CON­DE­NA­MOS LA VIO­LEN­CIA VEN­GA DE DON­DE VEN­GA

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

Pe­ro no se pue­de po­ner en el mis­mo plano plano el em­pleo de la fuer­za por par­te de un policía y de un cri­mi­nal. Otro tó­pi­co so­bre el mis­mo te­ma. “Con la vio­len­cia no se con­si­gue na­da”. Ex­pli­ca Arte­ta: “El Es­ta­do tie­ne el mo­no­po­lio de la vio­len­cia, pe­ro es­to le sir­ve pre­ci­sa­men­te pa­ra im­po­ner la paz y el or­den. Cuan­do se di­ce ‘la vio­len­cia ge­ne­ra vio­len­cia’, es­to es cierto só­lo cuan­do se ha­bla de vio­len­cia pri­va­da. No con la vio­len­cia pú­bli­ca, que pre­ten­de jus­ta­men­te aca­bar con las pri­va­das. Lo mis­mo ocu­rre con el ‘To­do es ne­go­cia­ble’. No es verdad. Hay co­sas so­bre las cua­les no se pue­de tran­si­gir”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.