PRO­YEC­TO PE­PA

La Vanguardia - ES - - SÍPUEDES -

Des­de la Fun­da­ción Al­ta­rri­ba tie­nen cla­ro que la la­bor de sen­si­bi­li­za­ción ha­cia el cui­da­do res­pon­sa­ble y la de­fen­sa de los ani­ma­les em­pie­za des­de ni­ños. Des­de es­ta pers­pec­ti­va im­pul­san el pro­yec­to Pe­pa, don­de un gru­po de ni­ños, de en­tre 8 y 12 años, son los pro­mo­to­res de la cam­pa­ña con­tra el aban­dono y por la te­nen­cia res­pon­sa­ble de ani­ma­les. “Ellos mis­mos ex­pli­can su ex­pe­rien­cia a sus com­pa­ñe­ros, que se sen­ti­rán más iden­ti­fi­ca­dos y les gus­ta­rá se­guir un ejem­plo de su edad, con el ob­je­ti­vo de in­cluir en el día a día el res­pe­to por los ani­ma­les y la na­tu­ra­le­za, al­go que ten­dría que con­si­de­rar­se nor­mal”. El gru­po ini­cial es­tá for­ma­do por hi­jos de vo­lun­ta­rios (pre- via au­to­ri­za­ción), a quie­nes se da una char­la ex­pli­ca­ti­va, apo­ya­da con un tríp­ti­co en for­ma de có­mic, que des­pués se usa en char­las en co­le­gios y di­fe­ren­tes me­sas in­for­ma­ti­vas. Jun­to a es­te gru­po de ni­ños, hay siem­pre un

re­pre­sen­tan­te de la Fun­da­ción Al­ta­rri­ba, coor­di­nan­do el pro­yec­to y lle­van­do a ca­bo to­das sus ac­cio­nes. “A tra­vés de los pa­dres em­pe­za­mos a for­ma­li­zar las char­las en los co­le­gios so­bre vo­lun­ta­ria­do y pro­tec­ción ani­mal, pre­sen­ta- das por un ni­ño ya vo­lun­ta­rio, que ex­pli­ca­rá su pro­pia ex­pe­rien­cia. En es­tas char­las uti­li­za­mos el tríp­ti­co, que re­par­ti­mos en­tre alum­nos y pro­fe­so­res, e in­clui­mos ví­deos o fotos de los ni­ños vo­lun­ta­rios tra­ba­jan­do en al­gún cen­tro de adop­ción, e in­clu­so imá­ge­nes de su vi­da co­ti­dia­na cui­dan­do de su pro­pio ani­mal de com­pa­ñía en ca­sa, sa­can­do al pe­rro a pa­sear, lle­ván­do­lo al ve­te­ri­na­rio, edu­cán­do­lo, ju­gan­do con ga­tos, ce­pi­llán­do­lo, e in­clu­so ac­tuan­do an­te un ani­mal aban­do­na­do en la ca­lle, en­se­ñan­do a los otros ni­ños có­mo ac­tuar an­te un ca­so así, lla­man­do siem­pre pri­me­ro a un adul­to”. Des­pués de es­tas char­las, man­tie­nen el con­tac­to con los pro­fe­so­res y de­jan ma­te­rial pa­ra que se si­gan dan­do es­tas char­las a com­pa­ñe­ros, en otras cla­ses o cur­sos in­fe­rio­res. “Es­tos ni­ños a su vez lle­van los nue­vos con­cep­tos a sus ca­sas y po­drán edu­car ellos a los adul­tos en cierto sen­ti­do, sir­vien­do de

ejem­plo y ani­mán­do­los a sa­car al pe­rro, a lim­piar la are­na del ga­to, a ir a un cen­tro de adop­ción a apa­dri­nar al­gún ani­mal, ha­cer­se so­cios, et­cé­te­ra, y tam­bién a sus ami­gos. Se tra­ta de asen­tar una ba­se muy po­si­ti­va en es­tos ni­ños, pa­ra que sean cons­cien­tes del pro­ble­ma del aban­dono y el mal­tra­to, y man­ten­gan es­te va­lor in­na­to de pro­tec­ción y em­pa­tía por los de­más, ya no só­lo los ani­ma­les. Son va­lo­res que les ayu­da­rán en sus re­la­cio­nes con los otros ni­ños”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.