EL FU­TU­RO DE LOS MU­SEOS YA ES­TÁ AQUÍ

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - TEX­TO JOR­DI JAR­QUE

En la ciu­dad chi­na de Wu­xi, a 140 ki­ló­me­tros de Shang­hai, hay un mu­seo his­tó­ri­co que aco­ge la ma­yor pan­ta­lla in­mer­si­va del mun­do con más de 650 m2. Li­te­ral­men­te el vi­si­tan­te se en­cuen­tra to­tal­men­te su­mer­gi­do en me­dio de la his­to­ria, co­mo si fue­ra un pro­ta­go­nis­ta más. No hay es­pa­cio en­tre lo ob­ser­va­do y el su­je­to. La in­ter­ac­ción es to­tal. De ello se en­car­gan un sue­lo in­te­rac­ti­vo de 400 m2 y una pan­ta­lla de pro­yec­ción de 250 m2, en la que se han sin­cro­ni­za­do 22 pro­yec­to­res de al­ta re­so­lu­ción y más de 30 or­de­na­do­res ca­pa­ces de pro­ce­sar las se­ña­les de 14 cá­ma­ras de se­gui­mien­to que cap­tan a los vi­si­tan­tes pa­ra ge­ne­rar en tiem­po real grá­fi­cos 2D y 3D que se mez­clan con la pe­lí­cu­la fil­ma­da. Por si no fue­ra su­fi­cien­te, a la ima­gen se le une el so­ni­do, que pro­ce­de de una trein­te­na de fuen­tes si­tua­das en pun­tos di­fe­ren­tes de la sa­la. La sen­sa­ción de in­mer­sión se com­ple­ta con es­pe­jos que re­cu­bren el res­to de las pa­re­des de la sa­la. Un ejem­plo de lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía al ser­vi­cio de una con­cep­ción fu­tu­ris­ta de los mu­seos. En es­te ca­so se tra­ta de to­do un es­pec­tácu­lo au­dio­vi­sual pa­ra el Wu

King­dom Mu­seum, en que se pro­yec­ta la his­to­ria del reino de Wu, una di­nas­tía chi­na del pe­rio­do com­pren­di­do en­tre los años 514 y 496 an­tes de Cris­to. Un es­pa­cio pre­pa­ra­do pa­ra aco­ger dia­ria­men­te a 3.840 per­so­nas. La pe­lí­cu­la pro­yec­ta­da, de 15 mi­nu­tos de du­ra­ción, re­co­rre los pa­sa­jes más sig­ni­fi­ca­ti­vos de la his­to­ria del reino de Wu, 500 años an­tes de la épo­ca de Cris­to, y trans­por­ta a los es­pec­ta­do­res a los es­ce­na­rios que mar­ca­ron su evo­lu­ción a tra­vés de un via­je vi­sual y so­no­ro por es­ce­na­rios na­tu­ra­les, ba­ta­llas, pa­la­cios y ciu­da­des que se mo­di­fi­can y reac­cio­nan en fun­ción del mo­vi­mien­to de los vi­si­tan­tes. No es cien­cia fic­ción. Es una reali­dad que ha he­cho po­si­ble Ac­cio­na Pro­duc­cio­nes y Di­se­ño. Juan Je­sús Ca­ba­lle­ro, di­rec­tor de ne­go­cio de di­cha em­pre­sa, lo de­no­mi­na in­ge­nie­ría cultural. Se tra­ta de un con­cep­to que apues­ta por la in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas pues­tas al ser­vi­cio de lo so­cial de una ma­ne­ra, ade­más, sos­te­ni­ble. Ca­ba­lle­ro ex­pli­ca que es­te im­pul­so na­ció con la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Se­vi­lla en 1992, en don­de ya se qui­so ofre­cer al­go más que los re­cur­sos clá­si­cos de vi­tri­nas, pa­ne­les grá­fi­cos, es­ce­no­gra­fías y ac­tua­cio­nes en di­rec­to. Aun­que una de las gran­des no­ve­da­des se vio cin­co años des­pués con el mu­seo de cien­cia en Cuen­ca, “en don­de uti­li­za­mos las pri­me­ras pan­ta­llas tác­ti­les”. El pre­mio gor­do vino con el Mu­seo de Ar­queo­lo­gía de Ali­can­te, en el que ga­na­ron el pre­mio EMYA co­mo el me­jor mu­seo de Eu­ro­pa del año en el 2002. Des­de en­ton­ces han llo­vi­do los pre­mios. Re­cien­te­men­te han aco­me­ti­do pro­yec­tos co­mo el Mu­seo Na­cio­nal de Omán, la Ca­sa de His­to­ria Eu­ro­pea de Bru­se­las o el Mu­seo Ju­dío de Mos­cú.

im­plan­ta­ción de las nue­vas tec­no­lo­gías, sino que con­vi­vi­rán. Es cues­tión de bus­car un equi­li­brio en­tre lo nue­vo y lo de siem­pre

Dos en uno Las vi­tri­nas, los pa­ne­les y otros re­cur­sos tra­di­cio­na­les de los mu­seos no des­apa­re­ce­rán con la

650 m2 In­mer­so en la ma­yor pan­ta­lla del mun­do pa­ra re­co­rrer la his­to­ria del reino de Wu, en Chi­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.