CAM­BIAR TEC­NO­LO­GÍA POR NA­TU­RA­LE­ZA

La Vanguardia - ES - - CREAR - Tex­to Eli­sen­da Ban­cells

Cu­rio­so y ob­ser­va­dor, es­te di­se­ña­dor de úti­les co­ti­dia­nos vi­ve muy vin­cu­la­do al agua. El mar es su me­jor alia­do y por eso, siem­pre que pue­de no du­da en es­ca­par­se pa­ra prac­ti­car una de sus pa­sio­nes: el surf. Víc­tor Cas­ta­ne­ra em­pe­zó a ver ví­deos de es­te de­por­te, ha­ce ya unos años, de­bi­do a su gran amor por el mar. “Ne­ce­si­ta­ba pro­bar­lo. Des­de el pri­mer mo­men­to en que mi pie to­có el agua su­pe que es­te de­por­te se­ría im­pres­cin­di­ble en mi vi­da”, re­cuer­da el jo­ven de 24 años. El di­se­ño, su otra de­bi­li­dad, es­tá pre­sen­te hoy en su día a día mien­tras es­tu­dia un más­ter en Di­se­ño e In­ge­nie­ría de Desa­rro­llo de Pro­duc­tos. “Que­ría desa­rro­llar una idea que re­pre­sen­ta­se mis in­quie­tu­des a tra­vés del di­se­ño”, con­fie­sa. Y así fue. Ga­na­dor de la me­da­lla Adi de pla­ta en el 2013, Are­nis­cos (Are­nis­cos­pro­ject.com) es hoy un pro­yec­to que re­pre­sen­ta la esen­cia más pu­ra de es­te di­se­ña­dor. Una per­fec­ta fu­sión en­tre sus pa­sio­nes –el di­se­ño y el mar– y su per­so­na­li­dad –cu­rio­sa y co­nec­ta­da con la na­tu­ra­le­za–. Nos re­mon­ta­mos dos años atrás cuan­do es­ta idea crea­ti­va ad­quie­re su sig­ni­fi­ca­do, “fo­men­tar la ad­mi­ra­ción por la na­tu­ra­le­za en un mun­do fo­ca­li­za­do en la tec­no­lo­gía”, en la Cos­ta Dau­ra­da. La fi­na are­na de es­tas pla­yas des­en­ca­de­nó un con­cep­to “so­cial y me­dioam­bien­tal” cu­yo ob­je­ti­vo es “con­cien­ciar a la sociedad del rit­mo ace­le­ra­do del en­torno”. La are­na, el agua y el in­gre­dien­te es­tre­lla, un lí­qui­do no tó­xi­co, son los com­po­nen­tes pa­ra crear una va­ji­lla con va­rie­dad de for­mas. Es­te jo­ven de ai­re sur­fe­ro ha con­se­gui­do que su pro­yec­to tras­pa­se fron­te­ras. “Im­pul­sé la idea sin in­ten­cio­nes de lle­gar tan le­jos” y aún así, ha lo­gra­do que Are­nis­cos es­tu­vie­ra pre­sen­te en la Feria Internacional de Di­se­ño (Mi­lán, 2013) y que fue­ra ví­deo de pre­sen­ta­ción en el Mu­seo Con­tem­po­rá­neo de Ar­te­sa­nía en una ex­po­si­ción so­bre la his­to­ria del bol (Ore­gón, 2013). Con­fie­sa que su amor por el di­se­ño vie­ne des­de muy pe­que­ño cuan­do lle­gó a sus ma­nos un li­bro so­bre Leo­nar­do Da Vin­ci. “Quie­ro ser in­ven­tor” re­pe­tía. Cas­ta­ne­ra ha en­con­tra­do aho­ra “una ma­ne­ra de ex­pre­sar sus in­quie­tu­des y de co­no­cer el ar­te a ni­vel crí­ti­co”. Are­nis­cos, al igual que su crea­dor, evo­lu­cio­na ha­cia una nue­va eta­pa. Ha­cien­do ho­nor a la idea del con­cep­to ori­gi­nal, quie­re em­pe­zar a lan­zar su pro­yec­to ha­cia otros ám­bi­tos fue­ra del di­se­ño. Por eso, ase­gu­ra fir­me­men­te que “si Are­nis­cos ha­bla de trans­mi­tir ideas, quie­ro que és­tas flu­yan de verdad”.

Víc­tor Cas­ta­ne­ra 24 años, Bar­ce­lo­na Di­se­ña­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.