La se­rie de Ro­bert De Ni­ro

El ac­tor es el pro­duc­tor eje­cu­ti­vo de la po­li­cía­ca ‘NYC 22’

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIASTV -

Co­mo ac­tor, Ro­bert De Ni­ro nun­ca ha de­mos­tra­do de­ma­sia­do in­te­rés por el me­dio te­le­vi­si­vo. Su apa­ri­ción en el fi­nal de la se­gun­da tem­po­ra­da de Ex­tras fue to­da una sor­pre­sa, in­clu­so pa­ra Ricky Ger­vais, que no se po­día creer que tu­vie­ra a uno de los pe­sos pe­sa­dos de la his­to­ria del ci­ne po­nien­do el pun­to fi­nal a una se­rie que, in­clu­so en el Reino Uni­do, se­guía una mi­no­ría. Sin em­bar­go, co­mo pro­duc­tor eje­cu­ti­vo, Ro­bert De Ni­ro ha de­ci­di­do apos­tar por la pe­que­ña pan­ta­lla con NYC 22, una se­rie que se es­tre­na ma­ña­na, en CBS, y en la que el ac­tor se ha aso­cia­do con el pres­ti­gio­so guio­nis­ta Ri­chard Price (que co­la­bo­ró en la obra maes­tra The Wire y tam­bién es au­tor de la no­ve­la La vi­da fá­cil) pa­ra dar for­ma a la his­to­ria de un gru­po de po­li­cías no­va­tos asig­na­dos a uno de los ba­rrios más con­flic­ti­vos de la ciu­dad de Nue­va York.

UN GÉ­NE­RO SA­TU­RA­DO

La se­rie en­tra, así, en un gé­ne­ro, el po­li­cía­co, que es­tá sa­tu­ra­do de bue­nas pro­pues­tas. El re­fe­ren­te pro­ba­ble­men­te sea South­land, una fic­ción que si­gue, cá­ma­ra en mano, el día a día de di­ver­sos agen­tes en la ca­lle y que, co­mo bue­na se­rie de ca­ble, es tan grá­fi­ca co­mo con­tun­den­te. La idea de NYC 22 es re­co­ger el mis­mo es­pí­ri­tu de po­li­cías ur­ba­nos, pe­ro lle­var­lo a un te­rreno más pro­pio de una net­work. Así, la fic­ción mez­cla­rá sin mie­do es­ce­nas ca­lle­je­ras de al­ta ten­sión con un sen­ti­do del hu­mor que ser­vi­rá pa­ra re­la­jar la ac­ción en mo­men­tos cla­ve. De aquí un re­par­to en el que pue­den en­con­trar­se ac­to­res de re­gis­tros opues­tos. Por un la­do, ha­lla­mos al có­mi­co Adam Gold­berg (el ac­tor de En­tou­ra­ge o Me lla­mo Earl), y, por el otro, al siem­pre se­rio Terry Kin­ney (ac­tor al que los es­pec­ta­do­res re­cor­da­rán, so­bre to­do, por su tra­ba­jo en el dra­ma car­ce­la­rio Oz).

Del en­cuen­tro en­tre am­bos to­nos sur­ge una se­rie ca­paz de com­bi­nar ex­plo- sio­nes y bro­mas jo­co­sas, que no quie­re con­ven­cer al es­pec­ta­dor de es­tar fren­te a un re­tra­to rea­lis­ta de la vi­da del po­li­cía, pe­ro tam­po­co re­nun­cia a cier­to rea­lis­mo en la crea­ción de si­tua­cio­nes con con­flic­tos ra­cia­les y tra­mas re­la­cio­na­das con la co­rrup­ción po­li­cial. El epi­so­dio pi­lo­to lo ha di­ri­gi­do Ja­mes Man­gold, lo que su­gie­re pa­ra­le­lis­mos en­tre la se­rie y la pe­lí­cu­la Cop Land, en la que Ro­bert De Ni­ro se pu­so a las ór­de­nes del ci­neas­ta en una his­to­ria que tam­bién pro­ta­go­ni­za­ban po­li­cías de Nue­va York. La fic­ción es la gran apues­ta pa­ra la pri­ma­ve­ra de CBS, que in­clu­so ha lle­ga­do a re­du­cir el nú­me­ro de epi­so­dios de CSI Mia­mi (la dé­ci­ma tem­po­ra­da se que­da­rá en veinte en­tre­gas) pa­ra po­der ha­cer un hue­co en la pa­rri­lla y es­tre­nar la pri­me­ra tem­po­ra­da de NYC 22 en su lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.