CHO­QUE CULTURAL

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Ce­fe­rí So­ler, pro­fe­sor de Di­rec­ción de Per­so­nas y Or­ga­ni­za­ción de Esa­de ex­pli­ca que ca­da país o gru­po de paí­ses tie­ne una cul­tu­ra or­ga­ni­za­ti­va y de li­de­raz­go, pe­ro al mis­mo tiem­po sub­ra­ya que en mu­chas oca­sio­nes no es tan­to el país don­de ra­di­ca la ac­ti­vi­dad sino el lu­gar de ori­gen de la em­pre­sa en cues­tión: “Tú vas a Seat-Volks­wa­gen y te en­cuen­tras con un mo­de­lo que po­dría­mos lla­mar eu­ro­peo con tin­tes ale­ma­nes. En cam­bio, 30 ki­ló­me­tros más allá, tie­nes Nis­san, cu­yo mo­de­lo tie­ne ras­gos ja­po­ne­ses. No es tan­to don­de se fa­bri­ca, sino dón­de es­tá la ma­triz. Es evi­den­te que los je­fes del nor­te y del sur de Eu­ro­pa son muy dis­tin­tos y tie­ne su por­qué: en Es­can­di­na­via o en Gran Bre­ta­ña lle­van si­glos de de­mo­cra­cia y eso se tie­ne que no­tar”. “Cuan­do lle­gué a Es­pa­ña –com­ple­ta el pro­fe­sor Ste­ven Poel­mans– creía que esos ho­ra­rios tan ex­ten­sos eran ha­bi­tua­les en el área me­di­te­rrá­nea, pe­ro lue­go vi que no, que eran un fe­nó­meno muy de aquí. Con to­do –in­di­ca– hay bue­nas no­ti­cias por­que las mul­ti­na­cio­na­les que se es­tán ins­ta­lan­do aquí apor­tan y fa­ci­li­tan mo­de­los de fle­xi­bi­li­dad la­bo­ral y con­ci­lia­ción fa­mi­liar que pa­san del ho­ra­rio es­pa­ñol y eso crea un efec­to po­si­ti­vo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.