Las nue­vas co­ci­nas

Los ma­te­ria­les y la dis­tri­bu­ción del es­pa­cio dan un ai­re lú­di­co a es­te es­pa­cio fun­da­men­tal de la vi­vien­da

La Vanguardia - ES - - ED - Tex­to Begoña Cor­zo

Las co­ci­nas abier­tas al res­to de la ca­sa, fun­da­men­tal- men­te al co­me­dor y el sa­lón, ya es­tán muy ex­ten­di­das. Sin em­bar­go, los in­terio­ris­tas y fa­bri­can­tes de mo­bi­lia­rio es­tán dan­do pa­sos ha­cia una in­te­gra­ción aún ma­yor, no só­lo fí­si­ca, sino tam­bién en cuan­to al as­pec­to. “Las co­ci­nas ya no se di­se­ñan ais­la­das del con­tex­to. Aho­ra se tie­nen en cuen­ta los ma­te­ria­les y co­lo­res que li­gan con el res­to de la ca­sa”, ex­pli­ca Agnès Blanch, in­terio­ris­ta de Bult­haup Bach 7. La ma­de­ra con aca­ba­dos muy na­tu­ra­les –nun­ca bri­llan­tes–, los co­lo­res neu­tros y sua­ves, la pie­dra con tac­to ru­go­so y los mue­bles muy li­nea­les, sin ti­ra­do­res ni elec­tro­do­més­ti­cos a la vis­ta, son al­gu­nas de las cla­ves pa­ra lo­grar­lo. Tam­bién los so­bres ul­tra­fi­nos y del mis­mo co­lor que los mue­bles, pa­ra que des­ta­quen lo me­nos po­si­ble, y los ex­trac­to­res en­ra­sa­dos en el te­cho o con for­ma de gran­des lám­pa­ras. Ro­ber­to Ga­vaz­zi, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Bof­fi, ex­pli­ca que hay una in­ves­ti­ga­ción im­por­tan­te de nue­vos aca­ba­dos, tan­to pa­ra las su­per­fi­cies de tra­ba­jo co­mo pa­ra las puer­tas, in­clu­so se uti­li­za ma­de­ra an­ti­gua tra­ta­da o pro­ce­sa­da de una ma­ne­ra es­pe­cial, “pa­ra dar más per­so­na­li­dad a la co­ci­na, más allá del di­se­ño”. Se avan­za en los ma­te­ria­les sin­té­ti­cos de­ri­va­dos de la cuar­ci­ta o la ce­rá­mi­ca pa­ra gran­des su­per­fi­cies, más re­sis­ten­tes a las ra­lla­du­ras y a las man­chas que cual­quier otro ma­te­rial, y en la fi­bra de car­bono. Ade­más de ma­te­ria­les téc­ni­ca­men­te y es­té­ti­ca­men­te más in­tere­san­tes, nue­vos me­ca­nis­mos de aper­tu­ra y cie­rre de los mue­bles ha­cen que sea aún más fá­cil en­ca­jar­los en es­pa­cios abier­tos al li­ving cuan­do se desea ocul­tar o des­ta­par las par­tes más téc­ni­cas de la co­ci­na. Co­mo Agnès Blanch, Ga­vaz­zi opi­na que la

ma­yo­ría de las co­ci­nas se­gui­rán sien­do mi­ni­ma­lis­tas, aun­que cree que “se vol­ve­rán a ver al­gu­nos ti­ra­do­res im­por­tan­tes” y que se van a desa­rro­llar nue­vas so­lu­cio­nes de cons­truc­ción co­mo la co­lec­ción Salinas, de Pa­tri­cia Ur­quio­la, que ya no tie­ne una es­truc­tu­ra cons­trui­da al­re­de­dor de mue­bles ter­mi­na­dos, sino es­tan­te­rías de hie­rro ali­nea­das a los la­dos con pa­ne­les de me­tal en su tra­se­ra don­de se ins­ta­lan gri­fos, es­cu­rri­do­res, en­chu­fes o pe­que­ños con­te­ne­do­res. La mo­du­la­ri­dad tam­bién ha da­do un pa­so más allá, co­mo mues­tra la co­lec­ción de so­li­ta­rios de Bult­haup, mó­du­los pa­ra ir so­los o com­bi­na­dos que se ba­san en una es­truc­tu­ra de alu­mi­nio que pue­de equi­par­se con dis­tin­tos ele­men­tos: re­ji­llas, ta­blas de cor­te, con­te­ne­do­res, es­tan­te­rías... Otro as­pec­to que los fa­bri­can­tes tie­nen ca­da vez más en cuen­ta es el uso de ma­te­rias pri­mas y pro­ce­sos más eco­ló­gi­cos. La co­ci­na de Ur­quio­la, por ejem­plo, no uti­li­za más ma­te­rial de lo ne­ce­sa­rio, y en­tre los múl­ti­ples aca­ba­dos de las puer­tas se pue­de op­tar por el Pa­pe­rS­to­ne, un ma­te­rial 100% re­ci­cla­ble he­cho de car­tón tra­ta­do con acei­tes. La fir­ma ga­lle­ga Mobalco ha ido va­rios pa­sos más allá. Su sis­te­ma de fa­bri­ca­ción se ba­sa en la pro­duc­ción lim­pia y cuen­ta con un cer­ti­fi­ca­do de hue­lla de car­bono (cal­cu­la la emi­sión de CO aso­cia­da a la fa­bri­ca­ción, des­de las ma­te­rias

2 pri­mas has­ta el tra­ta­mien­to de residuos, pa­san­do por la ma­nu­fac­tu­ra y el trans­por­te). Su se­rie Or­gá­ni­ca tie­ne cer­ti­fi­ca­da una re­duc­ción de CO del 29,4% y

2 de con­su­mo ener­gé­ti­co del 20,9%. Es­ta co­lec­ción in­cor­po­ra ele­men­tos co­mo ama­sa­do­ra de pan, ger­mi­na­do­ra o de­pu­ra­do­ra de agua por ós­mo­sis in­ver­sa, “que ayu­dan a re­cu­pe­rar ali­men­tos y cos­tum­bres que he­mos ido de­jan­do de la­do con los ago­bios de la vi­da ac­tual”, ex­pli­ca Fran­cis­co Dá­vi­la. Pe­ro la me­jor sos­te­ni­bi­li­dad se lo­gra siem­pre con un con­su­mo efi­cien­te en el tiem­po. Por ello hay que te­ner muy cla­ro qué ti­po de co­ci­na se desea y se ne­ce­si­ta, por­que es una in­ver­sión cos­to­sa. “Lo pri­me­ro que de­be­ría­mos pre­gun­tar­nos –opi­na Blanch– es por nues­tras cos­tum­bres cu­li­na­rias, es de­cir, si pre­fe­ri­mos la co­ci­na rá­pi­da o la de mu­chas ho­ras. Y la se­gun­da es si que­re­mos co­mer en la co­ci­na o abrir­nos al res­to de la ca­sa”. Ga­vaz­zi tam­bién se­ña­la que es im­por­tan­te en­ten­der qué uso se desea ha­cer de la co­ci­na: más téc­ni­co, más es­té­ti­co, más in­di­vi­dual y más fá­cil de usar, más ais­la­do o más in­te­gra­do en la ca­sa, y a par­tir de ahí bus­car el me­jor mo­de­lo.

3

1

2 1 Ex­trac­tor Mam­mut. De me­tal ne­gro gra­fi­to. Ro­ta 360°. De pa­red, te­cho o sue­lo. Mi­nac­cio­lo 2 Pa­ra ex­te­rior Ar­ma­rio, fre­ga­de­ro y fo­gón de ma­de­ra de ro­ble y ace­ro. Con rue­das. Mi­nac­cio­lo

3 Cam­pa­na in­te­gra­da Ex­trac­tor Whi­te&Whi­te E-217. 1.100x700 mm y 188 mm de al­tu­ra. Pan­do

3 6 Mi­ni­ma­lis­ta Rock pue­de mon­tar­se co­mo una is­la de co­ci­na mo­no­lí­ti­ca o co­mo una co­ci­na in­de­pen­dien­te de cua­tro blo­ques. Lá­mi­nas de pie­dra de 6 mm de grue­so. Stei­nin­ger

7 Fu­tu­ris­ta Pro­to­ti­po for­ma­do por un so­lo es­tan­te de Co­rian for­ma­do por ex­tru­sión. Luz in­te­gra­da pa­ra ilu­mi­nar el lu­gar de tra­ba­jo. An­to­nio Lup­pi

4 4 To­do tro­te Ne­ve­ra Food Show­ca­se. To­tal­men­te abier­ta da ac­ce­so a las ban­de­jas de la ne­ve­ra y una puer­ta ex­tra es un ac­ce­so rá­pi­do a los pro­duc­tos de las ban­de­jas que se en­cuen­tran so­bre la puer­ta, pa­ra aho­rrar ener­gía. Sam­sung

5 Re­sis­ten­te De ace­ro inoxi­da­ble sin jun­tas a la vis­ta y con per­fi­les re­don­dea­dos. El zó­ca­lo en­tra 20 cm ba­jo el mue­ble pa­ra fa­ci­li­tar el acer­ca­mien­to a la su­per­fi­cie de tra­ba­jo. Pris­ma

8 In­vi­si­ble Is­la de ace­ro con un ta­ble­ro de 2 cm. Con­tie­ne las co­ne­xio­nes eléc­tri­cas pa­ra co­ci­nar y las tu­be­rías de agua. De los ar­qui­tec­tos i29

10

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.