“MA­MÁ ES­TÁ EN­FER­MA”

La Vanguardia - ES - - BOULEVARD -

La psi­co­pe­da­go­ga Qui­ma Ri­cart te­nía 32 años y una hi­ja de dos cuan­do se en­con­tró un nó­du­lo en el pe­cho. Al ir al mé­di­co le di­je­ron que no era na­da. Seis me­ses más tar­de se ope­ró por es­té­ti­ca, ya que no le gus­ta­ba ver­se ese bul­to, y en­ton­ces le en­con­tra­ron que te­nía un cán­cer muy agre­si­vo. “Fue co­mo un ja­rro de agua fría. Me die­ron muy po­ca es­pe­ran­za, pe­ro ocho años des­pués si­go aquí y cu­ra­da”, re­cuer­da, aho­ra sí, son­rien­do. Du­ran­te la qui­mio, “no te­nía fuer­zas pa­ra na­da. Era muy du­ro. Mi úni­co sen­ti­mien­to era so­bre­vi­vir. No llo­ré por­que te­nía la sen­sa­ción que si em­pe­za­ba a llo­rar no me po­dría le­van­tar”. Des­pués, re­me­mo­ra, pu­do re­ela­bo­rar lo vi­vi­do. “Cuan­do aca­bé el tra­ta­mien­to, me pu­se a es­cri­bir, y en­ton­ces sí llo­ré. Sa­qué to­da la ra­bia que sen­tía, co­gí el por qué me ha pa­sa­do es­to y lo con­ver­tí en pa­ra qué”. De ese pro­ce­so sur­gió el li­bro La ma­re es­tà ma­lal­ta (An­da­na), con ilus­tra­cio­nes de An­tò­nia Bo­nell, tam­bién afec­ta­da de cán­cer de ma­ma con 40 años. La ilus­tra­do­ra ex­pli­ca: “Gra­cias a la en­fer­me­dad, me re­en­con- tré. Des­de pe­que­ña me gus­ta­ba di­bu­jar, pe­ro no me de­di­ca­ba y tra­ba­ja­ba en otras co­sas. Cuan­do es­ta­ba en­fer­ma me apun­té a un cur­so de ilus­tra­ción y he po­di­do ex­pre­sar to­do lo que sen­tía a tra­vés de mis di­bu­jos”. Re­co­no­ce que el li­bro le cos­tó mu­cho tra­ba­jo: “Ha­bla­ba de mí, de mis hi­jos, de mi pa­re­ja… fue más de un año de tra­ba­jo in­ten­so en to­dos los sen­ti­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.