El li­bro de Fernando Trueba

El mul­ti­pre­mia­do di­rec­tor y pro­duc­tor de ci­ne ha­bla de su in­fan­cia y de un li­bro de fá­bu­las que le mar­có

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

pu­die­ron es­tu­diar, mi­ti­fi­ca­ban la cul­tu­ra y se des­lo­ma­ban pa­ra que sus hi­jos (ocho), la tu­vie­ran. Aho­ra sin em­bar­go, im­pe­ra una es­pe­cie de menosprecio por el sa­ber, se la­men­ta. “Me pre­gun­to quié­nes van a sus­ti­tuir a los sa­bios e in­te­lec­tua­les de ge­ne­ra­cio­nes pa­sa­das, que te­nían un co­no­ci­mien­to in­abar­ca­ble”. Mú­si­cahe­ri­do, ci­nehe­ri­do, ar­tehe­ri­do y, so­bre to­do, le­trahe­ri­do. “Aun­que yo no sea es­cri­tor, lo que más amo en el mun­do son los li­bros. Es don­de más fe­liz soy y lo que más acom­pa­ña. Siem­pre he pen­sa­do que el me­jor di­se­ño que el ser hu­mano ha he­cho ja­más es el li­bro”. Eso sí, “en pa­pel, cla­ro”, apos­ti­lla. En su ca­sa, cuan­do él na­ció, no ha­bía ni uno so­lo. Quin­ce años más tar­de, al lle­gar Da­vid Trueba, el me­nor de la sa­ga, la ca­sa ya es­ta­ba lle­na. “Los li­bros los me­ti­mos los hi­jos con la com­pli­ci­dad y el aplau­so de los pa­dres. No ha­bía ni un du­ro pa­ra dar­te el fin de se­ma­na co­mo les da­ban al res­to de ni­ños. Pe­ro si pe­días pa­ra un li­bro, te lo da­ban”, re­cuer­da el ci­nes­ta que acu­mu­la pre­mios Os­car, Bafta, Go­ya... De to­dos los li­bros que po­see, en con­cre­to hay uno al que le tie­ne un ca­ri­ño muy es­pe­cial; lo le­yó de jo­ven­ci­to, pri­me­ro en cas­te­llano y lue­go más tar­de lo com­pró en su idio­ma ori­gi­nal, en in­glés, las Fá­bu­las fan­tás­ti­cas, de Am­bro­se Bier­ce. Lo mues­tra, con de­li­ca­de­za, bien fo­rra­do en plás­ti­co, pa­ra que no se es­tro­pee ni lo más mí­ni­mo. Es, ade­más, la pri­me­ra edi­ción ame­ri­ca­na, de 1889. E in­clu­so es­tá fir­ma­do por el hi­jo del au­tor. “Pa­ra mí tie­ne al­go pre­cio­so y es que pre­fi­gu­ra el hu­mor de Grou­cho Marx, que es el hu­mor que más me pue­de gus­tar. Ab­sur­do, su­rrea­lis­ta, cáus­ti­co, con una mez­cla que ha­ce que suel­tes una car­ca­ja­da y la si­guien­te se te que­de con­ge­la­da. Y con al­go de mal hu­mor en el hu­mor”.

LAS CO­SAS MÁS BE­LLAS Los per­so­na­jes de La ni­ña de tus ojos (1998) lle­va­ban años re­vi­si­tan­do a Trueba has­ta que dio con el guión de La rei­na de Es­pa­ña, su pró­xi­mo fil­me, que no es, in­sis­te, una se­gun­da par­te. Tam­bién aca­ba de pro­du­cir un dis­co con Es­tre­lla Mo­ren­te, Amar en paz. “Es una de la co­sas más be­llas con las que yo he te­ni­do que ver en mi vi­da. Sé que cuan­do ya no es­te­mos aquí, ha­brá gen­te oyén­do­lo to­da­vía”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.