Por la sen­da del éxi­to

Con el re­fi­na­mien­to ha­bi­tual de la mar­ca bri­tá­ni­ca, el Ran­ge Evo­que se mues­tra muy ágil y di­ná­mi­co, a la vez que cum­ple con bue­na no­ta co­mo SUV ca­paz de to­do

La Vanguardia - Motor - - PRUEBA - Fran­cesc Pla

Hay una má­xi­ma en el mun­do de la au­to­mo­ción, se­gu­ra­men­te apli­ca­ble a otro sám­bi­tos de la vi­da, que di­ce que si al­go fun­cio­na no lo to­ques. Eso es lo que ha pa­sa­do con el Ran­ge Ro­ver Evo­que de es­te año, el mo­de­lo ac­tual. Por­que no es fá­cil afron­tar la evo­lu­ción de un mo­de­lo de tan­to éxi­to, un co­che que se ha con­ver­ti­do en re­fe­ren­cia. De he­cho, la mis­ma mar­ca re­co­no­ce que el Evo­que ha re­ci­bi­do “su­ti­les mo­di­fi­ca­cio­nes”.

Le­ves cam­bios, por ejem­plo, en la par­te fron­tal, con nue­vo pa­ra­gol-- pes y pa­rri­lla re­di­se­ña­da y fa­ros con tec­no­lo­gía full led. Tam­bién las llan­tas son de nue­vo di­se­ño. Y de la ver­sión de la prue­ba des­ta­ca asi­mis­mo el nue­vo mo­tor In­ge­nium TD4 dié­sel de 180 CV. Di­se­ña­do, desa­rro­lla­do y fa­bri­ca­do en Gran Bre­ta­ña, es­tá cons­trui­do ín­te­gra­men­te en alu­mi­nio y me­jo­ra en to­dos los apar­ta­dos el an­te­rior mo­tor dié­sel 2.2 de 190 CV.

Con un con­su­mo 5,1 li­tros, es­ta ver­sión mon­ta el efi­caz cam­bio au­to­má­ti­co de nue­ve ve­lo­ci­da­des y trac­ción to­tal. Los in­ter­va­los de man­te­ni­mien­to se han am­plia­do de 26.000 a 34.000 km y, se­gún Land Ro­ver, eso su­po­ne un aho­rro de 5.000 eu­ros ca­da tres años. En mar­cha, el re­fi­na­do mo­tor dié­sel de 180 CV for­ma un bi­no­mio per­fec­to con el cam­bio de nue­ve ve­lo­ci­da­des, con un re­sul­ta­do del to­do con­vin­cen­te tan­to por sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to co­mo por aho­rro en con­su­mo.

Al dis­po­ner de nue­ve ve­lo­ci­da­des, los cam­bios se pro­du­cen con me­nos sal­tos en­tre mar­cha y mar­cha y, so­bre­to­do, de ma­ne­ra mu­cho más sua­vey ca­si im­per­cep­ti­ble pa­ra el con­duc­tor. Asi­mis­mo, la ges­tión elec­tró­ni­ca per­mi­te que el cam­bio ac­túe de ma­ne­ra adap­ta­ti­va, iden­ti­fi­can­do el ti­po de con­duc­ción que se rea­li­za y adap­tan­do en con­se­cuen­cia la res­pues­ta del cam­bio.

Así, si el con­duc­tor op­ta por con­du­cir de ma­ne­ra de­por­ti­va, por ejem­plo en una ca­rre­te­ra de cur­vas, los cam­bios se­rán más rá­pi­dos y las mar­chas se es­ti­ra­rán bus­can­do el me­jor apro­ve­cha­mien­to de la po­ten­cia del mo­tor. Si por el con­tra­rio el con­duc­tor eli­ge cir­cu­lar de for­ma re­la­ja­da, el cam­bio usa­rá siem­pre la mar­cha más lar­ga pa­ra fa­vo­re­cer el con­su­mo. Por­tan­to, es un cam­bio rá­pi­do y pre­ci­so y que fun­cio­na de ma­ne­ra in­te­li­gen­te.

Por otro la­do, el Ac­ti­ve Dri­ve­li­ne es un sis­te­ma de trac­ción ac­ti­va a las cua­tro rue­das que me­jo­ra la es­ta­bi­li­dad y la efi­cien­cia, pues­to que per­mi­te cir­cu­lar con­trac­ción de­lan­te­ra so­la­men­te siem­pre que cir­cu­le­mos a más de 35 km/h. El Ac­ti­ve Dri­ve­li­ne tam­bién in­cor­po­ra re­gu­la­ción ac­ti­va de par, Ac­ti­ve Tor­que Bla­sing, que a tra­vés de un di­fe­ren­cial elec­tró­ni­co dis­tri­bu­ye la po­ten­cia en­tre las rue­das tra­se­ras pa­ra ob­te­ner siem­pre la me­jor mo­tri­ci­dad y es­ta­bi­li­dad. Otra no­ve­dad es el por­tón tra­se­ro que se abre al pa­sar el pie por de­ba­jo de la par­te pos­te­rior del vehícu­lo.

El avi­sa­dor de cam­bio in­vo­lun­ta­rio de ca­rril y el freno de emer­gen­cia son tam­bién nue­vos en ma­te­ria de se­gu­ri­dad. Asi­mis­mo, hay avan­ces en el sis­te­ma de in­for­ma­ción y en­tre­te­ni­mien­to, aho­ra con una pan­ta­lla tác­til de ocho pul­ga­das. Es­te sis­te­ma es com­pa­ti­ble con las apli­ca­cio­nes de los smartp­ho­nes ac­tua­les, que apa­re­cen en la con­so­la cen­tral con el mis­mo for­ma to que en el pro­pio dis­po­si­ti­vo.

El smartp­ho­ne del con­duc­tor del nue­vo Evo­que se con­vier­te en pun­to de ac­ce­so a in­ter­net a tra­vés de wifi al que pue­den co­nec­tar­se has­ta ocho dis­po­si­ti­vos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.