TIEM­POS QUE CAM­BIAN

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

Hay con­fi­te­ros que le­jos de em­bar­car­se en la aven­tu­ra

sa­la­da o en la bús­que­da de nue­vos sa­bo­res, lu­chan por man­te­ner una fór­mu­la que pa­sa de pa­dres a hi­jos du­ran­te si­glos y que se re­sis­te con­tra vien­to y ma­rea a la in­dus­tria­li­za­ción. Al­go que tam­bién tie­ne su va­lor gas­tro­nó­mi­co y an­tro­po­ló­gi­co. Je­sús Ma­nuel Re­don­do es

hi­jo de Juan An­to­nio, nieto de Ma­nuel y bis­nie­to de Juan

de Dios. Tres si­glos y cua­tro ge­ne­ra­cio­nes de ma­za­pa­ne­ros en la lo­ca­li­dad de So­to en Ca­me­ros (La Rio­ja), una re­fe­ren­cia del ma­za­pán es­pa­ñol jun­to al de To­le­do. Re­don­do es, de los po­cos pro­duc­to­res que hay de es­ta va­rie­dad, el úni­co que hor­nea con fue­go de ro­ble. ¿Es­tán es­tos pos­tres clá­si­cos na­vi­de­ños en pe­li­gro

an­te la irrup­ción de tan­tas no­ve­da­des? “Yo creo que no hay de­cli­ve y es­pe­ro que en el fu­tu­ro tam­po­co lo ha­ya”, ob­ser­va. Co­mo su fa­mi­lia ha he­cho to­da la vi­da, él de­di­ca dos me­ses al año a ha­cer de ma­za­pa­ne­ro “por­que es­te es un pro­duc­to muy es­ta­cio­nal, tra­ba­jas dos me­ses en es­to. Mis pa­dres y abue­los te­nían que ga­nar en dos me­ses pa­ra to­do el año. Lue­go te­nían su huer­to, plan­ta­ban…”. Re­don­do, en cam­bio, tra­ba­ja en la in­dus­tria ae­ro­náu­ti­ca. Los tiem­pos han cam­bia­do, su pro­duc­to no, tam­po­co la pro­duc­ción, li­mi­ta­da: “No

te­ne­mos ca­pa­ci­dad pa­ra ven­der a gran­des su­per­fi­cies. No­so­tros po­de­mos pro­du­cir

en esos dos me­ses unos 2.000 ki­los de ma­za­pán, que es lo que pro­du­ce una fá­bri­ca en un día. Ga­na­mos di­ne­ro, pe­ro no ha­ce­mos el agos­to”. En las fotos, y en el sen­ti­do de las agu­jas del re­loj, ma­ca­rro­nes y bom­bo­nes de gus­tos sa­la­dos (mor­ci­lla,

ce­bo­lla con­fi­ta­da...) y ho­ja de oto­ño, to­das ellas crea­cio­nes del maes­tro pas­te­le­ro Pa­co Torreblanca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.