FA­CE­BOOK MES­SEN­GER

La Vanguardia - ES - - SÍPUEDES - Tex­to Jor­di Jar­que

Con más de 200 mi­llo­nes de usua­rios ac­ti­vos for­ma par­te del uni­ver­so de What­sApp, da­do que Mark Zuc­ker­berg es pro­pie­ta­rio de am­bas, co­mo ya se ha in­di­ca­do al prin­ci­pio de es­te re­por­ta­je. Eso la si­túa co­mo la ter­ce­ra apli­ca­ción de men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea más usa­da a ni­vel internacional por de­trás de WeChat.

WECHAT

Con 396 mi­llo­nes de usua­rios ac­ti­vos, es la pri­me­ra apli­ca­ción en vo­lu­men tras What­sApp, aun­que to­da­vía es bas­tan­te des­co­no­ci­da por­que gran par­te de sus usua­rios se con­cen­tran en Chi­na. No es de ex­tra­ñar da­do que se creó en Chi­na por la ope­ra­do­ra Ten­cent, que la lan­zó al mer­ca­do orien­tal en enero del 2011. Su cre­ci­mien­to es ex­po­nen­cial. En el pri­mer tri­mes­tre del 2014 ha au­men­ta­do un 87% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do en el 2013. Y res­pec­to al tri­mes­tre an­te­rior se han in­cor­po­ra­do 41 mi­llo­nes de usua­rios ac­ti­vos. Con­so­li­da­da en Chi­na, aho­ra Ten­cent quie­re con­quis­tar el mer­ca­do oc­ci­den­tal con es­ta app que en el país de ori­gen re­ci­be el nom­bre de Wei­xin y aquí WeChat. ¿Qué ofre­ce? En­viar men­sa­jes de voz, vi­deo­chats, imá­ge­nes y men­sa­jes de tex­to de for­ma

to­tal­men­te gra­tui­ta y es­tá dis­po­ni­ble pa­ra to­das las pla­ta­for­mas.

LI­NE

Los ja­po­ne­ses no se que­dan atrás. Li­ne apa­re­ció en el 2011 por el co­lap­so en los SMS en Ja­pón y las lla­ma­das en una lo­te­ría a raíz del te­rre­mo­to que de­ri­vó en la ca­tás­tro­fe de la cen­tral nu­clear de Fu­kus­hi­ma. Do­mi­na el mer­ca­do en Ja­pón, Tai­lan­dia y Tai­wán, aun­que tie­ne vo­ca­ción de es­tar pre­sen­te en to­do el mun­do. Crea­da por la em­pre­sa ja­po­ne­sa NHN y re­bau­ti­za­da co­mo Li­ne en el 2013, es­ta apli­ca­ción reúne las ven­ta­jas de Sky­pe (pue­de rea­li­zar lla­ma­das gra­tui­tas), Fa­ce­book (in­ter­cam­biar men­sa­jes con una co­mu­ni­dad) o Twit­ter (di­fun­dir in­for­ma­ción di­ver­sa). Li­ne ba­sa su cre­ci­mien­to en su ex­pan­sión por Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Su­ra­mé­ri­ca, co­mo se­ña­la el pre­si­den­te de la em­pre­sa, Aki­ra Mo­ri­ka­wa. Se­gún los da­tos que ofre­ce ca­da día se aña­den 1,7 mi­llo­nes de usua­rios. Ac­tual­men­te la com­pa­ñía tam­bién cen­tra sus es­fuer­zos en pro­mo­cio­nar­se en paí­ses co­mo Fran­cia, Ita­lia, Ale­ma­nia, Tur­quía o In­dia. En Es­pa­ña ya hay más de diez mi­llo­nes y en to­do el mun­do 400 mi­llo­nes de usua­rios re­gis­tra­dos. De to­das ma­ne­ras, a pe­sar de su rá­pi­do cre­ci­mien­to, Li­ne no pro­por­cio­na el nú­me­ro de usua­rios ac­ti­vos, por lo que es di­fí­cil ha­cer la com­pa­ra­ción di­rec­ta con sus com­pe­ti­do­res más in­me­dia­tos. Tal vez no lo re­ve­la por­que es­tá pre­pa­ran­do el des­em­bar­co en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros, tal co­mo ha anun­cia­do el pa­sa­do mes de ju­lio. Ha ele­gi­do el mer­ca­do de To­kio pa­ra con­ver­tir la apli­ca­ción en una em­pre­sa co­ti­za­da, pe­ro no des­car­ta cam­biar de opi­nión y op­tar por Wall Street o ele­gir am­bos par­quets al mis­mo tiem­po. Pre­ci­sa­men­te Wall

Street Jour­nal sí que arro­ja la pri­me­ra ci­fra de usua­rios ac­ti­vos: 175 mi­llo­nes.

TE­LE­GRAM

Con ci­fras mu­cho más mo­des­tas se pre­sen­ta la apli- ca­ción Te­le­gram crea­da por los her­ma­nos Ni­ko­lai y Pa­vel Du­rov, fun­da­do­res de la red so­cial VK (Vkont­ka­te), al­go pa­re­ci­do al Fa­ce­book pe­ro ru­so. Con to­do, Te­le­gram es in­de­pen­dien­te de VK y tie­ne su se­de en Ale­ma­nia. Se lan­zó al mer­ca­do só­lo ha­ce un año (en agos­to del 2013), y tra­du­ci­da al es­pa­ñol en fe­bre­ro del 2014. A pe­sar de la ju­ven­tud, ya ha su­pe­ra­do los 35 mi­llo­nes de usua­rios ac­ti­vos al mes. Tam­bién es verdad que las cir­cuns­tan­cias le han ayu­da­do, por­que cuan­do Fa­ce­book com­pró What­sApp, Te­le­gram ga­nó ocho mi­llo­nes de usua­rios. Y con la caí­da del ser­vi­cio de What­sApp du­ran­te unas ho­ras a los tres días de ser ad­qui­ri­da, le pro­por­cio­nó a Te­le­gram ca­si cin­co mi­llo­nes más de usua­rios. Su pe­cu­lia­ri­dad es que ade­más de ser to­tal­men­te gra­tui­ta, es una apli­ca­ción de soft­wa­re li­bre, la co­mu­ni­dad de in­ter­nau­tas pue­den ir mo­di­fi­cán­do­la. Y ade­más ve­la por la pri­va­ci­dad de ma­ne­ra ro­tun­da. Es­to se tra­du­ce en la au­to­des­truc­ción de los men­sa­jes en­via­dos al es­co­ger usar la op­ción de chat se­cre­to. Ade­más, por si fue­ra po­co, to­dos los men­sa­jes son en­crip­ta­dos. Y per­mi­te el en­vío de to­do ti­po de ar­chi­vos de has­ta 1 gi­gaby­te. Muy ten­ta­dor pa­ra los usua­rios.

VI­BER

Al igual que What­sApp, tam­bién fue ad­qui­ri­da el pa­sa­do mes de fe­bre­ro del pre­sen­te año, pe­ro por Ra­ku­ten, una com­pa­ñía ja­po­ne­sa de co­mer­cio elec­tró­ni­co que com­pi­te con Ama­zon. La can­ti­dad des­em­bol­sa­da tam­po­co se acer­ca a la de Fa­ce­book. El mon­to as­cien­de a unos 660 mi­llo­nes de eu­ros. Una gan­ga si se mi­de el costo por usua­rio ac­ti­vo (hay cien mi­llo­nes a ju­nio del 2014) com­pa­ra­do con What­sApp. En to­tal re­gis­tra­dos hay cer­ca de 340 mi­llo­nes. Vi­ber, con se­de en Chi­pre y cen­tros de desa­rro­llo en Bie­lo­rru­sia e Is­rael, fue lan­za­do en di­ciem­bre del 2010 por el em­pre­sa­rio is­rae­lí Tal­mon Mar­co. Es­ta apli­ca­ción agre­ga au­to­má­ti­ca­men­te los usua­rios que la com­par­tan y per­mi­te en­viar men­sa­jes es­cri­tos y lla­ma­das gra­tui­tas.

BBM

Desa­rro­lla­da por la com­pa­ñía ca­na­dien­se Blac­kBerry. Es­ta apli­ca­ción men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea es­tá dis­po­ni­ble no só­lo pa­ra sus mó­vi­les, sino tam­bién pa­ra iP­ho­ne y cual­quier otra mar­ca que use los sis­te­mas ope­ra­ti­vos An­droid, iOS y Win­dows Pho­ne (es­te úl­ti­mo des­de agos­to), con lo que es­te año ya han lle­ga­do a los 85 mi­llo­nes de usua­rios ac­ti­vos al mes, de un to­tal de 113 mi­llo­nes de usua­rios re­gis­tra­dos.

TAN­GO

Cuen­ta con 200 mi­llo­nes de usua­rios en to­do el mun­do, de los cua­les al­re­de­dor de 70 mi­llo­nes son ac­ti­vos. Es­ta apli­ca­ción fue crea­da ha­ce cin­co años en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra po­der rea­li­zar vi­deo­lla­ma­das y lla­ma­das de voz gra­tui­tas a tra­vés del mó­vil, aun­que tam­bién se pue­de rea­li­zar con el or­de­na­dor de so­bre­me­sa o por­tá­til. Es­ta apli­ca­ción aña­de au­to­má­ti­ca­men­te to­dos los con­tac­tos de la agen­da que sean usua­rios de Tan­go.

HAN­GOUTS

Aun­que na­ció en ma­yo del año pa­sa­do no es tan nue­va por­que vie­ne a sus­ti­tuir a gTalk, el chat de Gmail. O más con­cre­ta­men­te es la ini­cia­ti­va de Goo­gle pa­ra ser más efi­cien­te en el te­rreno de la men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea uni­fi­can­do en una apli­ca­ción el ser­vi­cio que da­ban an­tes tres: Goo­gle Talk, Goo­gle+ Mes­sen­ger y Goo­gle+ Han­gouts. Se pue­den rea­li­zar vi­deo­lla­ma­das en gru­po has­ta quin­ce per­so­nas al mis­mo tiem­po, cha­tear, en­viar men­sa­jes… Sin­cro­ni­za au­to­má­ti­ca­men­te los dis­po­si­ti­vos que ten­ga el usua­rio per­mi­tien­do con­ti­nuar con el mó­vil una con­ver­sa­ción ini­cia­da a tra­vés del or­de­na­dor.

CHATON

Sam­sung, la com­pa­ñía de Co­rea del Sur, tam­bién se ha apun­ta­do a que la men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea no es­té res­trin­gi­da só­lo a sus mó­vi­les. Es­tá abier­to a to­dos, co­mo su­ce­de con What­sApp.

CON 400 MI­LLO­NES DE USUA­RIOS, WECHAT ES LA PRI­ME­RA TRAS WHAT­SAPP EN LI­NE SE RE­GIS­TRAN CA­DA DÍA 1,7 MI­LLO­NES DE NUE­VAS PER­SO­NAS

KA­KAOTALK

Tam­bién de Co­rea del Sur, pe­ro con al­gún da­to más, co­mo los 130 mi­llo­nes de usua­rios re­gis­tra­dos. Na­ció ha­ce cua­tro años y me­dio. Una de sus par­ti­cu­la­ri­da­des: per­mi­te es­ta­ble­cer una con­tra­se­ña de ac­ce­so al chat pa­ra evi­tar in­tru­sis­mos no desea­dos.

KiK

Un po­co más jo­ven, cua­tro años jus­ti­tos y 100 mi­llo­nes de usua­rios re­gis­tra­dos. La ini­cia­ti­va vie­ne de una em­pre­sa ca­na­dien­se fun­da­da por un gru­po de es­tu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad de Wa­ter­loo. Tal vez por eso su ma­yor di­fu­sión ha si­do a tra­vés de Twit­ter, y en ju­lio del 2012 se con­vir­tió en la apli­ca­ción so­cial gra­tui­ta más po­pu­lar de iTu­nes en Es­ta­dos Uni­dos.

SKY­PE

No es tan­to men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea co­mo lla­ma­das y vi­deo­lla­ma­das gra­tui­tas en­tre sus usua­rios, de las que des­ta­ca por su pre­emi­nen­cia en el mer­ca­do mun­dial. Pe­ro tam­bién la men­cio­na­mos en es­te re­por­ta­je por­que a Mi­cro­soft, pro­pie­ta­ria de Sky­pe des­de ha­ce tres años, le gus­ta­ría ha­cer­se con el pas­tel que com­par­ten What­sApp, Vi­ber, Fa­ce­book Mes­sen­ger, Li­ne, WeChat, et­cé­te­ra. Pe­ro de mo­men­to, pa­ra es­ta fun­ción, los usua­rios pre­fie­ren las apli­ca­cio­nes an­tes men­cio­na­das.

SPO­TB­ROS

Men­ción apar­te me­re­ce es­ta apli­ca­ción que se pre­sen­ta co­mo al­ter­na­ti­va es­pa­ño­la, aun­que sus desa­rro­lla­do­res se es­tán de­can­tan­do ha­cia el área de la co­mu­ni­ca­ción in­ter­na em­pre­sa­rial. Se es­tán es­pe­cia­li­zan­do en se­gu­ri­dad pa­ra evi­tar la di­fu­sión de con­ver­sa­cio­nes pri­va­das que pue­dan com­pro­me­ter el desa­rro­llo es­tra­té­gi­co de las com­pa­ñías. Ade­más, sus crea­do­res tam­bién la con­tem­plan más co­mo un ca­nal pa­ra com­par­tir afi­cio­nes con gen­te que in­clu­so no se co­no­ce que co­mo una red de men­sa­je­ría pri­va­da co­mo What­sApp. Ya tie­nen más de un mi­llón de usua­rios re­gis­tra­dos.

CON SU CHAT SE­CRE­TO, TE­LE­GRAM GA­RAN­TI­ZA QUE EL MEN­SA­JE SE DES­TRU­YA SPO­TB­ROS ES LA OP­CIÓN DE ES­PA­ÑA QUE CUEN­TA CON UN MI­LLÓN DE USUA­RIOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.