“SOY UN HOM­BRE DE RA­DIO”

RAMÓN GARCÍA, pre­sen­ta­dor de ‘¿Co­no­ces España?’ (La 1)

La Vanguardia - Vivir TV - - ENTREVISTA -

Fue uno de los ros­tros más po­pu­la­res de la televisión en los no­ven­ta, cuan­do pre­sen­ta­ba pro­gra­mas co­mo No te rías, que es peor, ¿Qué apos­ta­mos? y Grand Prix, ade­más de ser el en­car­ga­do de dar la bien­ve­ni­da al año nue­vo du­ran­te más de una dé­ca­da. Tras un pe­rio­do ale­ja­do de las cá­ma­ras, Ramón García re­gre­só, ha­ce unos días, al pla­tó con el con­cur­so ¿Co­no­ces España?, nue­vo es­pa­cio de La 1 en el que to­das las tar­des, de lu­nes a vier­nes, a par­tir de las 19 h, nos irá des­ve­lan­do se­cre­tos de geo­gra­fía, tra­di­cio­nes, deporte, his­to­ria, personajes po­pu­la­res, gas­tro­no­mía, televisión y li­te­ra­tu­ra pe­nin­su­la­res. ¿Ner­vio­so, en su re­torno a televisión? Siem­pre hay que tener ma­ri­po­sas en el es­tó­ma­go, una sen­sa­ción que creo que nun­ca hay que per­der, por­que, si no, ma­la se­ñal. Con ga­nas de sa­ber si el pro­gra­ma gus­ta, si en­ca­ja bien... No­so­tros es­ta­mos muy con­ten­tos, aho­ra só­lo fal­ta que gus­te al pú­bli­co, que es lo más im­por­tan­te. Du­ran­te mu­chos años, fue uno de los personajes más po­pu­la­res de nues­tra televisión. ¿El me­dio de­vo­ra a la gen­te que tra­ba­ja en él? De­vo­ra a los que no son pro­fe­sio­na­les del me­dio. Cuan­do es­ta­ba en pleno ren­di­mien­to en televisión y em­pal­ma­ba un pro­gra­ma con otro, siem­pre me de­cían: “Ramón, ¡que te vas a que­mar!”, y yo siem­pre con­tes­ta­ba que se que­ma el que es­tá en los pa­si­llos. El que es­tá tra­ba­jan­do no se que­ma nun­ca, por­que es­tá ha­cien­do lo que le gus­ta. El pro­fe­sio­nal, ya sea del en­tre­te­ni­mien­to, co­mo en mi ca­so, o de los in­for­ma­ti­vos siem­pre per­du­ra en el tiem­po y que­da en la me­mo­ria de la gen­te. Más allá de la pro­fe­sio­na­li­dad, ¿cuál cree que es el se­cre­to de su co­ne­xión con una par­te de la au­dien­cia? La nor­ma­li­dad. El ser de Bil­bao, va­ya Los vas­cos, con gen­te de muy di­fe­ren­te per­fil, co­mo Jo­sé María Íñi­go, Iña­ki Gabilondo o Car­los So­be­ra, siem­pre he­mos si­do gran­des co­mu­ni­ca­do­res, tan­to des­de el ám­bi­to in­for­ma­ti­vo co­mo del en­tre­te­ni­mien­to. Re­gre­sa a TVE en un mo­men­to de gran cri­sis en el ca­nal. ¿Su­po­ne un gra­do de pre­sión aña­di­do? He te­ni­do la suer­te de es­tar tra­ba­jan­do en TVE des­de que en­tré, en 1991, du­ran­te die­ci­séis años seguidos. He co­no­ci­do di­fe­ren­tes eta­pas: cri­sis, ERE, vi­ví tam­bién una épo­ca bue­na, don­de los ca­chés y los pre­su­pues­tos eran al­tos y po­dían ha­cer­se pro­gra­mas co­mo ¿Qué apos­ta­mos?... Hoy en día, hay que apre­tar­se el cin­tu­rón y pro­du­cir más ba­ra­to, pe­ro, sea co­mo fue­re, es­toy or­gu­llo­so de po­der apor­tar mi gra­ni­to de are­na en es­ta eta­pa com­pli­ca­da. No ha­go el pro­gra­ma por di­ne­ro, sino por­que creo que aho­ra, cuan­do las co­sas van mal, es cuan­do hay que apo­yar a la televisión pú­bli­ca. ¿Qué nos ofre­ce ¿Co­no­ces España?? Es un con­cur­so de en­tre­te­ni­mien­to a tra­vés de los te­mas que tra­ta­mos: gas­tro­no­mía, geo­gra­fía, ci­ne, televisión, personajes... És­ta es la pues­ta en es­ce­na. No es un pro­gra­ma pa­ra que apren­da­mos la cul­tu­ra de España, por­que no es el ob­je­ti­vo, pe­ro sí que es verdad que, por­que a mí me ha pa­sa­do, es un es­pa­cio en el que la gen­te va a re­cor­dar mu­chas co­sas del país. Un pro­gra­ma de cul­tu­ra ge­ne­ral sin nin- gún ti­po de eli­tis­mo y pa­ra to­do ti­po de es­pec­ta­do­res. Una ma­ne­ra de bus­car que el en­tre­te­ni­mien­to en­ca­je per­fec­ta­men­te en un pro­duc­to he­cho des­de la televisión pú­bli­ca. Aun­que tam­bién di­ré otra co­sa: ¿por qué no po­dría en­ca­jar en la televisión pú­bli­ca, ac­tual­men­te, un pro­gra­ma co­mo ¿Qué apos­ta­mos?? En­tre­te­ni­mien­to pu­ro y du­ro fa­mi­liar, que tam­bién de­be­ría es­tar en la televisión pú­bli­ca. La televisión ha cam­bia­do mu­cho, en los úl­ti­mos años. ¿Año­ra al­go de aque­lla televisión de la que us­ted era par­tí­ci­pe? Año­ro los gran­des for­ma­tos. Tu­ve la suer­te de ha­cer va­rios, en TVE, en gran­des pla­tós, con do­ce cá­ma­ras, gran­des me­dios, emi­tien­do en di­rec­to... ¡Aque­llo era la le­che! Aho­ra, y lo di­go con to­do el res­pe­to, hay pro­gra­mas de televisión que pa­re­ce que es­tés en la ra­dio, pe­ro con una cá­ma­ra. Echo de me­nos pro­gra­mas co­mo Un, dos, tres... o el pro­pio ¿Qué apos­ta­mos?, for­ma­tos que te en­gan­cha­ban y que reunían a to­da la fa­mi­lia fren­te al te­le­vi­sor. En es­te sen­ti­do, ¿Co­no­ces España? pa­re­ce un pro­gra­ma he­cho a su me­di­da. Se­gu­ra­men­te, és­tos sean los for­ma­tos en los que me­jor en­ca­jo, pe­ro tam­bién por­que ya to­do el mun­do me aso­cia a ellos. Cier­to es que ten­go mi pú­bli­co de ha­ce mu­chos años y es­tá ahí ha­ga lo que ha­ga. Aun­que tam­bién es verdad que sor­pren­de­ría si aho­ra apa­re­cie­ra ha­cien­do un reality u otro pro­gra­ma de televisión. Y es que yo no en­ga­ño, soy tal cual apa­rez­co en la te­le. Por eso he di­cho que no a al­gu­nas pro­pues­tas en las que no me veía. Por otro la­do, és­te es mi pro­gra­ma - con­cur­so nú­me­ro 17, pe­ro, den­tro del for­ma­to pro­gra­ma - con­cur­so, hay mul­ti­tud de va­rian­tes, y na­da tie­ne que ver ¿Co­no­ces España? con Gran Prix, ni Gran Prix con ¿Qué apos­ta­mos? o Aquí ju­ga­mos todos. Lo im­por­tan­te es que me lo pa­se bien con el pro­gra­ma, por­que, si es así, lo trans­mi­to. Ne­ce­si­to es­tar bien con lo que ha­go pa­ra po­der evo­lu­cio­nar. Por otra par­te, tam­bién se de­di­ca al mun­do de la ra­dio, con un es­pa­cio que tie­ne mu­cho de in­for­ma­ti­vo. Soy un hom­bre de ra­dio, lo que pa­sa es que la gen­te me co­no­ce por la televisión. Cier­to es que, úl­ti­ma­men­te, he es­ta­do más de­di­ca­do a los mi­cró­fo­nos, pe­ro lo com­par­to un po­co to­do. Y és­ta es la fór­mu­la ideal, com­pa­gi­nar am­bas co­sas, al­go que, du­ran­te mu­chos años, no he po­di­do ha­cer, pe­ro que aho­ra me gus­ta­ría man­te­ner. Sí que es verdad que, en los pro­gra­mas de ra­dio que ha­go, tra­to más la in­for­ma­ción, y si al­guien me en­car­ga­ra un ma­ga­zi­ne te­le­vi­si­vo, vol­ca­ría to­da mi ex­pe­rien­cia ra­dio­fó­ni­ca en él. Es muy cu­rio­so, por­que hay mu­cha gen­te que me di­ce que no le gus­to en televisión, pe­ro sí en la ra­dio. Oriol Ro­drí­guez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.