En­tre el cie­lo y la tie­rra

El pri­mer y úni­co SUV com­pac­to pre­mium des­ca­po­ta­ble del mun­do ele­va el atrac­ti­vo de la fa­mi­lia Evo­que has­ta la cús­pi­de del di­se­ño au­to­mo­vi­lís­ti­co y am­plía el ca­rác­ter lú­di­co y ver­sá­til del Ran­ge Ro­ver más emo­cio­nan­te del mer­ca­do

La Vanguardia - Motor - - COCHE DE LA SEMANA - Da­niel Bal­cells

Po­si­cio­na­da en la ci­ma de la exi­to­sa ga­ma Evo­que, la nue­va ver­sión Con­ver­ti­ble del to­do­ca­mino bri­tá­ni­co mar­ca un hi­to en la his­to­ria de Land Ro­ver y su­po­ne una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción en el seg­men­to de los SUV pre­mium. Si bien es cier­to que el pri­mer cros­so­ver des­ca­po­ta­ble mo­derno fue el Nis­san Mu­rano Cros­sCa­brio­let, un “ex­pe­ri­men­to” del fa­bri­can­te ja­po­nés lan­za­do ha­ce cin­co años en el mer­ca­do ame­ri­cano pa­ra ex­plo­rar po­si­bles nue­vos seg­men­tos, el Ran­ge Ro­ver Evo­que Con­ver­ti­ble lle­ga con un plan­tea­mien­to mu­cho más rea­lis­ta y cohe­ren­te. Pe­se a que pue­da pa­re­cer una sim­ple ex­tra­va­gan­cia pa­ra lla­mar la aten­ción, po­see to­das las co­mo­di­da­des y ven­ta­jas de un SUV de ga­ma al­ta, las ap­ti­tu­des off-road de un au­tén­ti­co 4x4 y la in­com­pa­ra­ble sen­sa­ción de li- ber­tad que só­lo un ca­brio pue­de pro­por­cio­nar.

El tiem­po –y el pú­bli­co– di­rá si es­ta nue­va ge­ne­ra­ción de cros­so­vers lú­di­cos con te­cho prac­ti­ca­ble que pro­po­ne Land Ro­ver lle­ga pa­ra que­dar­se y ha­cer­se un hue­co de­fi­ni­ti­va­men­te en­tre la clien­te­la más in­quie­ta y epi­cú­rea, pe­ro lo cier­to es que vir­tu­des pa­ra lo­grar­lo no le fal­tan al Evo­que Con­ver­ti­ble.

La va­rian­te des­ca­po­ta­ble con­ser­va las ele­gan­tes pro­por­cio­nes de la ca­rro­ce­ría Coupé y man­tie­ne su es­ti­li­za­da si­lue­ta la­te­ral, só­lo mo­di­fi­ca­da por una ca­po­ta de lo­na que se in­te­gra de for­ma ar­mo­nio­sa y na­tu­ral en el per­fil del vehícu­lo cuan­do el te­cho es­tá ce­rra­do y que exal­ta y po­ten­cia to­da la be­lle­za y el di­na­mis­mo de sus tra­zos cuan­do es­tá abier­to. Ocul­ta tras los asien­tos pos­te­rio­res, se en­ra­sa de for­ma per­fec­ta con la lí­nea de cin­tu­ra del vehícu­lo de­jan­do la ca­bi­na to­tal­men­te abier­ta y crean­do un efec­to es­té­ti­co es­pec­ta­cu­lar.

Su me­ca­nis­mo de ple­ga­do en for­ma de Z, de 68 kg de pe­so y do­ta­do de cua­tro mo­to­res eléc­tri­cos, eje­cu­ta la ope­ra­ción de aper­tu­ra en 18 se­gun­dos y la de cie­rre en 21 se­gun­dos. Ade­más, pue­de ac­cio­nar­se en mar­cha a ve­lo­ci­da­des in­fe­rio­res a 48 km/h y la ca­pa­ci­dad del ma­le­te­ro (251 li­tros) no va­ría.

Se mi­re por don­de se mi­re, el di­se­ño del Evo­que –ya in­cues­tio­na­ble­men­te acer­ta­do en sus ver­sio­nes de 3 y 5 puer­tas– ro­za la per­fec­ción es­ti­lís­ti­ca en el Con­ver­ti­ble. Y si vi­sual­men­te re­sul­ta fas­ci­nan­te, la con­duc­ción a cie­lo abier­to se con­vier­te en un au­tén­ti­co pla­cer pa­ra los sen­ti­dos. Tran­si­tar por ca­mi­nos o pis­tas de mon­ta­ña, atra­ve­sar sen­de­ros en­tre bos­ques, cru­zar ríos o cir­cu­lar so­bre la nie­ve en con­tac­to di­rec­to con la na­tu­ra­le­za, con el sol y la bri­sa como com­pa­ñe­ros de via­je mien­tras se sa­bo­rean los olo­res, los co­lo­res y los so­ni­dos del pai­sa­je ad­quie­re una di­men­sión com­ple­ta­men­te nue­va y des­co­no­ci­da que re­sul­ta al­ta­men­te gra­ti­fi­can­te y es­ti­mu­lan­te.

CA­BRIO Y 4X4

El Evo­que Con­ver­ti­ble se ofre­ce con tres me­cá­ni­cas. Un ga­so­li­na de 240 CV(2.0 Si4) y dos dié­sel de 150 y 180 CV (am­bos con de­no­mi­na­ción 2.0 TD4). La trans­mi­sión es en to­dos los ca­sos una ca­ja au­to­má­ti­ca fir­ma­da por el es­pe­cia­lis­ta ZF con 9 ve­lo­ci­da­des mien­tras que la trac­ción a las cua­tro rue­das for­ma par­te tam­bién del equi­pa­mien­to de se­rie en las

La ope­ra­ción de aper­tu­ra de la ca­po­ta tar­da 18 se­gun­dos y otros 21 pa­ra ce­rrar­se. Ade­más, pue­de ac­cio­nar­se en mar­cha a ve­lo­ci­da­des in­fe­rio­res a los 48 km/h

Ca­brio to­tal. Un des­ca­po­ta­ble pa­ra to­das las es­ta­cio­nes y to­dos los te­rre­nos. El con­cep­to es bueno y la fac­tu­ra, ex­cep­cio­nal.

Arre­ba­ta­dor. Abier­to es sen­ci­lla­men­te pre­cio­so y ce­rra­do no

pier­de en­can­to. Si el di­se­ño del Evo­que ya era redondo an­tes, es­ta

ver­sión aún lo me­jo­ra más.

Ca­pa­ci­dad. Sus 251 li­tros se an­to­jan al­go es­ca­sos y su es­tre­cha bo­ca de car­ga, con una por­te­zue­la que se abre ha­cia arri­ba, tam­po­co fa­ci­li­tan la car­ga del ma­le­te­ro. Pre­cio. Los ca­brios siem­pre son más ca­ros y la ex­clu­si­vi­dad se pa­ga. En es­te ca­so, más to­da­vía. La ver­sión más ac­ce­si­ble cues­ta

ca­si 55.000€

Za­ga. Pa­re­ce idén­ti­ca al Coupé, pe­ro por de­trás de las puer­tas la ca­rro­ce­ría se ha re­di­se­ña­do pa­ra aco­mo­dar el me­ca­nis­mo del te­cho. Los pa­ra­gol­pes tra­se­ros han si­do re­to­ca­dos y el por­tón y el ale­rón tra­se­ro son com­ple­ta­men­te nue­vos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.