PI­LO­TAR EL GRAN SUE­ÑO

La Vanguardia - ES - - SÍPUEDES - TEX­TO ÁL­VA­RO SE­VI­LLA

Pa­re­cía que la vi­da se­ría un eterno

desechar sue­ños y po­ner los pies en el sue­lo, has­ta que un día la em­pre­sa ame­ri­ca­na Lo­cal Mo­tors co­men­zó a ven­der Lam­borg­hi­nis por 300 eu­ros. Por fin el ma­yor an­he­lo de to­do aman­te de la au­to­mo­ción, qui­zás la am­bi­ción se­cre­ta que nin­gún ma­ri­do quie­re con­fe­sar­le a su mu­jer, po­día con­ver­tir­se en reali­dad. En reali­dad se tra­ta de un mo­de­lo a es­ca­la del mí­ti­co Mur­cié­la­go, que idea­do pa­ra ni­ños no pre­su­mi­rá ja­más de los 330km/h que sí al­can­za el mo­de­lo real, pe­ro eso, des­pués de los 300 eu­ros que cues­ta el ju­gue­te, es lo de me­nos. El co­che, equi­pa­do con ale­rón re­trác­til, lu­ces LED y ba­te­ría con au­to­no­mía pa­ra un par de ho­ras, ha­rá las de­li­cias de pa­dres e hi­jos. El cau­san­te de es­ta re­vo­lu­ción es Lo­cal Mo­tors, em­pre­sa fun­da­da en el 2007 en el es­ta­do nor­te­ame­ri­cano de Ari­zo­na. Ade­más del di­se­ño del pe­que­ño Lam­borg­hi­ni, la fac­to­ría fun­cio­na co­mo un pun­to de en­cuen­tro en­tre di­se­ña­do­res, in­ge­nie­ros y me­cá­ni­cos. A tra­vés de una ex­ten­sa red de tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, lle­van a ca­bo pro­yec­tos que nin­gu­na em­pre­sa con­ven­cio­nal po­dría asu­mir. Fue así co­mo el de­seo de pi­lo­tar un Lam­borg­hi­ni pa­só de ser un sue­ño a con­ver­tir­se en reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.