LU­JO CA­NINO

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - TEX­TO ELI­SEN­DA BAN­CELLS

¿Quién no ha pro­nun­cia­do al­gu­na vez en su vi­da la fra­se “hoy he te­ni­do un día de pe­rros”? Se­gu­ro que lo ha pen­san­do al­gu­na vez a lo lar­go de la se­ma­na, al lle­gar a ca­sa des­pués del tra­ba­jo. Un mo­men­to en que lo úni­co que le ape­te­ce es tum­bar­se en su acol­cha­do y es­pa­cio­so so­fá sin que na­die le mo­les­te. Pe­ro la ilu­sión du­ra po­co. Al ca­bo de un ra­to su que­ri­do pe­rro apa­re­ce len­ta­men­te por la puer­ta con esa mi­ra­da irre­sis­ti­ble. Y así, an­tes de te­ner tiem­po pa­ra reac­cio­nar ya tie­ne a su mas­co­ta al la­do, pa­tas arri­ba, es­pe­ran­do a ser aca­ri­cia­do y desean­do su­bir­se al so­fá. Afor­tu­na­da­men­te, nues­tro ami­go ca­nino aho­ra ya tie­ne un lu­gar don­de que­dar­se y ha­cer su pro­pia vi­da. Y si no lo cree, mi­re es­ta ini­cia­ti­va de Ken­ya Ha­ra, di­rec­tor de Ha­ra De­sign Ins­ti­tu­te. Es­te cen­tro ha desa­rro­lla­do la lí­nea Ar­chi­tec- tu­re for Dogs, una ex­cén­tri­ca pro­pues­ta de mue­bles y juguetes pa­ra pe­rros. Ha­ra, jun­to a do­ce ar­qui­tec­tos, ha ela­bo­ra­do has­ta 13 pro­pues­tas que se adap­tan a las dis­tin­tas ra­zas ca­ni­nas. De mo­men­to, só­lo hay un mo­de­lo del ca­tá­lo­go que ten­ga un pre­cio ase­qui­ble: un si­llín de ma­de­ra a 182 eu­ros. Ade­más us­ted ten­drá que ejer­cer de al­ba­ñil im­pro­vi­sa­do, por­que en la ca­ja tan so­lo en­con­tra­rá las pie­zas

ne­ce­sa­rias pa­ra cons­truir es­tas dis­pa­ra­ta­das co­mo­di­da­des pa­ra su mas­co­ta. Pa­ra las de­más es­truc­tu­ras fa­bri­ca­das por un ar­te­sano que co­la­bo­ra con Ha­ra, las ta­ri­fas os­ci­lan en­tre los 10.000 y 20.000 eu­ros. Si no pue­de asu­mir es­tas can­ti­da­des, ten­ga en cuen­ta que siem­pre po­drá des­car­gar las ins­truc­cio­nes de ma­ne­ra to­tal­men­te gra­tui­ta en la web. Si nun­ca se plan­teó có­mo le mira su pe­rro o a qué de­di­ca el pe­que­ño ani­mal esas abu­rri­das y eter­nas ho­ras, Ha­ra y su gru­po de ar­qui­tec­tos sí lo han he­cho. Pe­ro es­tas no son las úni­cas ex­clu­si­vi­da­des pa­ra su fiel mas­co­ta dis­po­ni­bles en el mer­ca­do. Jud­son Beau­mont, de Straight Li­ne De­sign, tam­bién crea es­truc­tu­ras to­tal­men­te ar­te­sa­na­les de ma­de­ra y con un aca­ba­do en lá­mi­nas de plás­ti­co. Es­ta vez, se tra­ta de ca­se­tas pa­ra pe­rro en for­ma­to ca­ra­va­na que dis­po­nen de rue­das pa­ra fa­ci­li­tar el des­pla­za­mien­to. Ade­más, si lo que desea es que su com­pa­ñe­ro sea la en­vi­dia del mun­do pe­rruno, po­drá per­so­na­li­zar es­tas mi­ni­vi­vien­das a su gus­to. Ya lo ve, la vi­da perruna ya no es la que era. Se aca­bó el ir a bus­car ca­mas aje­nas, la obli­ga­ción de sal­tar pa­ra lle­gar a los si­tios o el ro­gar con mi­ra­da de pe­na un es­pa­cio en el rin­cón del so­fá de su amo. Es más: cuan­do el pe­rro se en­te­re de la exis­ten­cia de Ar­chi­tec­tu­re for Dogs y de Straight Li­ne De­sign le gri­ta­rá a sus com­pa­ñe­ros: “¡Bas­ta de un mun­do he­cho a me­di­da pa­ra hu­ma­nos!”. De mo­do que ya pue­de ha­cer­se a la idea de que su re­ser­va en ese ho­tel de cin­co estrellas que tan­to le gus­ta ya no se­rá na­da en com­pa­ra­ción con la nue­va vi­da que le es­pe­ra a su pe­rro.

MO­BI­LE HO­ME FOR SHI­BA ¿Cuán­to cues­ta? 10.000 - 20.000 eu­ros ¿Dón­de en­con­trar­lo? En Ar­chi­tec­tu­re­for­dogs.com

BI­CHON FRI­SE ¿Cuán­to cues­ta? 10.000 - 20.000 eu­ros ¿Dón­de en­con­trar­lo? En Ar­chi­tec­tu­re­for­dogs.com

PARAMOUNT ¿Cuán­to cues­ta? 10.000 - 20.000 eu­ros ¿Dón­de en­con­trar­lo? En Ar­chi­tec­tu­re­for­dogs.com

AIRSTREAM ¿Cuán­to cues­ta? 624 eu­ros ¿Dón­de en­con­trar­lo? En Straightli­ne­de­signs.com

MY BABY ¿Cuán­to cues­ta? 624 eu­ros ¿Dón­de en­con­trar­lo? En Straightli­ne­de­signs.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.