A los pos­tres, pa­ta­tas fri­tas

La Vanguardia - ES - - ED -

Hu­bo un tiem­po en que su con­su­mo es­tu­vo prohi­bi­do en ca­si to­da Eu­ro­pa. An­toi­ne Par­men­tier (1737-1813) con­si­guió que se su­pri­mie­ran las le­yes que im­pe­dían su cul­ti­vo y pro­mo­vió su con­su­mo des­pués de com­pro­bar sus pro­pie­da­des ali­men­ti­cias co­mo pri­sio­ne­ro de Pru­sia du­ran­te la Gue­rra de los Sie­te Años. La his­to­ria de es­te quí­mi­co, agró­no­mo y nu­tri­cio­nis­ta, así co­mo la de otros sie­te prohom­bres de es­te tu­bércu­lo, fi­gu­ra en la pá­gi­na web del Mu­seo de la pa­ta­ta fri­ta (Friet­mu­seum. be) de Bru­jas. Los bel­gas ase­gu­ran que las pa­ta­tas fri­tas na­cie­ron en el si­glo XVII en su país y que ellos po­seen la me­jor receta pa­ra que sal­gan do­ra­das y cru­jien­tes. Tan sen­ci­llas y tan di­fí­ci­les de ha­cer bien, una bue­na pa­ta­ta fri­ta es­con­de to­do un uni­ver­so y más de un mis­te­rio. Por ejem­plo: ¿cuál de las 5.000 va­rie­da­des de pa­ta­tas es la me­jor? ¿Hay que pe­lar­la o no? ¿Có­mo cor­tar­la? ¿Y la­var­la? Pier­gior­go M. San­dri se arries­ga a dar res­pues­ta a es­tas pre­gun­ta des­pués de do­cu­men­tar­se y con­sul­tar a unos y otros es­pe­cia­lis­tas en la ma­te­ria. Aun­que ca­da maes­tro tie­ne su li­bri­llo, es­pe­ra­mos sa­tis­fa­cer su cu­rio­si­dad y que lue­go se chu­pen los de­dos. Co­mo hi­zo aquel ami­go que, a los pos­tres, pi­dió un pla­to de pa­ta­tas fri­tas. ¿Se acuer­dan?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.