‘Crui­ser’ pa­ra to­dos

El nom­bre de Intruder es to­do un re­fe­ren­te en­tre las ‘crui­ser’ ja­po­ne­sas y Su­zu­ki ha da­do una es­té­ti­ca to­da­vía más agre­si­va a la me­nor de es­ta fa­mi­lia. Más ne­gra y más du­ra, la nue­va M800 es ac­ce­si­ble a to­dos los pú­bli­cos y usos

La Vanguardia - Motor - - MOTOS - Da­vid Prats

Sin ha­cer de­ma­sia­do rui­do pe­ro con fir­me­za, Su­zu­ki ha con­so­li­da­do su fa­mi­lia de crui­sers gra­cias al atrac­ti­vo de sus dos mo­de­los M, la gran 1800R y la más mo­des­ta pe­ro igual de exi­to­sa 800. Co­mo no po­día ser de otra for­ma, el nom­bre de Intruder, que tra­di­cio­nal­men­te iden­ti­fi­ca a to­da la ga­ma, si­gue sien­do si­nó­ni­mo de ca­li­dad y de di­se­ños acu­ra­dos ins­pi­ra­dos so­bre to­do en las ten­den­cias que lle­gan des­de los Es­ta­dos Uni­dos.

La ba­se de la M800 es más que co­no­ci­da tras seis años en el mer­ca­do sin ex­ce­si­vas mo­di­fi­ca­cio­nes y se ca­rac­te­ri­za por su es­ti­lo duro y de­por­ti­vo –siem­pre se­gún los con­cep­tos ame­ri­ca­nos–, más en la lí­nea de las mus­cle bi­kes que de la idea eu­ro­pea de lo que ge­né­ri­ca­men­te se de­no­mi­na cus­tom. De es­te mo­do, par­tien­do de un bas­ti­dor en tu­bo de ace­ro y de un pro­pul­sor bi­ci­lín­dri­co en V de 805 cc, la me­nor de las Mpre­sen­ta un as­pec­to in­fi­ni­ta­men­te más ma­lo del que en reali­dad tie­ne. Las sus­pen­sio­nes con­tun­den­tes y ba­jas, el gran tu­bo de es­ca­pe con si­len­cia­dor do­ble, las llan­tas de alea­ción de tres pa­los en la rue­da an­te­rior y seis en la pos­te­rior, así co­mo los neu­má­ti­cos de gran ba­lón, el ma­ni­llar an­cho y el faro ca­re­na­do con­tri­bu­yen a crear la at­mós­fe­ra per­fec­ta pa­ra una be­lle­za que si des­ta­ca por al­go es por su bon­dad y su dul­zu­ra.

Los 57 CV que ofre­ce el mo­tor son su­fi­cien­tes pa­ra cual­quier ti­po de uso que se pre­ten­da dar a es­ta Intruder y mu­cho más di­ver­ti­dos de lo que po­dría creer­se si te­ne­mos en cuen­ta que lo más bri­llan­te no es la po­ten­cia to­tal si no la excelente ci­fra de par. Si a es­to se aña­de un fun­cio­na­mien­to es­pe­cial­men­te re­don­do, sin brus­que­da­des ni vi­bra­cio­nes y con un cam­bio sua­ve y pre­ci­so, bue­na par­te de la du­re­za que se pre­su­po­ne a la M800 se des­va­ne­ce.

Un as­pec­to en el que la ver­sión 2016 sí re­sul­ta más agre­si­va que sus pre­ce­den­tes es en el apar­ta­do es­té­ti­co y es que si bien no se pre­sen­tan cam­bios a ni­vel me­cá­ni­co, la nue­va M800 sí re­ci­be nu­me­ro­sos re­to­ques es­té­ti­cos que la ha­cen más os­cu­ra, pe­ro tam­bién más atrac­ti­va. De es­te mo­do, bue­na par­te de los cro­ma­dos y de las pie­zas me­tá­li­cas pu­li­das se han sus­ti­tui­do por aca­ba­dos en ne­gro, co­mo su­ce­de con el cár­ter del mo­tor, la ta­pa del filtro de ai­re, la hor­qui­lla, los re­tro­vi­so­res, los so­por­tes del ma­ni­llar, los em­be­lle­ce­do­res del de­pó­si­to o las pla­cas la­te­ra­les que su­je­tan el asien­to y el guar­da­ba­rros tra­se­ro. El cro­mo que­da só­lo a ni­vel tes­ti­mo­nial pa­ra el es­ca­pe, los in­ter­mi­ten­tes y las ta­pas de los ba­lan­ci­nes... na­da más.

Lo me­jor de la pe­que­ña de las Intruder es, ade­más del gran com­por­ta­mien­to del mo­tor y de un pre­cio no­ta­ble­men­te ajus­ta­do (8.199 eu­ros), su co­mo­di­dad y la bue­na er­go­no­mía. El asien­to es de gran ta­ma­ño y con­for­ta­ble –in­clu­so pa­ra el pa­sa­je­ro– y la po­si­ción de con­duc­ción es re­la­ja­da, tan­to en lo re­fe­ren­te a las es­tri­be­ras co­mo al ma­ni­llar. Tam­bién de­be des­ta­car­se el ba­jo man­te­ni­mien­to ge­ne­ral y un con­su­mo bas­tan­te co­me­di­do te­nien­do en cuen­ta su ci­lin­dra­da. La trans­mi­sión fi­nal por car­dán evi­ta­rá te­ner que es­tar pen­dien­tes de la clá­si­ca ca­de­na, aun­que, por otra par­te, se echa de me­nos un cam­bio en el freno pos­te­rior, que con­ser­va un an­ti­cua­do sis­te­ma de tam­bor.

La me­nor de las Intruder des­ta­ca por su es­té­ti­ca y por sus aca­ba­dos ‘mus­cle bi­ke’, pe­ro aún así es una mo­to fá­cil

La es­té­ti­ca es uno de los pun­tos fuer­tes de la M800 gra­cias a una es­tam­pa con­tun­den­te y bien cui­da­da, per­fec­ta­men­te ali­nea­da en el seg­men­to de las crui­ser de­por­ti­vas ame­ri­ca­nas. El mo­tor bi­ci­lín­dri­co en V ase­gu­ra fia­bi­li­dad y gran­des do­sis de par sin...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.