EL ES­LA­BÓN QUE FAL­TA­BA

HON­DA CB 500 F

La Vanguardia - Motor - - MOTO: PRUEBA - Al­bert Al­si­na

Hon­da ha de­ci­di­do re­cu­pe­rar una ci­lin­dra­da que ha­bía ol­vi­da­do en el baúl de los re­cuer­dos. Unos mo­de­los que ha­ce años eran los más de­por­ti­vos por ex­ce­len­cia del mun­dial de mo­to­ci­clis­mo, y que con la lle­ga­da de los cua­tro tiem­pos ha­bían caí­do en desuso. Así las co­sas, se pa­sa­ba de las pe­que­ñas 300cc a las ya muy de­por­ti­vas 600cc. Un pa­so in­ter­me­dio que aho­ra, con la lle­ga­da de es­ta CB 500 F, se cu­bre a la per­fec­ción.

Es­ta ver­sá­til y me­nu­da na­ked tie­ne cier­tos to­ques de mo­to gran­de ba­sa­da en un di­se­ño to­tal­men­te nue­vo de gran com­pa­ci­dad, pe- ro en el que los usua­rios de cual­quier ta­lla se sien­ten co­mo pez en el agua pe­se a que no se pue­de re­gu­lar la ma­ne­ta del freno de­lan- te­ro. Eso sí, la er­go­no­mía se ha tra­ba­ja­do has­ta la saciedad, y la co­mo­di­dad con la que el pi­lo­to se aco­mo­da a su ca­rro­ce­ría ha si­do tra­ba­ja­da al má­xi­mo. La po­si­ción de con­duc­ción es bas­tan­te er­gui­da, tie­ne un buen án­gu­lo pa­ra las pier­nas y la ba­ja al­tu­ra del asien­to per­mi­te ob­te­ner una gran sen­sa­ción de se­gu­ri­dad sea cual sea la si­tua­ción de con­duc­ción. In­clu­so, en la fa­ce­ta más vi­sual, se ha con­se­gui­do que es­te mo­de­lo se ase­me­je a la im­po­nen­te CB 1000 R; al­go que gus­ta, y mu­cho, en los tiem­pos ac­tua­les.

FÁ­CIL, MUY FÁ­CIL

Con es­ta CB 500 F, la mar­ca del ala do­ra­da po­ne en ma­nos de cual­quier ti­po de usua­rio, con in- de­pen­den­cia de su ni­vel de con­duc­ción, una mo­to ver­sá­til, eco­nó­mi­ca, fia­ble y con un agra­da­ble to­que de­por­ti­vo. Y lo con­si­gue gra­cias a un pro­pul­sor muy re­so­lu­ti­vo por la ba­ja ci­lin­dra­da de que dis­po­ne. Un mo­tor bi­ci­lín­dri­co en pa­ra­le­lo li­ge­ro y po­li­va­len­te, de re­du­ci­das emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes y ba­jo con­su­mo, pe­ro que no es tan bru­tal co­mo los 500cc de dos tiem­pos de an­ta­ño.

Tie­ne una en­tre­ga de po­ten­cia ex­tre­ma­da­men­te li­neal y no trans­mi­te nin­gún ti­po de vi­bra­ción. Con él, la res­pues­ta del ace­le­ra­dor es sua­ve, ar­mo­nio­sa y no­ble –muy fá­cil de con­du­cir–, pe­ro trans­mi­tien­do bue­nas do­sis de di­ver­sión cuan­do se so­bre­pa­sa el ré­gi­men me­dio de re­vo­lu­cio­nes. A par­tir de ahí es cuan­do el pro­pul­sor des­en­fun­da to­do su ca­rác­ter y sa­ca pe­cho, pro­por­cio­nan­do un tem­pe­ra­men­to bas­tan­te di­ná­mi­co que per­mi­te rea­li­zar una con­duc­ción vi­tal y de­sen­fa­da­da sin pro­ble­mas.

Las re­cu­pe­ra­cio­nes son bue­nas, su gran ro­bus­tez se le pre­su­me gra­cias a los ma­te­ria­les que siem­pre uti­li­za la mar­ca ja­po­ne­sa y la evo­lu­ción del sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción, ade­más de dis­po­ner de un cam­bio de mar­chas efi­cien­te y sua­ve.

En cuan­to al apar­ta­do ci­clo, las sen­sa­cio­nes tam­bién son de lo más agra­da­bles. Es un mo­de­lo ex­tre­ma­da­men­te in­tui­ti­vo, sen­ci­llo y prác­ti­co. Se co­lo­ca den­tro de la cur­va con una fa­ci­li­dad pas­mo­sa, su es­ta­bi­li­dad es no­to­ria –in­clu­so den­tro de án­gu­los lar­gos a al­ta ve­lo­ci­dad–, per­mi­tien­do lle­var un rit­mo bas­tan­te ale­gre. Las sus­pen­sio­nes res­pon­den muy bien a las de­man­das del pi­lo­to. Son efec­ti­vas y có­mo­das en to­do mo­men­to, sin echar en fal­ta du­re­za cuan­do se cir­cu­la de for­ma di­ná­mi­ca; va­lo­res que se agra­de­cen cuan­do pa­sa­mos por am­bien­tes más bien ur­ba­nos. Ade­más, los fre­nos res­pon­den a la per­fec­ción, con un buen tac­to y un mor­dien­te no­ta­ble.

Es una mo­to gran­de en­ce­rra­da en un cuer­po pe­que­ño; sSu er­go­no­mía, di­se­ño y gran co­mo­di­dad, la ha­cen ap­ta pa­ra cual­quier ti­po de ta­lla

Es­ta­mos de­lan­te de un mo­de­lo pen­sa­do y crea­do pa­ra usua­rios del car­net A2. Y es que la CB 500 F es una mo­to ex­tre­ma­da­men­te fá­cil de con­du­cir, de gran sen­ci­llez, bue­na ca­li­dad, gran economía de uso con un to­que li­ge­ra­men­te de­por­ti­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.