SU­JE­CIÓN ÓP­TI­MA

La Vanguardia - ES - - NOVA MÁS - TEX­TO ELI­SEN­DA BAN­CELLS

Es bien sa­bi­do que el ja­món ibé­ri­co es el man­jar de la gas­tro­no­mía es­pa­ño­la. Pe­ro, an­tes de de­gus­tar­lo, de­be us­ted en­fren­tar­se a la du­ra de­ci­sión de com­prar la pa­ta de ja­món en­te­ra o las lon­chas ya cor­ta­das. In­ge­nua­men­te, eli­ge la pri­me­ra op­ción, pen­san­do que a la ter­ce­ra va a la ven­ci­da y que esos ta­cos que cor­tó la úl­ti­ma vez fue­ron cul­pa de ese odio­so ja­mo­ne­ro que no su­je­ta­ba bien. El ja­món exi­ge cor­tes fi­nos de unos diez cen­tí­me­tros de lon­gi­tud pa­ra po­der apre­ciar su sa­bor en to­da su in­ten­si­dad. Es tal el ar­te de cor­tar­lo que in­clu­so se ha con­ver­ti­do en una pro­fe­sión. Y no só­lo la pre­ci­sión es­tá en el cor­te, sino tam­bién en su pre­sen­ta­ción. Pe­ro no se preo­cu­pe, por­que po­drá sen­tir­se to­do un ex­per­to con el ja­mo­ne­ro de Cha-Cha. De ace­ro inoxi­da­ble y con aca­ba­do ma­te, es­te ja­mo­ne­ro se li­mi­ta a la esen­cia del pro­duc­to. Con una ban­de­ja de por­ce­la­na aña­di­da, us­ted po­drá em­pla­tar lon­chas al es­ti­lo del ré­cord Guin­ness de Ni­co Jiménez, que lo­gró cor­tes de va­rios me­tros. Ya da­rá igual si su lon­cha es grue­sa y de cin­co cen­tí­me­tros, lo im­por­tan­te es que con Cha-Cha ten­drá us­ted sal­va­da esa ce­na de úl­ti­ma ho­ra y se sen­ti­rá to­do un maes­tro de es­te ar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.