Entrevista Jau­me Bar­be­rà rom­pe mol­des con ‘Sin­gu­lars’

JAU­ME BAR­BE­RÀ, pre­sen­ta­dor de ‘Sin­gu­lars’ (33)

La Vanguardia - Vivir TV - - PORTADA -

Des­de que los eco­no­mis­tas Ed­ward Hugh y Jo­nat­han Tep­per pa­sa­ran por su pla­tó, el pa­sa­do 15 de ma­yo, ex­po­nien­do su po­co ofi­cia­lis­ta (y algo alar­mis­ta, por no de­cir ca­tas­tro­fis­ta) opi­nión so­bre la ac­tual crisis económica, la au­dien­cia del pro­gra­ma no ha pa­ra­do de cre­cer, semana tras semana. Aun así, ya son cua­tro las tem­po­ra­das que, a rit­mo pau­sa­do y con vo­ca­ción di­dác­ti­ca, Jau­me Bar­be­rà lle­va en­tre­vis­tan­do a al­gu­nas de las men­tes más bri­llan­tes pro­ce­den­tes de los más di­ver­sos ám­bi­tos so­cia­les. Un Sin­gu­lars que, co­mo ex­po­ne el pro­pio pe­rio­dis­ta, in­ten­ta re­co­ger las ex­pe­rien­cias y los co­no­ci­mien­tos de sus in­vi­ta­dos pa­ra ayu­dar a que los te­les­pec­ta­do­res en­tien­dan me­jor el mundo que les ro­dea. Aun­que ya avi­só a los te­les­pec­ta­do­res que se to­ma­ran una ti­la an­tes del pro­gra­ma, ¿está sor­pren­di­do con la re­per­cu­sión que tu­vo la entrevista con Ed­ward Hugh y Jo­nat­han Tep­per? Des­de Sin­gu­lars, lle­va­mos des­de 2009 ha­blan­do so­bre es­tos te­mas, así que tal vez ten­dría­mos que pre­gun­tar­nos por qué en­ton­ces es­te ti­po de en­tre­vis­tas no cau­sa­ban tan­to re­vue­lo. Pue­de que pen­sá­ra­mos que to­do es­to no era más que una pe­lí­cu­la de te­rror que no nos gus­ta­ba. Es por ello que, a to­da esa gen­te que en aque­lla épo­ca ya anun­cia­ba to­do lo que es­ta­mos su­frien­do aho­ra, se les con­si­de­ra­ba po­co más que as­tró­lo­gos. Des­afor­tu­na­da­men­te, han aca­ba­do por te­ner ra­zón. Por otro la­do, co­mo aho­ra sí que es­ta­mos más preo­cu­pa­dos y so­mos cons­cien­tes de la si­tua­ción, es­ta­mos más pen­dien­tes de lo que nos pue­da pa­sar. De ahí vie­ne el im­pac­to que tu­vo el Sin­gu­lars del 15 de ma­yo. En tiem­po de crisis, ¿la gen­te mues­tra una ma­yor pre­dis­po­si­ción por in­for­mar­se de te­mas que an­tes no le preo­cu­pa­ban? Siem­pre hay un por­cen­ta­je de gen­te a la que le gus­ta ver pro­gra­mas in­for­ma­ti­vos, aun­que Sin­gu­lars no es un pro­gra­ma que es­té ads­cri­to al De­par­ta­men­to de In­for­ma­ti­vos de TV3. Sin­gu­lars es un pro­gra­ma… sin­gu­lar [se ríe]. Un es­pa­cio que na­ció avan­zán­do­nos a una ne­ce­si­dad, al que­rer es­cu­char las opi­nio­nes de otras per­so­nas que nos ex­pli­quen de qué va es­to de la vi­da, qué nos está pa­san­do. Gen­te im­por­tan­te que no co­no­cía­mos, pe­ro que exis­te, per­so­nas que nos ayu­dan a vi­vir de pie y con dig­ni­dad. Aho­ra es cuan­do es­ta­mos em­pe­zan­do a re­co­ger el éxi­to de ha­ber he­cho un tra­ba­jo en el que muy po­cos te­nían de­po­si­ta­da su con- fian­za. Po­co a po­co, con nues­tros crí­ti­cos, pues tam­bién los te­ne­mos, y es ne­ce­sa­rio que así sea, nos he­mos ido con­vir­tien­do en un pro­gra­ma de re­fe­ren­cia, con una au­dien­cia mu­cho ma­yor de la que ja­más na­die hu­bie­ra ima­gi­na­do. ¿Par­te del se­cre­to del pro­gra­ma es que bue­na par­te de los en­tre­vis­ta­dos son gen­te ale­ja­da de las co­rrien­tes ha­bi­tua­les de opi­nión, que apor­tan pun­tos de vis­ta di­fe­ren­tes a los im­pe­ran­tes? Sí, en es­te sen­ti­do so­mos un po­co al­ter­na­ti­vos, y es cier­to que trae­mos a per­so­nas que se ale­jan de los cir­cui­tos ha­bi­tua­les. Hugh y Tep­per son, aho­ra, los más co­no­ci­dos, pe­ro por Sin­gu­lars han pa­sa­do per­so­nas tan in­tere­san­tes co­mo Teresa Guar­dio­la, Teresa For­ca­des, a quien na­die co­no­cía has­ta en­ton­ces, Ál­va­ro Pas­cua-Leo­ne, Fran­cis­co Mora, Ig­na­cio Ci­rac… Po­dría ci­tar a mu­chí­si­mos. He­mos crea­do un es­pa­cio de co­mu­ni­ca­ción li­bre, in­de­pen­dien­te, sin pe­los en la len­gua, di­cien­do las co­sas tal co­mo cree­mos que son. Bus­ca­mos en los la­te­ra­les de las au­to­pis­tas pa­ra dar en­tra­da a aque­llos que no te­nían voz. No ha­ce­mos na­da más que es­to. ¿Es cier­to eso de que hay en­tre­vis­ta­dos de Sin­gu­lars que in­clu­yen en su cu­rrí­cu­lum que han pa­sa­do por el pro­gra­ma? Sí [se ríe]. Yo no sé mu­cho de es­tas co­sas, la gen­te que se de­di­ca al mar­ke­ting y la pu­bli­ci­dad se lo ex­pli­ca­ría me­jor, pe­ro, en el mo­men­to en que con­si­gues crear una mar­ca, y esa mar­ca la aso­cias a una ca­li­dad, a to­do el mundo le gus­ta es­tar re­la­cio­na­do con ella, de un mo­do u otro. Por eso, pa­ra mu­cha de la gen­te que ha pa­sa­do por Sin­gu­lars es un or­gu­llo y una sa­tis­fac­ción ha­ber si­do par­tí­ci­pe del pro­gra­ma. Su­pon­go que por eso lo in­clu­yen en su cu­rrí­cu­lum. Con la re­per­cu­sión que está te­nien­do el pro­gra­ma, ¿no le han pro­pues­to que Sin­gu­lars dé el sal­to a TV3? Es algo que se plan­teó con la an­ti­gua di­rec­ción de TV3 y que, re­cien­te­men­te, he­mos vuel­to a ha­blar con la nue­va. Más que nun­ca, aho­ra es el mo­men­to de que Sin­gu­lars pa­se a TV3. Estoy con­ven­ci­do de que po­dría fun­cio­nar. Por­que, aun­que es cier­to que, úl­ti­ma­men­te, es­ta­mos tra­tan­do mu­chos te­mas re­la­cio­na­dos con la ac­tual si­tua­ción económica, tam­bién me que­do fas­ci­na­do an­te las pa­la­bras de gen­te co­mo Eduar­do Ga­leano o Jo­sé Luis Sam­pe­dro. Per­so­nas a las que es un cri­men in­te­rrum­pir mien­tras ha­blan. Y es que, co­mo di­ce nues­tro le­ma, so­mos un pro­gra­ma en el que que­re­mos es­cu­char pa­ra apren­der. Eso sí, in­sis­to, des­de la libertad y la in­de­pen­den­cia, por­que, en mo­men­tos de emer­gen­cia co­mo los ac­tua­les, el pe­rio­dis­mo es una he­rra­mien­ta muy efi­caz y ne­ce­sa­ria. Un pe­rio­dis­mo que tie­ne que de­jar de ser neu­tral y equi­dis­tan­te pa­ra es­tar a fa­vor de los que su­fren. De to­dos mo­dos, si, por lo que sea, la tem­po­ra­da que vie­ne no po­de­mos pa­sar a TV3, no hay pro­ble­ma, se­gui­re­mos ha­cien­do el me­jor Sin­gu­lars que se­pa­mos ha­cer des­de el 33 con or­gu­llo y dig­ni­dad. Des­de que di­ri­ge el pro­gra­ma, ¿es us­ted más sin­gu­lar? ¡Sí! Cuan­do fi­na­li­za el pro­gra­ma, soy una per­so­na di­fe­ren­te a la que era al ini­cio. Ca­da Sin­gu­lars te cam­bia, y lo di­go exen­to de to­da pe­dan­te­ría, por­que no soy só­lo yo, sino tam­bién la gen­te que nos si­gue y que ha no­ta­do que, gra­cias al pro­gra­ma, des­cu­bría co­sas que an­tes des­co­no­cía. Un día en­tre­vis­té a Fran­cis­co Mora y ha­bla­mos de la exis­ten­cia de Dios. En un mo­men­to de la char­la, me di­jo: “Dios no exis­te más allá del hom­bre”. En otro pro­gra­ma, Eduar­do Ga­leano me di­jo: “El mundo se di­vi­de en­tre in­dig­na­dos e in­dig­nos”. ¿Apor­tan algo o no, es­tas fra­ses? Oriol Ro­drí­guez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.