PRE­CO­CES RAS­TROS DI­GI­TA­LES

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

El na­tu­ral or­gu­llo pa­terno y ma­terno, que an­tes con­sis­tía en te­ner me­dia do­ce­na de fotos de los ni­ños en una es­tan­te­ría de ca­sa, se es­tá ex­pan­dien­do a ve­lo­ci­dad su­per­só­ni­ca en el mun­do di­gi­tal. En con­se­cuen­cia, ca­da vez son más los ni­ños y ni­ñas cu­yas vi­das es­tán do­cu­men­ta­das en la red des­de el día que na­cie­ron. In­clu­so des­de an­tes, por­que tam­bién son ca­da vez más los fu­tu­ros pro­ge­ni­to­res que cuel­gan en las re­des so­cia­les las imá­ge­nes de las eco­gra­fías de sus fu­tu­ros be­bés. Los tes­ti­mo­nios no son só­lo fo­to­grá­fi­cos. En la red tam­bién pro­li­fe­ran los blogs don­de se cuen­tan, con to­do lu­jo de de­ta­lles, las co­sas tan fa­bu­lo­sas que ha­cen los hi­jos pe­ro, tam­bién, otros as­pec­tos más pri­va­dos y me­nos fa­bu­lo­sos. De las de­pre­sio­nes pos­par­to a los pro­ble­mas que dan las enure­sis noc­tur­nas, pa­san­do por fotos de las ca­cas y los vó­mi­tos de los re­to­ños e in­clu­so, con­fe­sio­nes so­bre la pre­fe­ren­cia de un hi­jo so­bre otro. Aun­que es­te in­ter­cam­bio de ex­pe­rien­cias se pue­de ver co­mo una for­ma de com­par­tir los ago­bios y los pla­ce­res de ser pa­dres, más de uno se pre­gun­ta có­mo va a afec­tar to­do es­ta bio­gra­fía on li­ne a los ni­ños pro­ta­go­nis­tas cuan­do crez­can. En el as­pec­to prác­ti­co, los ex­per­tos en se­gu­ri­dad di­gi­tal ad­vier­ten que una vez col­ga­da es­ta in­for­ma­ción es ca­si im­po­si­ble de con­tro­lar y que ya se es­tá uti­li­zan­do pa­ra su­plan­ta­cio­nes de iden­ti­dad. Ade­más, los pa­dres han de te­ner en cuen­ta que es­tán di­fun­dien­do in­for­ma­cio­nes pri­va­das so­bre sus hi­jos, y que lo que pa­re­ce hoy gra­cio­so, en unos años pue­de re­sul­tar em­ba­ra­zo­so. Sin ol­vi­dar que la per­so­na­li­dad de ca­da uno es­tá for­ma­da, en par­te, por esas co­sas que les su­ce­die­ron y que, qui­zás, se desean guar­dar pa­ra sí o com­par­tir con per­so­nas es­co­gi­das… Pe­ro, con la ex­po­si­ción pre­coz a las re­des so­cia­les se es­tá aca­ban­do con la di­fe­ren­cia­ción en­tre la idea de lo que es pú­bli­co y lo pri­va­do, con to­do lo que ello im­pli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.