ed

Tó­me­se su tiem­po, por fa­vor

La Vanguardia - ES - - PORTADA - Álex Ro­drí­guez

Tiem­pos hay más de uno. Vea­mos. San Ig­na­cio tie­ne el su­yo. El fun­da­dor de la com­pa­ñía de Je­sús de­cía que en tiem­po de tri­bu­la­ción lo me­jor es no ha­cer mu­dan­zas. Tam­bién pue­de re­fe­rir­se uno a la épo­ca en que vi­vió el san­to (1491-1556) y de­cir que en sus tiem­pos no ha­bía atas­cos. ¡Fal­ta­ría más! ¡Có­mo po­día ha­ber­los, si no ha­bía co­ches! O se­ña­lar que al san­to le lle­vó su tiem­po pro­fun­di­zar en la fe ca­tó­li­ca y aban­do­nar la mi­li­cia. No sa­be­mos si de­bi­do a sus múl­ti­ples via­jes pa­sa­ba mu­cho tiem­po sin ver a su fa­mi­lia de Az­pei­tia o no. Tam­bién sa­be­mos que ha te­ni­do que pa­sar mu­cho tiem­po has­ta ver a un je­sui­ta sen­ta­do en la si­lla de Pe­dro: Fran­cis­co. ES no va a ha­blar ni de san Ig­na­cio, ni de los je­suí­tas ni de Fran­cis­co. Es­ta se­ma­na va a de­di­car su te­ma cen­tral a la fal­ta de tiem­po que pa­re­ce ca­rac­te­ri­zar a nues­tras so­cie­da­des. Eva Mi­llet nos ex­pli­ca có­mo se han pues­to de mo­da los es­tri­bi­llos “no ten­go tiem­po”, “voy/es­toy des­bor­da­da/o”, “no dis­pon­go ni de un mi­nu­to”, “no pa­ro”, por ci­tar só­lo al­gu­nas frases. Y có­mo pa­re­ce que ello es sím­bo­lo de es­ta­tus so­cial. Pa­re­ce que no hay tiem­po pa­ra el ocio ni pa­ra cul­ti­var­se uno mis­mo. Mal, muy mal. Ayer ya pa­só y ya no pue­de vol­ver, pe­ro hoy tó­me­se su tiem­po, por fa­vor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.