“Dí­ga­me si val­go”

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

Aún se adi­vi­na cuer­po de bai­la­rín en es­te ma­ño, pa­ra quien “la dan­za co­mien­za cuan­do na­ces”. A los seis años les di­jo a sus pa­dres que él que­ría bai­lar y le pu­sie­ron un pro­fe­sor de jo­tas ara­go­ne­sas. Al po­co se pa­só al fla­men­co, has­ta que ate­rri­zó en el estudio de la bai­la­ri­na Ma­ría de Ávi­la, don­de “de que­rer ser un bai­la­rín de fla­men­co, me con­ver­tí en uno de clá­si­co”. Cuan­do te­nía 16 años, la com­pa­ñía de Mau­ri­ce Bé­jart, uno de los más gran­des bai­la­ri­nes y co­reó­gra­fos del si­glo XX, pre­sen­tó es­pec­tácu­lo en Ma­drid. El mis­mo día del es­treno, Ulla­te se plan­tó fren­te el fran­cés y le pi­dió una au­di­ción. “¿Tú has vis­to qué ho­ra es? Pe­ro si es­ta­mos a pun­to de em­pe­zar”, le es­pe­tó Bé­jart. No se dio por ven­ci­do. “Yo só­lo quie­ro que us­ted me vea y me di­ga si val­go o no”. Y se pu­so a bai­lar fren­te a él. “Le caí tan en gra­cia que al ver que ade­más bai­la­ba bien, me con­tra­tó, a pe­sar de no te­ner un lu­gar en su com­pa­ñía pa­ra mí”. Y así co­men­zó to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.