Sen­ti­do prác­ti­co

La re­cien­te re­no­va­ción del Seat To­le­do per­mi­te po­ten­ciar su ya pri­vi­le­gia­da po­si­ción fren­te a los opo­nen­tes de su seg­men­to. En­tre ellos, el C-Ely­sée de Ci­troën con­ti­núa sien­do uno de los mo­de­los más com­pe­ti­ti­vos

La Vanguardia - Motor - - CARA A CARA - Ramon Or­tiz

Tres años des­pués de su lan­za­mien­to, el Seat To­le­do re­nue­va y po­ten­cia sus ar­gu­men­tos ac­tua­li­zan­do su ima­gen, adop­tan­do me­cá­ni­cas más po­ten­tes y efi­cien­tes y aña­dien­do ele­men­tos de equi­pa­mien­to muy va­lio­sos. Se tra­ta de un pa­so ade­lan­te que per­mi­te al au­to­mó­vil fa­bri­ca­do en Mar­to­rell com­pe­tir con to­das las ga­ran­tías en­tre los me­jo­res de su seg­men­to.

Se tra­ta de un seg­men­to del mer­ca­do que exi­ge au­to­mó­vi­les a buen pre­cio, ca­pa­ces de atraer a clien­tes que desean un co­che es­pa­cio­so y po­li­va­len­te y que, a su vez, ten­gan unas ta­ri­fas ra­zo­na­bles. Son co­ches de cor­te prác­ti­co, des­ti­na­dos a cum­plir con las ne­ce­si­da­des de una fa­mi­lia, tan­to en cues­tio­nes de ha­bi­ta­bi­li­dad como en ca­pa­ci­dad de ma­le­te­ro. En un se­gun­do plano que­dan otros con­di­cio­nan­tes de com­por­ta­mien­to o de­ta­lles de lu­jo, re­ser­va­dos a otras op­cio­nes. El ob­je­ti­vo es, en de­fi­ni­ti­va, lo­grar el me­jor com­pro­mi­so po­si­ble en­tre ca­li­dad, pre­cio, es- pa­cio y equi­pa­mien­to.

Ba­jo es­tos con­di­cio­nan­tes, Ci­troën lle­va al lí­mi­te es­te con­cep­to ofre­cien­do con su C-Ely­sée unos pre­cios muy ajus­ta­dos en su ga­ma, apos­tan­do sin com­ple­jos por ter­mi­na­cio­nes co­rrec­tas pe­ro sen­ci­llas, plás­ti­cos in­te­rio­res más du­ros, et­cé­te­ra. Am­bos vehícu­los go­zan de atrac­ti­vo es­té­ti­co ra­zo­na­ble, com­bi­na­do con in­te­rio­res que ofre­cen una so­bre­sa­lien­te dis­tan­cia en­tre fi­las de asien­tos. Tan­to C-Ely­sée como To­le­do es­tán por en­ci­ma de los 500 li­tros de vo­lu­men útil de ma­le­te­ro, con li­ge­ra ven­ta­ja a fa­vor del mo­de­lo de Seat que cuen­ta ade­más con una enor­me bo­ca de car­ga.

OB­JE­TI­VOS DI­FE­REN­CIA­DOS

El nue­vo Seat To­le­do se des­mar­ca con cla­ri­dad en dis­po­ni­bi­li­dad de equi­pa­mien­tos, per­mi­tien­do con­fi­gu­rar un co­che con una do­ta­ción com­ple­ta que pue­de in­cluir air­bags de cor­ti­na, con­trol de pre­sión de neu­má­ti­cos, na­ve­ga­dor, con­trol de ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro, re­tro­vi­so­res ca­le­fac­ta­bles, fa­ros con tec­no­lo­gía full led, es­pe­jos re­tro­vi­so­res con in­ter­mi­ten­tes in­te­gra­dos, et­cé­te­ra. Dis­po­ne asi­mis­mo de po­si­bi­li­da­des su­pe­rio­res de co­nec­ti­vi­dad.

Ci­troën ofre­ce en cues­tio­nes me­cá­ni­cas una in­tere­san­te mo­to­ri­za­ción de ga­so­li­na que da lu­gar a un buen ren­di­mien­to y una res­pues­ta sol­ven­te an­te cual­quier exi­gen­cia. Se tra­ta de un blo­que de 1,6 li­tros, del cual se ex­trae una po­ten­cia de 115 CV. Seat, por su par­te, re­nue­va sus me­cá­ni­cas, des­ta­can­do su mo­tor 1.2 TSI que ele­va su po­ten­cia des­de 105 has­ta 110 CV, a la vez que me­jo­ra en ren­di­mien­to y efi­cien­cia (cuen­ta con Start&Stop). Es­ta me­cá­ni­ca se mues­tra su­pe­rior al mo­tor 1,6 li­tros de Ci­troën, al que su­pera en ve­lo­ci­dad má­xi­ma y en ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción.

Do­ta­dos am­bos de no­ta­ble agi­li­dad pa­ra desen­vol­ver­se en gran­des ciu­da­des, el au­to­mó­vil es­pa­ñol ha­ce ga­la en ca­rre­te­ra del ha­bi­tual di­na­mis­mo de los Seat y ofre­ce un com­por­ta­mien­to más efi­caz en zo­nas vi­ra­das, con un tac­to ge­ne­ral muy agra­da­ble, acom­pa­ña­do in­clu­so de cier­to gra­do de di­ver­sión.

En de­fi­ni­ti­va, el To­le­do de Seat es un pro­duc­to de ca­li­dad su­pe­rior, más mo­derno y com­ple­to en su plan­tea­mien­to. Pe­ro el au­to­mó­vil de Ci­troën tie­ne a su fa­vor el –en ocasiones- de­ci­si­vo ar­gu­men­to de los pre­cios. Es una cues­tión de es­co­ger en­tre unas ta­ri­fas de ad­qui­si­ción más ac­ce­si­bles, o bien avan­zar un pa­so en bus­ca de ma­yor ca­li­dad de pro­duc­to.

SEAT TOLEDO___

Cuen­ta con una pues­ta a pun­to es­pe­cí­fi­ca en apar­ta­dos como la sus­pen­sión y la di­rec­ción -con asis­ten­cia eléc­tri­ca- pa­ra que el vehícu­lo re­sul­te es­pe­cial­men­te re­sis­ten­te y se­gu­ro. Es­ta fun­cio­nal y prác­ti­ca ber­li­na se fa­bri­ca en la plan­ta ga­lle­ga que la fir­ma fran­ce­sa tie­ne en Vi­go.

Dis­po­ne de un sis­te­ma de ra­dar Front As­sist con fun­ción de fre­na­da en ciu­dad que, si iden­ti­fi­ca ries­go de co­li­sión a más de 30 km/h, emi­te una ad­ver­ten­cia acús­ti­ca y vi­sual, pre­pa­rán­do­se pa­ra una fre­na­da de emer­gen­cia. La se­gu­ri­dad se re­fuer­za con el sis­te­ma de freno mul­ti­co­li­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.