¿Quién no ha desea­do al­gu­na vez te­ner

SIM­PLE, ES DE­CIR, BRI­LLAN­TE

La Vanguardia - ES - - NOVA MÁS - ELI­SEN­DA BAN­CELLS

ma­yor­do­mo en el ho­gar? Fiel tra­ba­ja­dor que nos sal­va­ría de más de un despiste ma­tu­tino. De­jar­se las lla­ves den­tro de ca­sa, co­lo­car las ga­fas en el lu­gar me­nos pen­sa­do o de­ses­pe­rar­se por­que no sa­be dón­de se es­con­dió su mó­vil. Se­gu­ra­men­te se vea en una de es­tas si­tua­cio­nes (o en to­das a la vez) co­mo mí­ni­mo una vez por se­ma­na. No se de­ses­pe­re por­que hoy su vi­da va a dar un gi­ro de 180º al sa­ber que nun­ca más per­de­rá su va­lio­so tiem­po bus­can­do esos di­cho­sos ob­je­tos que, por ar­te de ma­gia, se es­con­den tan só­lo pa­ra fas­ti­diar. The Butler, rea­li­za­do ar­te­sa­nal­men­te y por en­car­go, es­tá he­cho con ma­de­ra de no­gal y con­tra­cha­pa­do de abe­dul bál­ti­co. En la par­te tra­se­ra aña­de un pe­que­ño y có­mo­do ori­fi­cio pa­ra que pue­da de­jar su mó­vil guar­da­do y, a su vez, en­chu­fa­do al car­ga­dor. Es­te or­ga­ni­za­dor de ob­je­tos pue­de ser, a par­tir de aho­ra, su pe­que­ño te­so­ro del ho­gar por­que le per­mi­ti­rá al­ma­ce­nar en su in­te­rior aque­llas per­te­nen­cias que a me­nu­do se pierden por ca­sa. Crea­do en el estudio de di­se­ño y cons­truc­ción de Cur­tis Mic­klish en San Die­go, Ca­li­for­nia, le ha­rá la vi­da más lle­va­de­ra. Que no le ex­tra­ñe en­ton­ces que en 2013 ga­na­ra el pre­mio A’ De­sign.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.