So­bre dos rue­das sin rum­bo fi­jo

LA MO­TO DE ___ TXABI FRANQUESA

La Vanguardia - Motor - - PRUEBA - So­nia Mo­reno

Ac­tor, có­mi­co, pre­sen­ta­dor, guio­nis­ta … Txabi Franquesa es es­to y mu­cho más. No ca­be du­da de que es un pro­fe­sio­nal muy po­li­fa­cé­ti­co aun­que él, ha­cien­do ga­la de su gran sen­ti­do del hu­mor, pre­fie­re des­cri­bir­se a sí mis­mo co­mo una per­so­na “po­li­pa­té­ti­ca, por­que dis­fru­to del fra­ca­so: cuan­do me equi­vo­co apren­do y es­to es lo que me mo­ti­va a me­jo­rar”. Dehe­cho, es­te ar­tis­ta ca­ta­lán es au­to­di­dac­ta. To­do lo que sa­be y ha­ce prác­ti­ca­men­te lo ha ad­qui­ri­do por pro­pia ex­pe­rien­cia. Una ex­pe­rien­cia que se re­mon­ta a sus pri­me­ras in­ter­pre­ta­cio­nes en el co­le­gio de los Sa­le­sia­nos en Bar­ce­lo­na y que le ha lle­va­do has­ta su plu­ri­em­pleo ac­tual: da vida al maes­tro de ce­re­mo­nia en la obra de ca­ba­ret The Ho­le 2 y es mo­no­lo­guis­ta en El Club de la Co­me­dia, tan­to en su ver­sión te­le­vi­si­va co­mo en la tea­tral. “Me sien­to un au­tén­ti­co pri­vi­le­gia­do por po­der vi­vir de es­ta pro­fe­sión”, ad­mi­te el in­tér­pre­te.

No es una per­so­na de gran­des am­bi­cio­nes ni de ob­je­ti­vos a lar­go pla­zo; en reali­dad, tam­po­co a cor­to pla­zo. Franquesa vi­ve el aho­ra y evi­ta pen­sar qué pa­sa­rá den­tro de dos me­ses, al­go que tiem­po atrás sí le an­gus­tia­ba. In­ten­ta no preocu- par se por las in­cer­ti­dum­bres del fu­tu­ro y se de­ja lle­var por las cir­cuns­tan­cias del mo­men­to. Se con­si­de­ra an­te to­do el ca­pi­tán de un bar­co sin rum­bo que na vega por me­ro pla­cer.

Y ha­ce un par de años, el des­tino le lle­vó a re­ca­lar en Ma­drid, ob­via- men­te por vía te­rres­tre. Sus com­pro­mi­sos pro­fe­sio­na­les en es­ta ciu­dad le obli­ga­ron a asen­tar­se en ella -quién sa­be has­ta cuán­do-. Re­si­de en el cen­tro ur­bano y se mue­ve a dia­rio so­bre dos rue­das, ya sea en bi­ci­cle­ta o a bordo de su Su­zu­ki V-Strom 650, a la que él lla­ma “la pan­te­ra ne­gra ”. El co­che, unVolks­wa­gen Golf TDI, lo tie­ne acu­mu­lan­do pol­vo en el ga­ra­je y só­lo lo uti­li­za cuan­do de­be trans­por­tar gran­des bul­tos.

Las mo­tos siem­pre le ha na­pa si o- na­do: “Me en­can­ta con­du­cir­las y sen­tir el viento en la ca­ra. Me­fli­pa y cuan­do es­toy va­rios días de gi­ra ten­go mono de dar­me una vuel­ta con la mo­to”. Su pri­me­ra mon­tu­ra fue una Ves­pa de co­lor ver­de que, a pe­sar de que le dio mu­chos pro­ble­mas me­cá­ni­cos, re­cuer­da con mu­cho ca­ri­ño, ca­si tan­to co­mo el que con­ser­va por el Ford Es­cort de un ami­go de su ma­dre que con­du­jo cuan­do se sa­có el per­mi­so de con­du­cir. “La ver­dad es que an­tes de exa­mi­nar­me lo co­gía por la no­che pa­ra ha­cer prác­ti­cas cer­ca de ca­sa y en una de esas oca­sio­nes le di un buen gol­pe”, ad­mi­te aho­ra el ac­tor bar­ce­lo­nés.

Apar­te de es­te in­ci­den­te y al­gún otro sin im­por­tan­cia, Franquesa no ha su­fri­do nin­gún ac­ci­den­te gra­ve. Ni tan si­quie­ra en Ma­drid, don­de el trá­fi­co pue­de lle­gar a re­sul­tar abru­ma­dor, so­bre to­do pa­ra quie­nes se mue­ven en vehícu­los de dos rue­das. “Los con­duc­to­res de Bar­ce­lo­na tie­nen otra cul­tu­ra de mo­vi­li­dad y es­tán acos­tum­bra­dos a con­vi­vir con mo­tos y bi­cis. Nun­ca ha­bía to­ca­do tan­to el cla­xon ni he­cho lu­ces lar­gas pa­ra avi­sar de mi pre­sen­cia en la vía co­mo en Ma­drid”, ex­pli­ca el mo­no­lo­guis­ta, quien siem­pre lle­va en su equi­pa­je una bue­na do­sis de hu­mor, pues “es la me­jor me­di­ci­na pa­ra las per­so­nas”.

De­to­dos mo­dos, al­gu­na vez lo ha per­di­do por cier­tas si­tua­cio­nes de trá­fi­co: “No so­por­to a aque­llas per­so­nas que rea­li­zan una ma­nio­bra inapro­pia­da mien­tras con­du­cen y son in­ca­pa­ces de le­van­tar la mano pa­ra pe­dir dis­cul­pas al agra­via­do. Por lo ge­ne­ral, la so­cie­dad va cor­ta de sen­ti­do co­mún, no so­mos na­da agra­de­ci­dos y nos cues­ta ho­rro­res pe­dir per­dón”. Él siem­preha­cees­te sen­ci­llo ges­to.

DA­NI DUCH

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.