Ale­jan­dra Onie­va y sus mas­co­tas

La jo­ven ac­triz ma­dri­le­ña se de­cla­ra una ‘fas­hion vic­tim’ que ado­ra a los ani­ma­les

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - Tex­to Mar­ga­ri­ta Puig Fotos Da­ni Duch

La jo­ven ac­triz ma­dri­le­ña pre­sen­ta a sus dos pe­rros, una de sus gran­des pa­sio­nes

Co­no­ci­da pri­me­ro por su pa­pel en la se­rie dia­ria

El se­cre­to de Puen­te Vie­jo (in­ter­pre­ta­ba a So­le­dad Cas­tro Mon­te­ne­gro) y por La son­ri­sa de las mari

po­sas (se­rie de An­te­na 3 con un re­par­to que in­clu­ye tam­bién a Tris­tán Ulloa y Adria­na Ugar­te), Ale­jan­dra Onie­va es ac­triz por­que es lo que más le lle­na. Co­men­zó a es­tu­diar en las es­cue­las de in­ter­pre­ta­ción Estudio In­te­rac­ti­vo y Cuar­ta Pa­red, al tiem­po que ini­cia­ba sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios de pu­bli­ci­dad, re­la­cio­nes pú­bli­cas y mo­da, y al fi­nal de­jó lo se­gun­do por fal­ta de tiem­po. Le ha ido bien. No pue­de que­jar­se. Ella mis­ma anun­cia que “ha­ce po­co se es­tre­nó un pe­li­cu­lón: Por un pu­ña­do de be­sos, del di­rec­tor Da­vid Men­kes, que pre­sen­ta­mos en el Fes­ti­val de Ci­ne de Má­la­ga. En ella in­ter­pre­to a Ma­men, una chi­ca enamo­ra­da de su ex­no­vio, in­ter­pre­ta­do por el ac­tor Mar­ti­ño Ri­vas”, ex­pli­ca. Pe­ro más allá del ci­ne y de la in­ter­pre­ta­ción, a Ale­jan­dra le fas­ci­na la mo­da. Se sien­te y se de­cla­ra fas­hion vic­tim. Y de­ta­lla, a pe­sar de ello, que le gus­ta dis­fru­tar la mo­da “de for­ma na­tu­ral; ade­más por mi en­torno la­bo­ral y por lo que me de­di­co ten­go que dar una ima­gen acor­de a mi edad y a las tendencias, por eso me ro­deo de un equi­po de pro­fe­sio­na­les que cons­tan­te­men­te me po­ne al tan­to de to­do lo que se lle­va y de lo que me en­ca­ja per­fec­ta­men­te”. Así, es­ta ma­dri­le­ña na­ci­da en 1992 en sus apa­ri­cio­nes an­te la pren­sa apo­ya en gran par­te al di­se­ño es­pa­ñol, por­que con­si­de­ra que “ofre­ce muy buen pro­duc­to y muy di­ver­so, pue­des en­con­trar lo que ne­ce­si­tes pa­ra ca­da mo­men­to del día. Por nom­brar al­gu­nas de las que sue­lo ves­tir es­tá Án­gel Schles­ser, que es ideal pa­ra cual­quier ac­to en el que ten­gas que ir ele­gan­te. O Han­ni­bal La­gu­na, pa­ra no­ches más de ga­la o alfombras ro­jas. Ama­ya Ar­zua­ga, pa­ra ac­tos diur­nos y en los que quie­ras lu­cir di­se­ños más al­ter­na­ti­vos, y Lau­ra Ber­nal pa­ra cual­quier mo­men­to del día…”.

BRU­JAS De pe­que­ña co­lec­cio­na­ba bru­jas, te­nía es­tan­te­rías lle­nas has­ta que un día de­jó de ha­cer­lo. “Ya no me pa­re­cían in­tere­san­tes”, ex­pli­ca la pro­ta­go­nis­ta de Por un pu­ña­do de be­sos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.