El piano del maes­tro

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

El con­cer­tits­ta Lang Lang ha­bla de su vida, de sus lo­gros y pe­na­li­da­des y de sus pia­nos fa­vo­ri­tos

Con una me­dia de tres con­cier­tos se­ma­na­les, la vida de Lang Lang trans­cu­rre más en los avio­nes que en sus ca­sas de Nue­va York y Pe­kín. “No me gus­ta na­da es­tar so­lo, así que sue­lo via­jar con mi ma­dre o con bue­nos ami­gos”. El pia­nis­ta, fru­to de la po­lí­ti­ca china del hi­jo úni­co, re­cu­pe­ra así los años de se­pa­ra­ción de su pro­ge­ni­to­ra. “Des­pués de atra­ve­sar un

pe­río­do de so­le­dad y tris­te­za, en el que me vol­ví lo­co, ha­ce mu­chos años de­ci­dí que iría siem­pre acom­pa­ña­do”, re­la­ta. “Via­jar so­lo es abu­rri­do. No im­por­ta lo bella que sea una ciu­dad, si es­tas so­lo no lo es tan­to. Ne­ce­si­to ca­lor hu­mano”, apos­ti­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.