Pe­sa­di­llas en ‘The Fa­des’

Syfy es­tre­na la se­rie re­ve­la­ción del gé­ne­ro so­bre­na­tu­ral

La Vanguardia - Vivir TV - - NOTICIAS TV -

La televisión bri­tá­ni­ca ha en­con­tra­do en la fic­ción so­bre­na­tu­ral el vehícu­lo per­fec­to pa­ra desa­rro­llar re­la­tos so­bre la ado­les­cen­cia. La in­quie­tud, los tor­men­tos emo­cio­na­les y las du­das pro­pias de es­ta eta­pa vi­tal co­nec­tan a la per­fec­ción con los es­ce­na­rios os­cu­ros del gé­ne­ro, dan­do lu­gar a unas fic­cio­nes que tie­nen co­mo protagonistas a personajes que vi­ven un cam­bio en sus vi­das –un cam­bio fan­tás­ti­co– que fun­cio­na co­mo me­tá­fo­ra del cam­bio que atra­vie­san los ado­les­cen­tes, que se sien­ten di­fe­ren­tes y ex­tra­ños. El úl­ti­mo re­fe­ren­te de es­te nue­vo gé­ne­ro es The Fa­des, una se­rie de la BBC que Syfy España es­tre­na es­te miér­co­les, y que pre­sen­ta la his­to­ria de un ado­les­cen­te lla­ma­do Paul que tie­ne pe­sa­di­llas te­rro­rí­fi­cas, en las que pue­de ver unas som­bras si­nies­tras. Esas som­bras son las al­mas de los muer­tos y Paul pron­to em­pe­za­rá a ver­las, tam­bién, cuan­do es­tá des­pier­to.

LOS MISTERIOS DE LA SE­RIE

¿Por qué só­lo Paul pue­de ver las som­bras? ¿Qué es lo que quie­ren de él? ¿Por qué si­gue te­nien­do pe­sa­di­llas cons­tan­tes? És­tas son al­gu­nas de las pre­gun­tas que el per­so­na­je in­ten­ta­rá res­pon­der du­ran­te los pri­me­ros com­pa­ses de la se­rie, acom­pa­ña­do por su ami­go y con­fi­den­te Mac. El dúo que for­man am­bos personajes, que se re­par­ten cla­ra­men­te la car­ga dra­má­ti­ca y el tono hu­mo­rís­ti­co, es la cla­ve de The Fa­des. Mien­tras Paul se pregunta qué es lo que le de­pa­ra el des­tino, Mac se ríe de él y no pa­ra de es­ta­ble­cer com­pa­ra­cio­nes en­tre la his­to­ria de su ami­go y al­gu­nas de sus pe­lí­cu­las de te­rror fa­vo­ri­tas, des­de Vier­nes 13 has­ta Pe­sa­di­lla en Elm Street,

pa­san­do por El sex­to sen­ti­do. La pa­re­ja con­tie­ne en su di­ná­mi­ca un in­tere­san­te equi­li­brio, que lle­va al es­pec­ta­dor a pa­sar del ho­rror a la car­ca­ja­da con una fa­ci­li­dad sor­pren­den­te.

La mez­cla en­tre am­bas emo­cio­nes si­túa a The Fa­des co­mo un pun­to me­dio en­tre sus dos re­fe­ren­tes: el dra­ma fan­tás­ti­co de Being Hu­man y el ca­rác­ter gam­be­rro de Mis­fits. De la pri­me­ra co­ge, so­bre to­do, los elementos de te­rror, de la se­gun­da el sen­ti­do del hu­mor, fun­da­men­tal pa­ra que pue­da res­pi­rar una his­to­ria que es­tá car­ga­da de ten­sión. La an­gus­tia exis­ten­cial del ado­les­cen­te es la ba­se que fun­cio­na co­mo es­que­le­to de la cria­tu­ra. Se no­ta que el crea­dor, Jack Thor­ne, tie­ne ex­pe­rien­cia con es­te ti­po de per­so­na­je (fue guio­nis­ta de Skins) y co­no­ce bien sus in­quie­tu­des. Su pri­me­ra se­rie en so­li­ta­rio ha si­do la sor­pre­sa del año en el te­rreno so­bre­na­tu­ral. Sin em­bar­go, y a pe­sar de su ca­li­dad, BBC no la ha re­no­va­do pa­ra una se­gun­da tem­po­ra­da, lo que la con­vier­te en una se­rie no re­co­men­da­ble pa­ra los enemi­gos de los fi­na­les abier­tos. Toni de la To­rre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.