VEN­TA­NA CON VIS­TAS A HOLLY­WOOD

La Vanguardia - ES - - EN CASA - Tex­to Es­ta­nis Ba­ñue­los

De mi­ra­da afa­ble y es­pí­ri­tu nor­te­ame­ri

cano, el jo­ven Pa­blo Lar­cuen pa­sea por el Fes­ti­val Fan­tás­ti­co de Sit­ges. Una go­rra ver­de en la que se lee su me­ta, Holly­wood, cul­mi­na su atuen­do pe­cu­liar. Ha­ce un año pre­sen­ta­ba en es­te lu­gar su ópe­ra pri­ma,

Hoo­ked up, y ha­ce dos, ga­na­ba co­mo me­jor cor­to­me­tra­je con Ele­fan­te. Vie­ne de un pue­blo de la cos­ta bar­ce­lo­ne­sa, El Mas­nou, pe­ro ya tie­ne en men­te pro­yec­tos que cru­za­rán el océano Atlán­ti­co. La pri­me­ra pe­lí­cu­la que le lla­mó la aten­ción fue El rey león. Ape­nas te­nía 12 años. Po­co des­pués em­pe­zó a co­ger la cá­ma­ra de sus pa­dres has­ta ha­cer­se con la su­ya pro­pia. “Gra­ba­ba ví­deos con mis ami­gos ha­cien­do ska­te, pla­nos stop mo­tion con los Ac­tion Man y cor­to­me­tra­jes con un ami­go que que­ría ser ac­tor”, re­cuer­da. Aun­que su sue­ño hu­bie­ra si­do ser mú­si­co, eli­gió el ci­ne “por no sa­ber can­tar, ni se­guir un rit­mo”, bro­mea. Aho­ra, no se arre­pien­te. Des­pués de en­trar en la repu­tada es­cue­la ci­ne­ma­to­grá­fi­ca Es­cac cuen­ta en su ha­ber con fil­mes ga­lar­do­na­dos co­mo Mi ami­go in­vi­si­ble, fru­to de una prác­ti­ca de ter­cer cur­so y me­jor cor­to­me­tra­je en Los An­ge­les Film Fes­ti­val, y Ele­fan­te, me­jor cor­to­me­tra­je internacional en el Fes­ti­val de Sit­ges 2012. Con el mis­mo equi­po y ami­gos que for­jó en la Es­cac, el año pa­sa­do pre­sen­tó en el Fes­ti­val de Sit­ges su pri­mer lar­go­me­tra­je, Hoo­ked up, una pe­lí­cu­la de te­rror gra­ba­da ín­te­gra­men­te con iP­ho­ne. Un ex­pe­ri­men­to que le ha va­li­do pa­ra lla­mar la aten­ción de los pro­fe­sio­na­les de la in­dus­tria y es­ta­ble­cer co­ne­xio­nes pa­ra fu­tu­ros pro­yec­tos. “Sit­ges fue el pri­mer fes­ti­val al que fui en mi vi­da. Ten­go fotos aquí con Terry Gi­lliam cuan­do era pe­que­ño. Pen­sar que el año pa­sa­do coin­ci­día­mos en los pa­si­llos y que in­clu­so com­pe­tía­mos en la mis­ma sec­ción fue co­mo una bro­ma pa­ra mí. El tiem­po ha pa­sa­do muy de­pri­sa”, ex­pli­ca. Mien­tras Hoo­ked up lo­gra acuer­dos de dis­tri­bu­ción in­ter­na­cio­na­les y se pro­yec­ta en los fes­ti­va­les de Den­ver y Hel­sin­ki, Pa­blo Lar­cuen si­gue pla­nean­do nue­vos re­tos. Es­tá es­cri­bien­do el guión de su nue­va pe­lí­cu­la. “Es­pe­ro aca­bar­lo a fi­nal de año. Lo im­por­tan­te es que la his­to­ria val­ga la pe­na. Una vez lo ten­ga, me iré a Los Án­ge­les pa­ra dar­le sa­li­da”. Por el mo­men­to, ya ha ter­mi­na­do De quoi j’me mê­le, un cor­to­me­tra­je ro­da­do en Fran­cia, y ha rea­li­za­do va­rios anun­cios y un vi­deo­clip del te­ma Stock de Palm­bo­men. “Hay que se­guir con ilu­sión y ga­nas”, afir­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.