar al clien­te al juz­ga­do... No obs­tan­te, al­gu­nos le­tra­dos ad­vier­ten que cuan­do los pac­tos no es­tán cla­ros y se re­quie­re me­dia­ción o se tie­nen mu­chos bie­nes pa­ra re­par­tir es me­jor un abo­ga­do pre­sen­cial. Tam­bién reite­ran el ries­go de asu­mir con­ve­nios es­tan­da­ri­za­dos, la im­por­tan­cia de pe­dir el pre­su­pues­to por es­cri­to y de re­vi­sar el nú­me­ro de co­le­gia­do y la se­de so­cial del abo­ga­do. ¿Pue­de pac­tar­se lo que uno quie­ra? No. En los di­vor­cios de mu­tuo acuer­do hay gran li­ber­tad de pac­to pe­ro siem­pre que no sea muy perjudicial pa­ra nin­gu­na de las par­tes. Si hay hi­jos, por ejem­plo, no es po­si­ble acor­dar que no se les pa­ga­rá pen­sión. ¿Hay que pa­gar al­go al cón­yu­ge? La ley re­co­no­ce una se­rie de de­re­chos de­ri­va­dos del ma­tri­mo­nio que hay que pac­tar en el di­vor­cio: el uso de la vi­vien­da fa­mi­liar, una pen­sión pa­ra el más per­ju­di­ca­do por la rup­tu­ra y una po­si­ble com­pen­sa­ción por la de­di­ca­ción al ho­gar. Si el di­vor­cio es de mu­tuo acuer­do los jue­ces acep­tan que no se den es­tas com­pen­sa­cio­nes. Si no hay acuer­do, exi­gen can­ti­da­des en fun­ción de la di­fe­ren­cia pa­tri­mo­nial de los cón­yu­ges, de los años de ma­tri­mo­nio o de la edad (véa­se in­for­ma­ción so­bre el con­ve­nio re­gu­la­dor). ¿Quién de­ci­de la cus­to­dia de los hi­jos? Pue­den pac­tar­la los pa­dres, pe­ro el fis­cal re­vi­sa­rá que los pac­tos son apro­pia­dos y que no per­ju­di­can a los ni­ños. ho­ra de apli­car­lo o es­ta­ble­cer re­vi­sio­nes pe­rió­di­cas pa­ra adap­tar­lo a las di­fe­ren­tes eta­pas de la vi­da de los hi­jos. En­tre las con­cre­cio­nes que se exi­gen fi­gu­ran:

El lu­gar o lu­ga­res don­de vi­vi­rán los hi­jos ha­bi­tual­men­te. De­ben in­cluir­se re­glas cla­ras que per­mi­tan sa­ber a qué pro­ge­ni­tor co­rres­pon­de en­car­gar­se de ellos en ca­da mo­men­to (es im­por­tan­te de­ta­llar si hay ex­cep­cio­nes o con­di­cio­nan­tes de­ri­va­dos del ca­len­da­rio escolar, por ejem­plo).

Las ta­reas de que se res­pon­sa­bi­li­za­rá ca­da pro­ge­ni­tor con re­la­ción a las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas de los hi­jos (edu­ca­ción, hi­gie­ne, sa­lud...)

La for­ma en que de­ben ha­cer­se los cam­bios en la guar­da, de­ta­llan­do el lu­gar, las ho­ras y la per­so­na que en­tre­ga­rá y re­co­ge­rá a los ni­ños o có­mo se re­par­ten los cos­tes que eso im­pli­que (al­go im­por­tan­te si los pa­dres aca­ban vi­vien­do a mu­cha dis­tan­cia).

Có­mo po­drá ca­da pro­ge­ni­tor re­la­cio­nar­se y co­mu­ni­car­se con los hi­jos du­ran­te los pe­rio­dos en que no los ten­ga (por ejem­plo en va­ca­cio­nes).

El ré­gi­men de es­tan­cias de los hi­jos con ca­da uno du­ran­te las va­ca­cio­nes y fe­chas es­pe­cial­men­te se­ña­la­das pa­ra los ni­ños, los pro­ge­ni­to­res o su fa­mi­lia (Na­vi­dad, cum­plea­ños, acon­te­ci­mien­tos fa­mi­lia­res...)

El ti­po de edu­ca­ción y las ac­ti­vi­da­des ex­tra­es­co­la­res, for­ma­ti­vas o de tiem­po li­bre que ten­drán los ni­ños y có­mo se de­ci­di­rá en el fu­tu­ro res­pec­to a es­tas cues­tio­nes y a los gas­tos que com­por­ten.

Có­mo se cum­pli­rá el de­ber de com­par­tir la in­for­ma­ción so­bre la edu­ca­ción, la sa­lud y el bie­nes­tar de los hi­jos, ya sean las no­tas es­co­la­res o las vi­si­tas mé­di­cas.

Có­mo se to­ma­rán en el fu­tu­ro las de­ci­sio­nes re­la­ti­vas al cam­bio de do­mi­ci­lio u otras cues­tio­nes re­le­van­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.