AM­BI­CIÓN GLO­BAL

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA - Tex­to Gi­na To­sas

Pen­sar y pro­yec­tar ha te­ni­do su re­com­pen­sa pa­ra los crea­do­res de la start-up ca­ta­la­na Ice­bergs, ad­qui­ri­da por Pin­te­rest el ve­rano pa­sa­do. “Es una cues­tión de am­bi­ción: si con ella ya te es­tás po­nien­do lí­mi­tes, se­gu­ro que no lle­gas”, co­men­tan Al­bert Pe­re­ta y Cé­sar Isern. Lan­za­ron en el 2013 una pla­ta­for­ma di­ri­gi­da a crea­ti­vos y di­se­ña­do­res, que, co­mo ellos, echa­ban en fal­ta una he­rra­mien­ta pa­ra or­ga­ni­zar sus pro­yec­tos en la nu­be. Aho­ra vi­ven en San Fran­cis­co y tra­ba­jan en el de­par­ta­men­to de di­se­ño de pro­duc­to de es­ta red so­cial, que se cen­tra en com­par­tir imá­ge­nes y cuen­ta con 70 mi­llo­nes de usua­rios.

Los bar­ce­lo­ne­ses se co­no­cie­ron es­tu­dian­do di­se­ño en el cen­tro uni­ver­si­ta­rio Ei­na. Les unió una mis­ma vi­sión, la de “tras­cen­der el di­se­ño, más allá de ha­cer só­lo co­sas bo­ni­tas”, co­men­tan. Pe­re­ta e Isern orien­ta­ron su ca­rre­ra ha­cia el em­pren­di­mien­to: mon­ta­ron una con­sul­to­ría pa­ra start-up (Uni­tCo), pe­ro aca­ba­ron apos­tan­do por su pro­pio pro­duc­to, Ice­bergs.com, que sur­gía de la te­sis de Pe­re­ta pa­ra el más­ter en di­se­ño co­mo em­pren­de­dor de la es­cue­la de Ar­tes Vi­sua­les de Nue­va York. A las dos se­ma­nas de abrir la apli­ca­ción en in­ter­net ya con­ta­ban con 10.000 usua­rios. “Nos es­for­za­mos mu­cho en di­se­ñar una ex­pe­rien­cia en­fo­ca­da pa­ra que el usua­rio, na­da más en­trar, pen­sa­ra que el pro­duc­to es­ta­ba he­cho só­lo pa­ra él”, ex­pli­can los fun­da­do­res de una he­rra­mien­ta que en año y me­dio ha­bía crea­do una nu­tri­da co­mu­ni­dad, ase­gu­ran.

A ve­ces han sen­ti­do que en Es­pa­ña les cos­ta­ba ha­cer­se es­cu­char, en par­te por ve­nir del mun­do del di­se­ño y con­tar con per­fi­les más crea­ti­vos que de ne­go­cio, así que aho­ra es­ta oca­sión sig­ni­fi­ca una “va­li­da­ción de las ideas que es­tá­ba­mos te­nien­do, por­que las com­par­ti­mos con per­so­nas que es­tán en la cima de com­pa­ñías co­mo Pin­te­rest”, afir­ma Isern. De he­cho, aho­ra tra­ba­jan jun­to a los co­fun­da­do­res, Ben Sil­ber­man y Evan Sharp. Se­gún co­men­tan, y su ex­pe­rien­cia lo de­mues­tra, “las em­pre­sas ca­da vez con­fían más en la fi­gu­ra del de­sig­ner foun­der (di­se­ña­dor-em­pren­de­dor), co­mo Goo­gle, que lan­za pro­gra­mas pa­ra que gen­te crea­ti­va em­pie­ce pro­yec­tos”.

“Es­to es una de­mos­tra­ción –aña­de Pe­re­ta– de que sí se pue­de; que dos chi­cos nor­ma­les de Bar­ce­lo­na pue­den ir a San Fran­cis­co, ellos son co­mo tú; lo úni­co es que ellos es­tán en Si­li­con Va­lley y no­so­tros aquí. A ve­ces (los es­pa­ño­les) nos ha­ce­mos pe­que­ños a no­so­tros mis­mos”, ru­bri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.